miércoles 3 de junio de 2020
Inicio / Actualidad / Trabajar en tiempos de pandemia: casi 400 denuncias por despidos, suspensiones y violaciones de la cuarentena

Trabajar en tiempos de pandemia: casi 400 denuncias por despidos, suspensiones y violaciones de la cuarentena

Un informe del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma recopiló 369 de estos hechos desde que se decretó el aislamiento social obligatorio. El sector manufacturero y el comercio, lo que más casos registran. La entidad alerta que el incumplimiento de las normas de seguridad aumenta los contagios de Covid-19 en los lugares de trabajo.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En su planta de la localidad de Canning, en el sur del conurbano bonaerense, la firma Ternium-Siderar retomó sus actividades en varias de sus áreas. La empresa, parte del grupo multinacional Techint, logró al parecer una autorización para que unos 100 operarios vuelvan a sus tareas en medio de la pandemia por coronavirus. Pero el gremio metalúrgico UOM asegura que la autorización “es irregular”, ya que la dio la Municipalidad de Ezeiza, y no para todos los sectores. La polémica muestra que en muchos sectores el aislamiento social comenzó a flexibilizarse, pese a las recomendaciones de los especialistas. Estas situaciones, junto con los despidos, las suspensiones y las bajas salariales, son las que más preocupan a los gremios, que vienen denunciando este avance sobre los derechos de los trabajadores.

Desde que comenzó la cuarentena, la CTA Autónoma realiza una recopilación de estos hechos, y anunció que hasta este momento hay casi 400 hechos de este tipo, y reclamó medidas para evitar que aumenten. Casos como el que sucede en la subsidiaria de Techint no es aislado, y marca la necesidad de aumentar los controles. Además, en otros sectores que están autorizados a trabajar denuncian que no se cumplen las normas de seguridad e higiene.

A partir de un relevamiento permanente que se hace desde que se inició la cuarentena, el Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma viene monitoreando el avance de las violaciones de los derechos de los trabajadores, tanto en material salarial como en condiciones de trabaja.

En su último informe, la entidad encontró hasta la fecha “un total de 369 denuncias que incluyen reclamos por despidos, suspensiones y recortes salariales, falta de pago de las remuneraciones, violaciones a las medidas de seguridad, violaciones al alcance de la cuarentena, entre otras”. “Se trata de un relevamiento de mínima, ya que se realiza a partir de información proveniente de aquellos trabajadores y trabajadoras que han logrado visibilizar públicamente cada una de estas situaciones, así como también de información recopilada en el ámbito de la CTA Autónoma”, aclaró el trabajo, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

Para el observatorio, resulta llamativo que en los reclamos de incumplimientos “se encuentran denunciadas las principales empresas del país, alcanzando a una gran cantidad de sectores de la actividad económica”, como sucede en el caso de Techint.

En su informe, la entidad detectó violaciones en varios sectores, como comercio, industria manufacturera (alimentación, papel y jabón), transporte de mercancías y pasajeros, telecomunicaciones, personal de seguridad, maestranza y se agregaron en los últimos días al interior de entidades bancarias. En el sector industrial, el caso de Techint sigue generando polémica.

La seccional Avellaneda de la UOM ratificó la denuncia, y apuntó a la “autorización obligatoria” realizada por la Municipalidad de Ezeiza. Pero en el distrito negaron la situación. En este sentido, desde el entorno del intendente Alejandro Granados dijeron “que no pueden autorizar a trabajar a esa o ninguna empresa”, y que eso es una cuestión nacional. “Si la planta está trabajando es porque cumple los requisitos del decreto nacional”, le confirmaron a Gestión Sindical. En tanto, desde la firma multinacional se limitaron a comentar que hay “personal afectado a las tareas esenciales, y el resto hace teletrabajo dentro de las posibilidades”.

En cuanto al sector comercio, el Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma recordó que los únicos habilitados a trabajar son los que comercializan “alimenticios, higiene personal, y medicamentos”. “Las principales denuncias se han relevado respecto a las grandes cadenas de comercialización entre las que se encuentran los supermercados Coto, La Anónima, Wall Mart, Carrefour, Grupo Cencosud y Farmacity, y los comercios al por mayor Vital y Teorema (Río Negro)”, destacó el informe, que explicó que en términos generales “los trabajadores exigen acortar el tiempo de exposición al público y la provisión de los elementos de seguridad e higiene para evitar contagios”.

Además, piden “la provisión de más dotación de personal de limpieza”. El conflicto en Farmacity se destaca “por las presiones patronales para que los trabajadores asistan a trabajar aun cuando no les proporcionan las medidas de seguridad, tienen niños bajo cuidado o tienen dentro de su núcleo familiar a personas de riesgo”.

Uno de los casos emblemáticos en este sentido se da en la cadena Coto, donde el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) vienen reclamando por la violación de las condiciones de seguridad e higiene, en especial en el conurbano bonaerense. En Lomas de Zamora, por ejemplo, hace unos días se realizó una protesta en la sucursal de la firma en la localidad de Temperley, por la falta de entrega de elementos de protección.

Los delegados mercantiles realizaron una asamblea donde confirmaron que “las cajas no tienen las pantallas protectoras”, y en el lugar –uno de los salones de venta más grandes de la firma –no se respetan las recomendaciones de personas que pueden ingresar. Incluso, el fin de semana pasado en un momento de la tarde ingresaron de golpe mucha gente, ante la negligencia de la seguridad.

“Hay una ordenanza municipal que limita el ingreso de personas, pero muchas veces no se cumple, y el personal de seguridad admite que las autoridades del local les dijeron que permitan ingresar más personas que antes”, le dijo a Gestión Sindical una fuente del gremio de comercio de ese distrito. Cuando se intentó limitar el ingreso, la gente entró a la fuerza. “logramos que desde el lunes haya un patrullero, pero necesitamos que la empresa cumpla con las normas de seguridad”, agregó la misma fuente.

Las violaciones de las normas se seguridad terminan expandiendo los casos de Covid-19 en los lugares de trabajo. “El ocultamiento por parte de las empresas profundiza los contagios dentro de los establecimientos La gravedad de la situación llevó a la clausura municipal en el caso de la distribuidora Berisso y el frigorífico El Federal. A este grado de desprotección se suma la falta de respuesta eficaz por parte del sistema de riesgos del trabajo”, remarcó el informe de la CTA Autónoma. En el caso de los trabajadores de la carne la situación se volvió particularmente grave, luego de dos casos fatales registrados en establecimiento del sector. “La situación de los frigoríficos es grave por el tenor de las denuncias de insalubridad y por las prácticas antisindicales1 que realizaron las empresas frente a las demandas”, concluyó el informe del observatorio.

También podría interesarte

Coronavirus: ya hay 43 casos en Coto y trabajadores denuncian que la empresa no respeta protocolos sanitarios y los “apreta” por informar a través de las redes

La empresa emitió circulares para prohibir que los repositores externos hagan conocer los contagios. La …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *