07 de Julio
de 2022
Fuera de Megáfono.

Trabajadores del PAMI se movilizan contra “el vaciamiento de la obra social”

21. 08. 2015

Lanzaron un plan de lucha para denunciar una serie de irregularidades en el manejo de los fondos de la entidad, la más grande del continente. Desde el manejo discrecional de los fondos hasta la aplicación de contratos “golondrina”. Ayer realizaron un acto en la sede central de la entidad.

Con cerca de 5 millones de afiliados, el PAMI es la obra social más grande de Latinoamérica. Su modelo prestacional es la base del sistema sanitario argentino, y en los últimos años, con el kirchnerismo en el poder, amplió notablemente su plataforma de atención, tanto en cantidad de afiliados como de prácticas médicas. Este crecimiento, alertan los trabajadores de la institución, corre peligro, por una serie de resoluciones que se pusieron en marcha, y que limitan la atención y dificultan el trabajo de los profesionales y empleados. Desde la semana pasada, el gremio se encuentra movilizado, y este jueves realizó un acto para denunciar “el vaciamiento” de la institución. La interna de ATE, en medio de la disputa sindical.

Desde la semana pasada los trabajadores de PAMI realizan medidas de fuerza, en especial para rechazar dos resoluciones del directorio de la obra social, la 559 y 560/15, que según entienden perjudica tanto a los empleados como a los afiliados. Por eso, por segunda semana consecutiva realizaron una movilización a la sede de la entidad (Corrientes al 600, en Capital Federal) como parte del plan de lucha aprobado por una asamblea.

Mediante un documento, los trabajadores estatales afirman que mediante estas dos resoluciones, la dirección del PAMI “eliminó las áreas de atención Ssocial y médica en las sedes locales de PAMI, impuso restricción de las autonomías de cada una de las oficinas locales, concentrando las decisiones en la administración central de PAMI, eliminó la auditoría médica y el control de prestaciones”, entre otras cuestiones. “Existe un vaciamiento de hecho en la entidad”, le dijo a Gestión Sindical una fuente del organismo. Una de las cuestiones más preocupantes es la deuda que mantiene con los prestadores, que en muchos casos restringen o cortan directamente la atención de los afiliados. “El mejor ejemplo es el de las farmacias, que tienen facturas impagas desde la primera quincena de mayo. Así, es casi imposible que se pueda sostener la atención de medicamentos”, remarcó la misma fuente. “Como en este caso, existe un problema general en el manejo de los fondos, que son millonarios, por eso el problema es la administración y el uso que se hace del PAMI”, agregó.

En la marcha de la semana pasada, se leyó un documento, donde los trabajadores aseguran que “nos levantamos contra el vaciamiento prestacional que Luciano Di Cesare y sus funcionarios quieren implementar a través de la desprofesionalización de la atención de los jubilados y pensionados, al reducir cargos y funciones de la estructura que garantizan la calidad de las prestaciones”. El plan de lucha siguió hoy jueves, con otra manifestación en la sede de la obra social.

Desde el año pasado los trabajadores del PAMI vienen denunciando una serie de irregularidades laborales, algunos despidos y los recortes de la atención. Una de las prácticas rechazadas es la denominada “golondrina”. “A los operadores del programa PAMI escucha se les imponen contratos temporarios, similares a los de los peones rurales, donde trabajan seis meses y otros seis no, por lo tanto no cobran. Son contratos basura ilegales”, explicaron las fuentes consultadas.

Durante el acto de hoy, la asamblea propuso entre otras cuestiones crear una coordinación del PAMI, que maneje la relación con hospitales y clínicas con cobertura, la actualización inmediata del monto de los subsidios económicos, el recupero de las funciones de auditoría de las prestaciones y servicios contratados una investigación sobre la administración Di Cesare, la pronta respuesta al pedido de sus trabajadores de anulación de las Resoluciones 559 y 560, y la devolución inmediata de los fondos prestados por el PAMI a otros organismos del Estado. “Porque el grito no es bastante y no es bastante el llanto ni la bronca, porque creemos en la gente, venceremos la derrota. Por ello luchamos por el cese de la intervención y la normalización definitiva y democrática del PAMI”, concluyeron.

Temas relacionados
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales