11 de Agosto
de 2022
Actualidad.

Gremios cordobeses resisten la intervención de la regional de la CGT: «Es insólito»

30. 07. 2022

La dirigencia rechazó la decisión de la Secretaría de Interior de la central obrera de desplazar a las actuales autoridades de la seccional.

Distintos gremios que integran la Regional Córdoba de la CGT rechazaron por «insólita» la decisión de la conducción nacional de la central obrera de intervenir la seccional, y desplazar al hasta ahora secretario general José Pihen. La medida la tomó la secretaría del Interior que comanda el metalúrgico Abel Furlán, y contó con el respaldo de los tres conductores cegetistas, Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña.

La decisión se tomó luego que las negociaciones con los distintos sectores que componen el movimiento obrero de Córdoba no lograran cerrar una conducción consensuada.

En respuesta, mediante un escueto comunicado, la CGT Regional Córdoba expresó: «Ante la insólita comunicación dela CGT Nacional publicada en el día de la fecha, convocamos a Plenario Extraordinario para el próximo lunes 1 de agosto».

En el párrafo final, el documento, con la firma de José Pihen, afirma que la decisión «empuja a la división y el debilitamiento del Movimiento Obrero de Córdoba en el momento político en que más necesaria es la Unidad».

La actual conducción de la CGT regional, repudió la comunicación de la intervención y llamó a un Plenario Extraordinario para el lunes que viene, a las 17, en la Casa Histórica de avenida Vélez Sársfield 137.

Pelea interna

La disputa está dada entre el propio Pihen y alrededor de 70 gremios que reconocen su conducción, más otro grupo liderado por Rubén Urbano (UOM) y Pablo Chacón (Empleados de Comercio), referentes del Movimiento de Trabajadores de Córdoba (MTC).

Urbano y Chacón, que lideran dos gremios de los llamados “fuertes” (metalúrgicos y comercio), propugnan una «renovación» de la CGT Regional con distintos argumentos, como la falta de legitimidad de Pihen, por tratarse de un representante de un gremio público o el tiempo que lleva a frente de la delegación.

¿Linda charla? La reunión de Scioli con los popes de los gremios industriales que no sirvió de nada

Hay un tercer sector, donde se enrolan gremios como Luz y Fuerza de Córdoba y el Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba (SURRBAC), cuyos referentes son Gabriel Suárez y Mauricio Saillén, que también pretende reincorporarse a la CGT Regional.

Argumentos de la intervención

La decisión de no darle más tiempo a la dirigencia cordobesa se confirmó mediante un documento publicado en varios medios ayer jueves. «Luego de numerosas reuniones entre los referentes de los distintos gremios, no se alcanzó un acuerdo para integrar una lista de unidad, hecho este que obliga a quien tiene la responsabilidad de encausar la normalización de las delegaciones regionales, a no resignar esfuerzos en búsqueda de zanjar las hipotéticas disconformidades imperantes», explicaron en el texto.

La CGT nacional recostó la resolución en la potestad que tiene el Consejo Directivo Nacional en cuanto «acción, orientación y dirección» de las delegaciones regionales creadas o a crearse dentro del territorio del país. La medida adoptada desplaza del máximo cargo a Pihen del sindicato de empleados públicos de la provincia y cercano al gobernador Juan Schiaretti.

La intención de la conducción nacional de CGT es respetar el mandato de la unidad. Ese fue la misión otorgada a Otero, pero sin acuerdo se definió la intervención.

«Por tal motivo se ha decidido suspender cualquier actividad dentro de la Delegación Regional, facultando al compañero Horacio Otero a designar tres representantes de organizaciones confederadas de la jurisdicción, a fin de integrar bajo su conducción una Comisión Normalizadora con el propósito de alcanzar la tan ansiada unidad», concluyeron.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales