07 de Julio
de 2022
Actualidad.

Elecciones en ATE: el oficialismo se adjudicó el triunfo por más de 12 mil votos

03. 09. 2015

Los comicios de ayer no tiene resultado oficial, pero la lista de Hugo Godoy asegura que logró un “triunfo importante”. Además, se ganaron al menos 13 provincias, contra siete logradas por la oposición. Hay tres en disputa y una ganada por el clasismo. La sorpresa fue el triunfo del yaskismo en Capital Federal. Holgado triunfo de Oscar de Isasi en provincia de Buenos Aires.

Pese al cierre de campaña tenso, que incluyó acusaciones cruzadas entre las partes, las elecciones nacionales de ATE se desarrollaron con cierta normalidad, y más allá de algunos incidentes aislados se vivió una jornada electoral tranquila. En este contexto, la oficialista lista Verde-Anusate se adjudicó el triunfo a nivel nacional y en al menos 13 provincias, por lo que conducirá los destinos del sindicato hasta 2019. La lista Verde y Blanca, vinculada al kirchnerismo, se impuso en 7 provincias, y dio la sorpresa en Capital Federal, donde se quedó con la conducción. El panorama que se abre de aquí en adelante, en un gremio evidentemente fragmentado.

Si bien los resultados no fueron oficializados, el oficialismo se adjudicó el triunfo, por más de 10 mil votos a nivel nacional. Además, la lista triunfó en la provincia de Buenos Aires y 12 distritos más, según las fuentes consultadas por Gestión Sindical. En tanto, y pese a que todavía no reconoció el triunfo de Hugo Godoy, la lista de Fernando Acosta se quedaría con la conducción de siete provincias. Además, hay tres en disputa mientras que Mendoza quedó en manos del clasismo.

“Creemos que entre hoy y mañana la Junta Electoral va a oficializar nuestro triunfo, que a esta altura es por más de 12 mil votos”, le dijo a Gestión Sindical Godoy. El retraso en los resultados finales se debe a que las elecciones cerraron a las 20 de ayer, y en muchos lugares no hubo resultados finales hasta las cinco de la mañana de hoy. “Las planillas nos dan ganadores claramente, el resultado es inmodificable”, resaltó el candidato de la lista Verde-Anusate.

En tanto, desde la lista Verde y Blanca se denunció que hubo algunos problemas con sus fiscales al inicito de la elección, en especial en la provincia de Buenos Aires. Según declaró el propio Acosta, hubo “actitudes patoteriles” de parte del oficialismo de ATE, que no permitió la fiscalización en algunas mesas. Las denuncias concretas se dieron en lugares de votación de José C. Paz, La Matanza, Ezeiza, Azul, Mar del Plata, Ezeiza, Bahía Blanca, Patagones, entre otros, donde los fiscales de la lista opositora no pudieron realizar su tarea, porque fueron “expulsados” por las autoridades de mesa, vinculados a la lista del oficialismo.

Estas denuncias fueron descartadas por Godoy. “El dato más significativo por la transparencia de los comisiones, que fueron fiscalizados por el Ministerio de Trabajo nacional, los ministerios laborales provinciales y por veedores internacionales. No hubo ningún incidente de importancia, más allá de algunas impugnaciones menores”, remarcó el dirigente. Para Godoy, “el dato político destacado fue la alta participación, estamos muy contentos y satisfechos de los valores que tan fuerte están afianzados en ATE, más allá del sector al que se pertenezca”.

Por su parte, el clasismo de la lista Bermejón se adjudicó el triunfo en Mendoza, la única seccional que salió de la polarización que se dio a nivel nacional. En la provincia cuyana, Roberto Macho será el secretario general, en reemplazo de Raquel Blas, quien encabezó la lista nacional de este espacio. Fuentes de esa lista le adelantaron a Gestión sindical que Macho logró unos “1.400 votos, contra 900 de su principal competidor, Carlos Simón”, quien era parte de este espacio pero después rompió para presentarse con una lista propia.

Cambio en Capital

La gran sorpresa de la jornada fue el triunfo del yaskismo en la Capital Federal, que desplazó al oficialismo en la conducción. La seccional porteña fue la que más sufrió el quiebre de la CTA de 2010, que dejó fracturada la conducción de ATE, donde el sector cercano al gobierno tiene importante inserción. Pero además, la elección porteña blanqueó una realidad: la pelea entre Víctor de Gennaro y Pablo Michelli.

La fractura hizo que Daniel Catalano, de la lista verde y Blanca, se impusiera con 4401, superando a José Luis Matassa, que responde al actual secretario general de la CTA Autónoma, por unos 300 votos (4064 obtuvo la lista Verde). La lista Verde Celeste y Blanca de De Gennaro logró 3813 sufragios, mientras que el clasismo estuvo lejos de estos espacios, tanto la lista Bermellón (1328) como la lista Roja Gris (256).

En tanto, en la provincia de Buenos Aires el triunfo del oficialismo fue contundente, por lo que el actual secretario general del gremio, Oscar de Isasi, logró su reelección hasta 2019. Según informó la seccional bonaerense en su página web, sobre un total de más de 768 mesas escrutadas de un total de 955, donde votaron 30.946 afiliados, la lista verde Anusate “arrasó con el 74 por ciento de los votos, sacando una diferencia de alrededor de 17.424 sobre la lista Verde y Blanca”. Estos datos corresponden a 31 seccionales con escrutinio definitivo de la provincia de Buenos Aires y 12 seccionales con escrutinio parcial sumadas al resultado, también parcial, del CDP.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales