lunes 10 de mayo de 2021

Sin vacunas y con aumento de contagios, más gremios piden medidas para frenar la circulación

Los primeros días de las restricciones no cambiaron demasiado el panorama general, en especial en el transporte público. La baja es “poco significativa”, y reclaman mayores controles. La próxima semana habrá un paro en el sector aerocomercial, para reclamar la inmunización del personal. En el sector docente, aumenta la rebelión de los sindicatos que piden dar marcha atrás con la presencialidad.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Los 27 mil casos de coronavirus de este martes marcaron un nuevo récord en esta segunda ola, que tensiona al máximo el sistema sanitario, con datos realmente alarmantes. Las medidas de restricción que están en vigencia desde el viernes pasado por el momento no dieron resultados visibles, en especial en dos sectores claves para entender la suba de contagios: el transporte público y las aulas. En el primero de los casos, la mayoría de los sondeos afirman que por el momento la cantidad de personas que usan colectivos, trenes y subtes en la zona metropolitana no bajó, lo que genera postales preocupantes respecto del amontonamiento.

En este punto, los gremios del sector insisten en pedir nuevas medidas, entre ellas que se incluya a los trabajadores en el plan de vacunación como “prioritarios”, un pedido realizado en enero de este año por la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que no fue contestado. Incluso habrá un paro en el sector aerocomercial para reclamar dosis al personal.

Paros en educación

En cuando al sector educativo, en la Ciudad de Buenos Aires se multiplican los paros, ante los contagios entre alumnos y docentes, que según los sondeos superan los 1.500 desde la reapertura de las escuelas. La “rebelión” contra la presencialidad en las aulas llegó a Buenos Aires, donde un gremio del Frente de Unidad anunció el primer paro por este tema.

El aumento de casos de coronavirus genera alerta entre los gremios, que deben hacer equilibrio en la necesidad de mantener la actividad económica, pero cuidando a sus afiliados.

Ese fue tema de discusión en la última reunión de la mesa chica de la CGT, que no dejó mayores definiciones al respecto. Lo cierto es que las medidas restrictivas anunciadas la semana pasada no generó demasiado impacto en áreas claves, como el transporte. Los distintos sectores aseguran que la baja de pasajeros –que según el DNU deben ser sólo trabajadores esenciales –no disminuyó demasiado, sobre todo en la región del AMBA. En este sentido, los datos que manejan los sindicatos del sector hablan de una baja “poco significativa”, y piden medidas adicionales.

La situación en el subte

En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, desde la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) dijeron que “a simple vista no hay demasiados cambios”. Fuentes del gremio le confirmaron a Gestión Sindical que los datos oficiales del gobierno porteño “están actualizados recién al fin de semana”, por lo cual hay que esperar para ver efecto. Lo cierto es que al lunes 5 de abril hubo más de 240 mil pasajeros, mientras que el viernes 9, primer día de las restricciones, bajo un 17,5 por ciento. Esto es algo así como 42 mil pasajeros menos ese día.

Ante esto, este martes hubo una reunión entre funcionarios del gabinete nacional para analizar el impacto de las restricciones en el transporte, y se decidieron medidas adicionales para buscan bajar el riesgo de contagio en el transporte público. En este sentido, en el Ministerio de Transporte adelantaron que se mantendrán medidas que ya estaban vigentes, como la ventilación de unidades tanto de trenes como de colectivos. “Lo que estamos haciendo es adoptar acciones complementarias, como la fijación de ventanillas, para que no se puedan cerrar y que más allá de la lluvia o no lluvia, queden abiertas de manera permanente.

Todas estas medidas que se van a aplicar están consensuadas con las empresas y van a estar en funcionamiento a partir de que cada una de ellas pueda ir haciendo las adecuaciones necesarias”, destacaron desde la cartera que comanda Mario Meoni. Según los datos que maneja el Ministerio, en la actualidad hay 18 mil unidades de micros y colectivos funcionado en la región metropolitana, además de 1.900 frecuencias diarias de trenes, que involucran a 200 formaciones. Los números marcan que es difícil ampliar las frecuencias, algo que se viene pidiendo para evitar la gran cantidad de pasajeros que se vieron en los últimos días.

Trenes, colectivos y aviones

Una de las soluciones reclamada por los gremios del transporte es la vacunación masiva del personal que cumple funciones en el sector. Para eso, la CATT y sus integrantes vienen pidiendo ser parte de los grupos prioritarios para la inmunización, pero hasta el momento la falta de dosis no permite dar ese paso, y hay preocupación por el impacto de los contagios entre choferes e integrantes de los servicios. “Desde el gremio hicimos un pedido para que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires vacune a los trabajadores del subte, como otros sindicatos, pero no tuvimos respuesta”, dijeron desde la AGTSyP, que calificaron de “errática” la campaña de vacunación de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta.

En este sentido, en el sector aerocomercial la semana que viene los trabajadores de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) decidieron lanzaron un paro para la semana que viene para pedir vacunas y mejoras salariales.

“Venimos pidiendo vacunas para sostener los servicios, pero no fuimos escuchados, lo mismo que los otros reclamos, por eso nos obligan a tomar medidas de fuerza”, adelantó el coordinador nacional de ATE-ANAC Marcelo Belleli respecto a la protesta, que todavía no tiene fecha exacta. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente criticó a las autoridades del organismo, que “no tienen la decisión política de garantizar las condiciones laborales, incluyendo la vacunación del personal”.

La presencialidad en las escuelas, cada vez más cuestionada

Además del sector de transporte, los docentes están en pleno reclamo de medidas para evitar contagios, La presencialidad de las clases quedó en el foco de la polémica, y esta semana habrá paro de actividades en ambos lados de la General Paz. En la Ciudad de Buenos Aires, UTE y Ademys confirmaron protestas para este miércoles, medida para pedir “suspensión temporal” de la presencialidad, tras registrar un incremento de burbujas aisladas, docentes contagiados y familias que dejaron de mandar a sus hijos a los establecimientos educativos por temor a contraer Covid-19.

Según los datos que manejan los sindicatos porteños, hay más de 1.500 contagios en el sector, pero las autoridades porteñas, con cierto aval de sus pares nacionales, mantienen el actual esquema. Las protestas también se mudarán a la provincia de Buenos Aires, ya que el gremio UDOCBA, integrante del Frente Gremial de Unidad, hará el primer paro contra las escuelas abiertas.

El paro será también este miércoles, y si bien no se suman las principales organizaciones del sector, interpela a las autoridades, que el próximo jueves tendrán una reunión para definir el futuro de la actividad en los colegios.

También podría interesarte

Gremio docente nacional alertó sobre el aumento de contagios de covid-19 en niños, niñas y adolescentes

CTERA aseguró que en esta segunda ola se registró un aumento de los casos en …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *