miércoles 11 de diciembre de 2019
Inicio / Actualidad / Mara Ruiz Malec, la joven economista en la que piensa Kicillof para el ministerio de Trabajo

Mara Ruiz Malec, la joven economista en la que piensa Kicillof para el ministerio de Trabajo

Las versiones que circulan ubican a esta asesora en la Cámara de Diputados del gobernador electo como la posible titular de la cartera laboral. Los gremios dicen desconocer la noticia, y afirman que no fueron consultados. Sorpresa porque no se ubicaría en el lugar un laboralista. Perfil de una funcionaria técnica, que deberá afrontar el descontento sindical por el deterioro laboral.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En los medios de comunicación, todos los días aparecen listados de posibles ministros para el gobierno de Alberto Fernández. Hay algunos que se mueven como si ya lo fueran –como Felipe Solá, que es candidato a ser Canciller y estuvo muy activo a partir del golpe de Estado en Bolivia –y otros son número puesto. Lo cierto es que no hay espacio para mayores sorpresas. En cambio, en la provincia de Buenos Aires, el equipo que acompañará al gobernador Axel Kicillof es toda una incógnita.

Más allá de los cuatro dirigentes nombrados para encabezar la transición, no hay precisiones sobre los ministros y funcionarios que serán parte de la gestión, más allá de este reducido grupo de hombres y mujeres de confianza. En las últimas horas, comenzó a circular el nombre de la economista Mara Ruiz Malec como futura ministra de Trabajo bonaerense, e incluso algunos artículos la dan como confirmada.

La noticia tomó por sorpresa al sector sindical, en donde admiten que desconocen la confirmación de la posible funcionaria. Integrante del Instituto de Trabajo y Economía (ITE), Ruiz Malec tendrá, de ser confirmada oficialmente, la difícil tarea de recomponer la relación de los gremios con el Estado provincial, en especial los estatales, que luego de cuatro años de gestión de María Eugenia Vidal tiene un enorme atraso salarial.

Las versiones sobre la llegada de Ruíz Malec al futuro gabinete comenzaron a correr esta semana, pero no fueron confirmadas por el entorno del gobernador electo. En la previa, no había candidatos a esa cartera, y su nombre surgió como parte del entramado interno de poder.

En la transición que comenzó luego del triunfo electoral, las áreas de trabajo y producción quedaron bajo la coordinación de Augusto Costa, ex secretario de Comercio Interior de la nación y uno de los economistas más cercanos a Kicillof. En un principio se especuló con el propio Costa en la cartera laboral, pero todo indica que irá al equipo económico.

Para los gremios, la postulación en toda una sorpresa. Los dirigentes consultados por Gestión Sindical tanto del sector privado como de los estatales afirmaron que no tienen “ninguna confirmación” de la designación, y adelantan que nunca fueron consultados.

Apenas se conoció la idea algunos dirigentes comenzaron a hacer consultas, pero sostienen que “hay mucho hermetismo en las futuras autoridades”. Se sabe que el equipo de Kicillof sería ingresado por quienes lo vienen acompañando en la función pública, pero dejando lugares para los aliados del frente de Todos, que en la Provincia van desde La Cámpora y Sergio Massa hasta los intendentes, fundamentales en su triunfo.

Ruiz Malec es economista de carrera, egresada de la UBA, con un posgrado en Desarrollo Económico en la Universidad de San Martín. No tiene mayores vínculos sobre la cuestión laboral, salvo que es columnista del portal Cenital –que dirige el periodista Iván Schargrodsky -, donde escribe sobre cuestiones de empleo y producción. Además, en el último tiempo participó de actividades con dirigentes sindicales, pero sin una relación cercana.

En este sentido, algunos dirigentes creen que sería “extraño” que no haya un abogado laboralista frente a la cartera. “No sé el conocimiento que tenga del mundo gremial, pero sorprende que no haya un dirigente con lazos con los sindicatos en ese puesto. Sería una cuestión difícil de explicar”, le dijo a Gestión Sindical un dirigente consultado por la supuesta designación.

En este sentido, el mismo dirigente adelanta que existe una versión que indica que “el nombramiento sería por seis meses”, y luego se buscaría un ministro con otro perfil menos técnico, alguien con experiencia en la relación con los gremios.

En tanto, Ruiz Malec forma parte del equipo de Kicillof que elaboró la propuesta económica para la provincia de Buenos Aires, además de trabajar como asesora del ex ministro nacional en la cámara de Diputados.

En una pequeña biografía escrita en su presentación como columnista de Cenital dice que en sus notas “te puedo contar qué es una LEBAC y dónde encontrar el último dato de producción industrial. Si te lo puedo explicar con dibujos o íconos, mejor”. “Gran parte de mi tiempo se lo dedico al Instituto de Trabajo y Economía (ITE), donde disfrutamos la discusión crítica sobre temas estructurales y de coyuntura”, agrega. En agosto de este año, escribió “La reforma laboral: el coco está en la casa”, una columna donde analiza los intentos del macrismo de realizar cambios en el mundo del trabajo.

“La discusión sobre cómo incorporar nuevas tecnologías, cómo administrar los tiempos de trabajo, incluso cómo administrar la incertidumbre (de la pérdida, pero también de la ganancia) pueden ponerse sobre la mesa. Las nuevas formas del trabajo, en un momento donde la tecnología debería mejorar los procesos productivos, y por lo tanto la productividad y la rentabilidad, no deberían empeorar las condiciones de vida de los trabajadores”, afirmó Ruíz Malec.

Para la posible ministra de Trabajo la clave “debería estar en las instituciones, para que coordinen una negociación sabiendo que el sector trabajador suele estar más desprotegido (más aún en tiempos de destrucción de empleo) y que el empresariado debe ceder en algo”. Toda una definición. Además, participó en la elaboración del documento “Agenda Urgente para una sociedad de trabajo”, que se presentó en julio de este año, con el ex ministro de Trabajo Carlos Tomada a la cabeza.

De asumir, los grandes desafíos de su gestión serían por un lado normalizar un mercado del trabajo muy golpeado por la crisis de los últimos años, y además contener el descontento de los gremios por el enorme deterioro salarial que viene sufriendo producto de la inflación. La provincia de Buenos Aires sufre despidos y suspensiones en el cordón industrial, además de la pérdida constante de puestos laborales en sectores como el comercio, por la baja del consumo.

Además, por primera vez en años algunas de las paritarias estatales no están cerradas, como sucede con los judiciales. En este sentido, esta semana la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) realizará una nueva presentación ante la actual gestión provincial exigiendo “la urgente convocatoria a paritarias”, para dar continuidad a las negociaciones suspendidas unilateralmente.

Además, pidió la intervención de la Suprema Corte de Justicia, para que “asuma la responsabilidad institucional de convocar al Ejecutivo y a la AJB, así como la suspensión de los descuentos por días de paro”. Pensando en el futuro, el gremio pidió una entrevista con Kicillof para “abordar las diferentes problemáticas que afectan al Poder Judicial -y en particular la necesidad urgente de recomposición salarial-, ante el inminente cambio de autoridades en la provincia”.

También podría interesarte

Caída del salario real y aumento del desempleo y la pobreza, las peores caras de la herencia M

Un informe del centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores analiza la gestión macrista …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *