16 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Sin soluciones a la vista, el conflicto de Garbarino genera internas y reproches cruzados

25. 01. 2022

Un grupo de autoconvocados cortó el Puente Pueyrredón este lunes y apuntó contra el gremio de Comercio por la falta de respuestas al pedido de pago de salarios caídos y continuidad laboral.

A más de 8 meses de iniciada la crisis en la cadena de electrodomésticos Garbarino, nada hace indicar que el conflicto esté por solucionarse. Todo lo contrario. En estos momentos, la mayoría de los trabajadores no cree que haya una salida a sus reclamos, lo que genera una interna entre los cesanteados y el propio gremio de Comercio.

Este lunes, un grupo decidió dejar la tutela sindical y se movilizó al emblemático Puente Pueyrredón, en Avellaneda, con apoyo de partidos y grupos de izquierda. Este grupo, denominado «Trabajadores de Garbarino en Lucha«, le apuntaron a la conducción nacional del sindicato por el manejo de la crisis. Dentro del propio gremio aparecieron dudas respecto de la estrategia realizada.

El corte del acceso a Capital Federal desde el sur del conurbano bonaerense comenzó en horas de la mañana, en reclamo del pago de los salarios caídos desde abril de este año, y para pedir la continuidad laboral.

Este grupo se maneja por fuera de la estrategia de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS), a la que acusan de no estar «a la altura de las necesidades de los empleados». Por unas horas, los trabajadores visibilizaron el conflicto y la falta de respuesta, y apuntaron a Armando Cavalieri.

«Nunca nos sentimos representados por la dirigencia nacional, desde el inicio del conflicto dilató las medidas de fuerza y negoció a nuestras espaldas», le dijo un integrante de este grupo de autoconvocados a Gestión Sindical. La protesta finalizó luego de unas horas de corte.

En este momento, los trabajadores de Garbarino están o despedidos -en diciembre la empresa de Carlos Rosales comenzó a enviar los telegramas sin pagar lo adeudado desde abril del 2021- o en juicio. Incluso quienes accedieron a los retiros voluntarios o mecanismos similares puestos en marcha por la empresa no cobraron lo prometido.

En el corte de Avellaneda los empleados pidieron volver a ser recibidos por autoridades del gobierno. A fin del año pasado, el presidente Alberto Fernández se reunió con un grupo de cesanteados, pero pese a las promesas no hubo mayores avances.

Desde este grupo recordaron que desde que Rosales compró la firma (en 2020) comenzaron los despidos «por goteo», y pese a las advertencias no hubo medidas, hasta que llegaron las cesantías masivas.

Plan cuestionado

En tanto, desde el gremio mercantil remarcaron que ante la crisis de Garbarino, se negoció «desde un primer momento» con las autoridades empresariales y buscó una salida.

De hecho, remarcaron que a fines del 2021 se firmó con el Ministerio de Trabajo nacional un convenio para proteger a los más de 1.800 trabajadores despedidos por Garbarino entre 2020 y 2021. En ese contexto, se incluyeron beneficios para las empresas que contraten cesanteados de la firma, a partir del llamado Plan de Inserción Laboral.

«Algunos trabajadores fueron contactados por las empresas que están en este plan, pero no sucedió mucho más que eso», afirmó una fuente del gremio mercantil, ante la consulta de Gestión Sindical.

PARA LOS TRABAJADORES DE GARBARINO, EL ACUERDO FIRMADO «NO SOLUCIONA EL CONFLICTO PERO AYUDA»

Si bien se espera «que pronto este plan genere algunos resultados positivos», admitieron que «no hay mucho entusiasmo porque entre los despedidos hay gente con mucha antigüedad, mayor de 50 años, que tiene dificultades para reincorporarse al mercado laboral».

Además, la misma fuente agregó que muchos empleados «tuvieron problemas para sumarse al programa, o recién lo están haciendo ahora».

Según el acuerdo firmado con el ministro Claudio Moroni, el objetivo es «implementar acciones integradas en materia de empleo para lograr promover la inserción laboral de las personas que fueron cesanteadas pese a la prohibición de desvincular trabajadores que rige hasta fin de año».

Conflicto abierto

Las diferencias entre los diversos grupos de despedidos, e incluso las miradas distintas entre las seccionales del Sindicato de Comercio, hace que las perspectivas a futuro sea bastantes pesimistas.

Tanto entre la dirigencia sindical como entre los grupos que se fueron formando creen que la empresa «va directo a la quiebra», junto con otras firmas cercanas, como CompuMundo, Garbarino viajes, entre otras.

GARBARINO COMENZÓ A DESMANTELAR COMPUMUNDO Y CRECE LA INCERTIDUMBRE ENTRE LOS TRABAJADORES

Sin sueldo, sin indemnización y sin cobertura médica, los representantes señalan que hubo casos de trabajadores que «cursaban tratamientos oncológicos y perdieron la vida al quedarse sin obra social y sin capacidad de afrontar los cuidados médicos».

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales