11 de Agosto
de 2022
Fuera de Megáfono.

¿Linda charla? La reunión de Scioli con los popes de los gremios industriales que no sirvió de nada

29. 07. 2022

El entonces ministro de Desarrollo Productivo les había prometido defender los puestos de trabajo. 24 horas después eyectado del suyo y enviado de nuevo a la embajada de Brasil.

Tal vez al menos la charla estuvo entretenida y tomaron unos ricos cafés. En ese caso los popes de los gremios industriales tendrán al menos un buen recuerdo del encuentro del miércoles pasado con Daniel Scioli. Ese día, el todavía ministro de Desarrollo Productivo se comprometió a «defender cada puesto de trabajo». Pero apenas 24 horas después fue eyectado del suyo.

La reorganización del gabinete económico dejó la cartera que ocupaba el ex gobernador bonaerense bajo el mando del ahora superministro Sergio Massa. Así, todo lo prometido en el encuentro realizado en el SMATA no sirvió de nada. Y, por estas horas, Scioli ya prepara las valijas para volver a la embajada de Brasil.

Es cierto que se podría maquillar la situación y decir que lo expresado en esa reunión fue una muestra del pensamiento de la Casa Rosada. Pero la realidad es que ahora los sindicalistas sienten, y con razón, que todo vuelve a fojas cero en relación a las promesas que se les realizaron.  

La CSIRA está integrada por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), el Sindicato de Mecánicos y Afines de la Industria Automotor, (SMATA), la Asociación Obrera Textil (AOT), la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA); Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) y ASIMRA (Supervisores metalmecánicos), entre otros gremios del sector industrial.

Ante los dirigentes de la Confederación de Sindicatos Industriales (CSIRA), Scioli aseguró que «el objetivo central del Gobierno es impulsar la producción y el empleo para alcanzar el equilibrio fiscal a través del crecimiento».

La promesa que Scioli no podrá cumplir

Quienes estuvieron en ese cónclave contaron que el funcionario que apenas estuvo 43 días en el ministerio de Desarrollo Productivo «se comprometió a regresar al sindicato lo antes posible para entablar una charla más profunda».

Eso, claro está, no pasará, ya que el ex piloto de motonáutica irá por su segundo período como embajador en Brasil, donde estuvo dos años y medio, luego de llegar al país vecino en diciembre de 2019.

Scioli, en el encuentro de despedida con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuando dejó la embajada.

Su regreso a la Argentina se había producido exactamente el 4 de junio pasado, cuando fue convocado para hacerse cargo de la cartera productiva tras la abrupta salida de Matías Kulfas, quien renunció en medio de cruces con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Pero este jueves Alberto Fernández decidió que Massa sea el nuevo ministro de Economía, Producción y Agricultura, áreas que eran ocupadas por Silvina Batakis, el propio Scioli y Julián Domínguez, respectivamente.

ELECCIONES MERCANTILES: SE IMPUGNÓ UNA LISTA Y SE REEDITA EL DUELO CAVALIERI-MUERZA

Y el presidente de la Nación también determinó que el empresario licenciado en Comercialización vuelva al país «mais grande do mundo», ya que valora su trabajo realizado allí y le da gran importancia a la relación biletaral.

«A pedido del presidente Alberto Fernández, Daniel Scioli volverá a la embajada argentina en Brasil, donde realizó un excelente trabajo. El presidente le agradece profundamente haber estado presente en el gabinete cuando fue convocado», expresaron desde Casa Rosada por medio de un comunicado.

La relación distante con Massa, otra razón de su salida

Sin embargo, la realidad es que detrás de su salida hay otro tema muy importante: la relación distante que mantiene con Massa. Incluso, algunos hasta hablan directamente de una pelea entre ellos.

Fuentes cercanas a ambos aseguran que en realidad nunca se llevaron bien, pero en los últimos años la situación empeoró. Especialmente cuando, ante la salida de Kulfas de su cargo, Massa propuso a José de Mendiguren como sucesor.

La llegada de Sergio Massa al gabinete cuenta con el aval de la CGT y ya se negocia una reunión

Como es sabido, su idea no tuvo éxito, lo que le generó una molestia que aumentó más cuando Alberto Fernández, por impulso de Santiago Cafiero, lo llamó a Scioli.

Lo concreto, y más allá de todos los matices y de las razones expresadas o ocultadas, es que los gremios industriales quedaron en un limbo. Seguramente la noticia conocida este jueves habrá sido un trago amargo para ellos.

En tanto, desde el entorno de Scioli aseguran que está más que conforme con su nuevo-viejo destino. Y en todo caso, de no ser así, podrá endulzar algún sinsabor tomando una rica caipirinha.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales