16 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Gremios aeronáuticos alertan sobre el impacto de un fallo a favor de las low cost

10. 05. 2022

Ante la posibilidad que la Justicia rechace el esquema de tarifas que dispuso el Gobierno, las organizaciones aseguran que eso puede perjudicar a Aerolíneas Argentinas.

Gremios aeronáuticos se mantienen expectantes ante la posibilidad que la Justicia falle a favor de las empresas low cost, que reclamaron que se elimine el sistema de tarifas mínimas y máximas que puso en vigencia el Gobierno nacional.

Las aerolíneas de bajo costo presentaron un amparo contra el decreto oficial que limita las ofertas de pasajes, creando bandas de valor para evitar que estas firmas tengan ventaja competitiva con los otros actores del sector, en especial la estatal Aerolíneas Argentinas.

Según las organizaciones sindicales, si se logra una medida judicial a favor la empresa de bandera «profundizará el déficit», y alentará los «reclamos de privatización». Además, sostienen que se necesitan más políticas para desarrollar la industria y generar puestos de trabajo.

Las low cost judicializaron la disputa con el Gobierno, que puso a través del decreto 879 un límite a las tarifas bajas. A través de un sistema de «bandas tarifarias», se busca evitar «situaciones de abusos tarifarios» y «prácticas predatorias y de especulación económica» en el sector, buscando proteger especialmente a Aerolíneas Argentinas.

En el gobierno de Mauricio Macri, se había desregularizado el valor de los pasajes, lo que generó el auge de estas empresas, que ofrecen viajes a muy bajo valor.

«Si se permite que no haya tarifas mínimas, Aerolíneas Argentinas tiene un competidor directo, con fondos de dudosa procedencia, que pueden trabajar a pérdida sin problema. Esa advertencia lea venimos haciendo desde que comenzaron a operare las empresas low cost«, le dijo a Gestión Sindical una importante fuente del sector, vinculada a los gremios.

Si se confirma el fallo, la empresa de bandera «profundizará su déficit, alentando discursos que buscan privatizarla o incluso cerrarla, como dijeron algunos referentes de la derecha».

Si avanzan esta política, afirman desde el entorno sindical, las empresas de baja tarifa «se quedarán con las rutas rentables, y las que no lo sean tendrían que se voladas por el Estado, a pérdidas».

Contra la precarización

Las empresas low cost ganaron protagonismo en el país a partir de la política para el sector del macrismo, llamada «la revolución de los cielos». Desde un primero momento, gremios se opusieron al modelo, por las condiciones laborales de sus empleados.

La pelea se profundizó cuando dos de las firmas, Flybondi y Norwegian, fomentaron la creación de sus propios sindicatos, que representan a todo el personal, quebrando la representación por rama que existe en el sector.

A partir de esto, Sindicatos Aeronáuticos -pilotos de APLA, los técnicos de APTA, el personal de tierra de APA, el personal superior de UPSA y los controladores aéreos de ATEPSA– comenzó una fuerte pelea para evitar la precarización de los trabajadores.

Aseguraron que están a favor del crecimiento de la industria aeronáutica, que permita generar puestos de trabajo, «pero esos puestos deben ser de calidad, bajo los convenios colectivos vigentes, respetando las leyes laborales».

GREMIOS DE LAS «LOW COST» CRITICARON LA POLÍTICA AEROCOMERCIAL DEL GOBIERNO Y EVALÚAN MEDIDAS DE FUERZA

En este contexto, se espera que la Justicia determine la constitucionalidad o no del decreto gubernamental, para ver cómo sigue el sector. El amparo lo presentó Flybondi, pidiendo que la Justicia intervenga «inmediatamente», y apuntó directamente contra Aerolíneas Argentinas, argumentando que las bandas «favorecen» a la empresa de forma «inconstitucional».

La causa recayó en el Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nº7, a cargo de Pablo Gabriel Cayssials, quien ya pidió a las autoridades nacionales que justifiquen la medida, y podría definir en breve sobre el tema.

Faltan políticas

En este contexto, los gremios apuntan a la falta de «políticas claras» por parte del gobierno y el Ministerio de Transporte, que pese a las promesas no logra convencer a los sindicatos. En este punto, hay quejas al rol de la ANAC.

«Hay una falta de gestión terrible en la conducción del organismo, no hay una mesa de consenso y de diálogo para tratar de reunir a los actores del sector y buscar soluciones a los problemas», se quejaron desde la seccional de ATE en el organismo. Ante la consulta de Gestión Sindical, remarcaron que hay «una desidia total» en las autoridades.

ATE-ANAC viene reclamando una serie de medidas para mejorar la situación de la industria, además de otras por condiciones laborales de los trabajadores de la administración.

En este punto, hubo una amenaza de paro a comienzos de abril, pero se logró evitar la medida de fuerza porque se abrió una negociación para discutir una serie de reivindicaciones, entre ellas lograr un Convenio Colectivo propio.

En este sentido, en ese momento por primera vez se logró un ámbito específico y sectorial para discutir carrera, salario y otras cuestiones. Pero hasta el momento no hubo avances, por lo cual «podemos entrar en cualquier momento en conflicto».

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales