25 de Septiembre
de 2022
Actualidad.

Con una inversión de $ 300 millones, el Sindicato de Camioneros inauguró un hospital en Mendoza

26. 10. 2015

El sindicato que conduce Hugo Moyano abrió el hospital Santa Isabel de Hungría. Está ubicado en Villa Nueva.

Se llama Santa Isabel de Hungría. Ubicado sobre la calle Pedro del Castillo al 2854, en Villa Nueva, cerca del Notti, en Guaymallén. Impacta la arquitectura de su frente e interiores y el volumen de construcción, ya que cubre 9.000 m2 en dos plantas, sobre la base de un terreno de casi una hectárea. Dispone de 120 camas de internación y 22 consultorios externos.

Más de dos años pasaron desde que el sindicalista Hugo Moyano presentó en Guaymallén el moderno hospital Santa Isabel de Hungría, propiedad del sindicato de los camioneros. Luego del corte de cintas, una serie de obstáculos dilataron la apertura, hasta que finalmente -y aunque parcialmente- inauguró.

Lujoso, moderno y de alta complejidad son las características del hospital, ubicado en calle Pedro del Castillo 2854, de Villa Nueva, cerca del Notti. El director médico será el doctor Aldo Marcantoni.

Ahora, con todos los conflictos resueltos, se encuentran en la etapa de conformación del staff médico, ya que hay áreas específicas en las que los jefes serán médicos reconocidos en el medio.

El edificio tiene 84 habitaciones con 128 camas disponibles y recibirá tanto a los afiliados de camioneros como a pacientes externos al sindicato.

El hospital Santa Isabel de Hungría cuenta con televisión y Wi-Fi en las habitaciones.

Las camas son inteligentes, lo que permite realizar movimientos con mayor facilidad y se transforman en camillas para casos en los que hay que trasladar a los pacientes. Además, tienen un sistema de detección de movimientos que avisa a la enfermera si el paciente se baja de la cama.

También permite anexar dispositivos y puede transformarse en una unidad de cuidados intensivos, especial para situaciones de crisis.

En cuanto a la maternidad, hay dos quirófanos, uno para partos naturales y otro para cesáreas.

Además se están preparando dos cuartos para trabajo de parto, partos y recuperación inmediata, para que las mamás que lo deseen tengan a su hijo en la habitación sin tener que ir al quirófano. La sala de Neonatología tiene capacidad mínima de 8 camas.

Para facilitar trámites se decidió trabajar con un sistema de historia clínica electrónica, que funciona desde el momento en el que el paciente ingresa al hospital.

Allí se va indexando todo lo que pasa con el paciente, por lo que no va a haber fragmentos dispersos del historial de cada persona, sino que estará siempre completo.

Otro aspecto a destacar son las salas de terapia intensiva y unidades cardiovasculares, donde hay diez camas. Además, hay otras cinco en terapia intensiva pediátrica y tres en recuperación cardiovascular.

Estas camas tienen módulos desmontables, que pueden trasladarse si el paciente lo necesita.

También habrá 17 consultorios externos para atención general ambulatoria, que cuentan con el instrumental necesario para las tareas de los profesionales médicos (tensiómetro, termómetro, oxímetro y estetoscopio de pulso, entre otros).

Hay ocho quirófanos, todos de última generación. Cuatro están equipados con sistema de flujo de aire con filtro absoluto y sistemas de extracción. Las camillas tienen autonomía de batería de 72 horas, con torretas de cinco gases y lámparas de LED.

Hay una camilla de transferencia, que se coloca en una apertura en la pared que da a los quirófanos, lo que permite ingresar al paciente al sector restringido sin que el enfermero tenga que pasar.

El sector está unido a la entrada de emergencia, donde hay un box de observación, un shock room y un quirófano de emergencia.

El hospital cuenta con un angiógrafo Philips de última generación, el único de la región y uno de los tres que hay en el país. Los otros están en Buenos Aires. La hemodinamia consiste en un mapeo de las venas y las arterias, haciendo diagnóstico por imagen y permitiendo intervenir.

Si hay taponamientos se puede tratar con cateterismo o realizar intervenciones vasculares y de oncología intervencionista, entre otras.

La sala tiene la capacidad de transformarse en un quirófano, donde el sistema de aire acondicionado crea una burbuja de aire positivo que impide el ingreso de bacterias.

Además, hay con una sala de recuperación con dos camas y una enfermería. Esto no sólo estará al servicio del hospital sino que médicos externos pueden solicitarlo.

Para el servicio de diagnóstico por imágenes se compró el resonador magnético Philips 3 Tesla, primero de estas características en Cuyo.

El servicio de radiología y mamografía digital directa posibilitan estudios rápidos sin el proceso de digitalización secundaria de imagen. Hay equipos de ecobidimensional, ecodoppler, ecodoppler color, ecografía transvaginal y volumétricos y un tomógrafo computado Philips multidetector.

Las sillas y sillones de las salas de espera y habitaciones son comodísimos. Cada habitación tiene ventana hacia un patio interno, lo que elimina la sensación de encierro.

Todo el edificio está construido como bloque alrededor de patios, lo que genera espacios ventilados y con iluminación directa.

En cuanto a la cocina, las instalaciones son de acero inoxidable y hay tres cámaras de frío, una para frutas y verduras, otra para lácteos y la tercera para carnes. Allí funcionará Bromatología, que garantizará la calidad de los alimentos.

Fuente: Diario La Jornada

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales