lunes 15 de octubre de 2018
Inicio / Actualidad / Para FEDUN el paro universitario fue una respuesta “a la pérdida salarial que nos quieren imponer”

Para FEDUN el paro universitario fue una respuesta “a la pérdida salarial que nos quieren imponer”

El gremio docente realizó un paro de 48 horas que finalizó este martes, donde hubo “una acatamiento casi total”. El plan de lucha es en reclamo de aumento salarial y mayor presupuesto para el sector. Si no hay nueva convocatoria, habrá nuevas protestas, y no se descarta una gran marcha educativa. Un informe asegura que para frenar la caída de los salarios se debe dar un aumento cercano al 30 por ciento.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Con un alto acatamiento en las más de 50 universidades del país, los gremios de profesores de la educación superior no iniciaron las clases luego del receso invernal, ante la falta de acuerdo en la paritaria sectorial. Todo el arco sindical se sumó a la medida de fuerza, que se extenderá hasta que el gobierno nacional vuelva a convocar a la negociación, algo que no sucede desde mediados de mayo. Durante estos días, hubo actividades junto a los estudiantes, para reclamar un aumento salarial que frene la pérdida de poder adquisitivo, y para denunciar la crisis presupuestaria que vive el sector, y que afecta especialmente a universidades del conurbano bonaerense. Incluso, se le entregó un petitorio al ministro del sector, que se comprometió a recibir a los gremios la semana próxima. Desde la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) destacaron que el alto compromiso de los docentes es por el rechazo “a la pérdida salarial” que intenta imponerle el gobierno nacional. Las protestas seguirán hasta que se mejore la oferta salarial del 15 por ciento y se garanticen los fondos para las casas de altos estudios, tanto este año como el que viene. No se descarta otra gran marcha federal docente.

La FEDUN realizó un paro de 48 horas este lunes y martes, u llamó a continuar con el plan de lucha hasta que el Ministerio de Educación convoque nuevamente a discutir salarios. Junto con el resto de los gremios, las jornadas de lucha contaron con la adhesión de 170 mil docentes universitarios, en reclamo de una “propuesta salarial digna” y contra la demora de más de tres meses en el envío de fondos del presupuesto a las 57 universidades públicas. “El balance es muy positivo, tuvimos un acatamiento prácticamente total en todas las universidades públicas. Esto marca nuestro rechazo a la propuesta paritaria de un aumento del 15 por ciento, cuando el propio presidente de la Nación dice que la inflación este año va a ser del 30 por ciento”, sostuvo Daniel Ricci, titular de FEDUN.

En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente agregó que lo que expresaron los docentes en estos dos días “fue el rechazo a la pérdida salarial que nos quiere imponer el gobierno nacional”. Además, desde el gremio se presentaron para que el ministro del área, Alejandro Finocchiaro, firme un petitorio y acta de compromiso en que se enumeran las medidas a tomar para revertir y componer la situación. “El ministro recibió nuestro petitorio, y se comprometió a convocarnos a una reunión para la semana que viene, donde esperemos que podamos discutir una propuesta que acerque a una solución, porque la última oferta se mantuvo en los niveles de la hecha en marzo, lejos de la inflación real”, adelantó Ricci.

En la primera jornada de protesta, FEDUN junto a CONADU y CONADU Histórica realizaron un acto frente a la sede del Ministerio de Educación, donde insistieron con sus reclamos. Junto con el tema salarial, los gremios remarcaron que los problemas que atraviesan las universidades en materia de presupuesto impactan directamente en los docentes. Allí, la dirigencia remarcó que la situación excede lo netamente salarial, y denuncian la demora de más de tres meses en el envío de fondos del presupuesto a las universidades. “Nosotros estamos reclamando que se envíen los fondos para los gastos de funcionamientos a las universidades, porque el atraso que existe dificulta el normal desarrollo de las actividades”, dijo Ricci. Además, el dirigente alertó que el mes que viene el gobierno nacional debe presentar el proyecto de presupuesto 2019, y los gremios universitarios ya piensan en que se garanticen las partidas para subas salariales y gastos de las casas de estudio. “Deben garantizar los recursos para que el año que viene no pasemos por esto nuevamente”, subrayó el dirigente sindical.

En este contexto, Ricci y otros dirigentes se reunieron con varios diputados nacionales, entre ellos Daniel Filmus, Hugo Yasky, Laura Alonso y Juan Debandi, en una conferencia en la que se denunciaron “las políticas de ajuste del macrismo contra todo el sector trabajador y las clases medias, y contra la universidad pública, que tiene en nuestro país un fuerte y claro rol de agente de ascenso social”.

Durante las jornadas de lucha, FEDUN difundió un informe realizado junto al centro de Estudios para el Desarrollo Nacional Atenea donde analiza el impacto de la inflación en los salarios docentes. El 2018, remarca el trabajo al que tuvo acceso Gestión Sindical, encuentra a los salarios “casi empatados con la inflación”, sin embargo “los incrementos de los precios de los primeros meses del año impactaron significativamente en los salarios de forma tal que, aun con el 5 por ciento otorgado en mayo, es necesario obtener como mínimo un 5 por ciento más para recomponer los salarios o un bono de suma fija para recuperar el poder adquisitivo perdido entre el cierre del acuerdo 2017 en marzo y el mes de junio”, destacó el informe.

Además, Atenea y FEDUN concluyen que para equiparar el alza de los precios hasta diciembre de 2018, el acuerdo salarial “deberá obtener como mínimo un incremento del 20 por ciento adicional”. “Nosotros mes a mes seguimos la pérdida salarial, lo que vemos es una inflación cada vez más alta, mientras los salarios los tenemos prácticamente congelados”, completó Ricci.

El paro de FEDUN fue parte de una parálisis total de la actividad universitaria, ya que los otros gremios universitarios tampoco volvieron a clases. Desde CONADU hablaron de “altísimo acatamiento” al no inicio de clases, y denunciaron un recorte en los fondos del sector de “cerca de 3 mil millones de pesos”. Por su parte, la CONADU Histórica centraron sus expectativas respecto al encuentro de la semana próxima.

Luis Tiscornia, secretario general de ese gremio, señaló que espera que la convocatoria exista y que “no sólo sea una reunión sino que haya una oferta salarial realmente aceptable que permita encausar esta negociación”. Asimismo agregó que “el acatamiento al paro es realmente muy fuerte, supera el 90 por ciento con asambleas y pronunciamientos de las cátedras que se manifiestan masivamente en adhesión a la medida, es una expresión muy fuerte del reclamo y de la indignación que hay en la docencia universitaria”. En tanto los gremios analizarán los alcances de la medida, y podrían volver a realizar actividades conjuntas. FEDUN tendrá un plenario de secretario general el viernes 10. “Ahí evaluaremos la continuidad de las medidas de fuerza, y si no tenemos una respuesta a nuestras demandas o una nueva oferta paritaria habrá nuevos paros”, adelantó Ricci. Además, se comenzó a hablar de hacer “una gran marcha nacional, a la que se buscará sumar “no sólo a los otros gremios sino a los no docentes y los estudiantes”.

También podría interesarte

Tandil: trabajadores de la Metalúrgica de Renault tomaron la fábrica denunciando su “vaciamiento”

El conflicto deviene desde hace varios meses, con despidos y suspensiones. Sin embargo, ante un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *