26 de Septiembre
de 2023
Actualidad.

Trabajadores panaderos volvieron a protestar en la filial porteña del gremio por un despido «persecutorio»

09. 02. 2023

Es la segunda vez que se movilizan para pedir apoyo sindical en la lucha por lograr la reincorporación. En la primera oportunidad fueron reprimidos por los propios dirigentes.

Más de 300 trabajadores panaderos se movilizaron nuevamente hasta la sede gremial de Capital Federal para reclamarle a esa delegación que «luche por los derechos del compañero arbitrariamente despedido» por la empresa Las Medialunas del Abuelo.

La protesta fue encabezada por el secretario general de la Federación de Obreros y Empleados Panaderos (FAUPPA), Gastón Frutos, quien no dudó en apuntar con sus críticas directamente a la conducción de la sede porteña, que encabeza José Luis Sánchez.

«Es intolerable que los dirigentes sindicales se queden de brazos cruzados cuando nuestros compañeros son despedidos arbitrariamente y sin causa», expresó el dirigente sindical, en referencia a lo que sucedió con el trabajador Martín Ezequiel Palermo.

Hay que recordar que la semana pasada los trabajadores ya se habían manifestado en la sede de Capital Federal, y en esa oportunidad resultaron brutalmente agredidos por los propios integrantes de la conducción de la filial.

La explicación que dio la empresa

En esa oportunidad la nutrida delegación que se acercó al edificio de la Unión Personal Panaderías y Afines (UPPA) expuso que el despido era «injusto e arbitrario», y también denunció al secretario general de la delegación.

El motivo que se expuso fue que Sánchez fue cómplice de la desafectación «irregular y sin causa» del trabajador. Y se explicó que el despido en realidad respondería a cuestiones ideológicas por las que el dirigente sentía amenazada su conducción.

El secretario general de FAUPPA, Gastón Frutos, acompañó la protesta de los trabajadores.
El secretario general de FAUPPA, Gastón Frutos, acompañó la protesta de los trabajadores.

Según la carta documento enviada a Palermo, la decisión de la empresa se apoyó en que el despedido «trabajaba a desgano», aunque la firma no brindó ninguna prueba respecto a esa acusación.

Eso fue lo generó todavía más bronca entre los compañeros del trabajador, quienes por eso ya se manifestaron en dos oportunidades en el ubicado en la calle Belgrano 3682.

LA AGP COMENZÓ UN TRABAJO CLAVE EN EL CANAL MAGDALENA: DE QUÉ SE TRATA Y PARA QUÉ SERVIRÁ

«Vinimos a pedir el apoyo del sindicato en este conflicto. Queremos que nos acompañen en la lucha y se hagan presentes en nuestro lugar de trabajo para demostrarles a los empleadores que no pueden hacer lo que se les antoja con los trabajadores y tienen que respetar nuestros derechos», expresaron entonces los trabajadores y delegados que se movilizaron.

Ahora, esta nueva manifestación para que se escuche lo que vienen pidiendo las bases fue encabeza por Frutos, seguramente para garantizar que no se produjeran nuevos incidentes.

Las voces de los trabajadores panaderos

«Nuestro compañero fue despedido injustamente. El se había postulado a delegado, perdió las elecciones y tiempo después lo echaron. Lo que queremos es que el sindicato nos acompañe en la lucha y que se hagan presente en la fábrica para hacer una asamblea», dijo Matías Praga, delegado en Las Medialunas del Abuelo.

También se expresó Rodrigo Brito, otro de los delegados de la empresa, quien aseguró que todo es «una persecución política. Como hoy en día no se puede pensar diferente, nuestro compañero fue echado sin justa causa. Lo que pedimos es la reincorporación y que se deje de perseguir a los trabajadores».

GREMIO DEL CORREO CRITICÓ LA SESIÓN DE UN EDIFICIO EN PARANÁ PARA CREAR UNA UNIVERSIDAD

Y otra vez que se escuchó fue la de Roberto Santillán, quien además de solidarse con Palermo contó que él trabajaba en la panificadora Puerto Miga y «fui despedido un 21 de diciembre porque decían que ya no servía para mi puesto. Lo que hicieron fue ponerme faltas sin aviso, aunque yo a mi encargado sí le avise, llevando los certificados correspondientes».

Sin embargo, agregó, «enseguida me llegó el telegrama de despido, y tampoco me liquidaron una indemnización, luego de haber trabajado ocho años para la empresa».

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales