19 de Mayo
de 2024
Actualidad.

Para los trabajadores de Garbarino, el acuerdo firmado «no soluciona el conflicto pero ayuda»

30. 12. 2021

Se trata de la firma de un plan de inserción laboral que la federación mercantil rubricó con el Ministerio de Trabajo. Insisten con que la empresa pague los sueldos caídos, y se cumplan los acuerdos vigentes.

Empleados de la cadena de electrodomésticos Garbarino aseguraron que «es una ayuda» el acuerdo firmado por la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) y el Ministerio de Trabajo para la reinserción laboral de los despedidos de esa firma, aunque advirtieron que «no soluciona el conflicto de fondo».

Los trabajadores de la empresa de Carlos Rosales llevan varios meses sin cobrar sus sueldos, y hasta el momento no hay una salida final para la crisis. Si bien destacaron que la medida es «un avance», recuerdan que hay empleados con muchos años de antigüedad, que no les será fácil reinsertarse en el mercado laboral.

Además, confirmaron ayuda del Ministerio de Desarrollo Social para paliar las «urgencias de fin de año».

En el contexto de la firma de un Convenio Marco de Cooperación, la cartera laboral y el gremio mercantil buscan «promover la inserción laboral de las trabajadoras y los trabajadores despedidos de la empresa Garbarino entre el año 2020 y 2021″. Esto beneficia a unos 1.800 empleados, que serán incluidos en Programa de Inserción Laboral (PIL) del ministerio que comanda Claudio Moroni.

«El gobierno ya venía implementando el PIL, ahora lo que tienen son algunas diferenciaciones con los empleados de Garbarino», explicó Érica Salazar, delegada del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines Zona Oeste (SEOCA).

CAVALIERI Y MORONI FIRMARON UN CONVENIO PARA PROTEGER A LOS MÁS DE 1.800 TRABAJADORES DESPEDIDOS DE GARBARINO

Ante la consulta de Gestión Sindical, Salazar remarcó que más allá del anuncio, la situación de los trabajadores «no cambió demasiado». Lo firmado con el Ministerio establece que las empresas que tomen a personal de Garbarino tendrán beneficios adicionales a los que marca el PIL, una forma de incentivar la vuelta al mundo laboral de los empleados.

«No resuelve la situación de fondo, nos siguen adeudando los sueldos y no se están pagando las indemnizaciones, pero son gestiones que ayudan, para que los compañeros vayan reacomodando su vida», dijo Salazar.

Expectativas

El convenio firmado por Moroni y el titular de la FAECyS Armando Cavalieri tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023 y podrá ser renovado a su vencimiento, «previa evaluación de los resultados obtenidos».

En este sentido, los empleados esperan ver cómo avanza la reinserción, ya que hay algunos puntos que preocupan. «Lo que sucede es que hay muchos empleados con mucha antigüedad, mayores de 45 años, y a veces reincorporarse al mundo laboral es más complicado y cuesta más. Esperemos que sirva, iremos viendo como sigue», destacó la delegada del SEOCA.

Según comentaron los trabajadores de Garbarino, para ingresar al programa deben inscribirse en un portal, para poder luego ser seleccionados por las empresas, a través del Ministerio de Desarrollo Productivo. Para Salazar, «está bueno que nos sigan dando herramientas para enfrentar la situación, pero insistimos que la situación está complicada».

A mediados de noviembre, Garbarino comenzó a enviar telegramas de despidos, profundizando la crisis iniciada en abril de este año, cuando comenzaron los problemas en el pago de los salarios. Allí, Trabajo dictó la Conciliación Obligatoria, y se comenzó a negociar una salida, ante la evidencia de que la firma estaba cerca de un cierre final.

De hecho, en estos momentos está en concurso preventivo de acreedores. En este tiempo, se buscaron varias alternativas, como la venta de la firma, y el gobierno comenzó a intervenir con ayuda, como la que entrega Desarrollo Social por estos días.

«Si bien no es mucho porque no alcanza para todos, es una ayuda para pasar la urgencia, pero no resuelve el problema de base», afirmó Salazar.

Corte en Avellaneda

Esta semana, ante la falta de respuestas, un grupo de trabajadores intentó cortar el Puente Pueyrredón, en la localidad bonaerense de Avellaneda, para visibilizar la situación que viven.

A través de un comunicado de prensa, los despedidos de esa empresa de electrodomésticos que se movilizaron explicaron que «luego de que en el año 2020 la empresa Garbarino fuera comprada por Carlos Rosales, comenzó a sufrir un fuerte vaciamiento y esto afectó a más de cuatro mil personas que trabajaban en todo el país».

MÁXIMA TENSIÓN EN GARBARINO: ENVÍAN MILES DE TELEGRAMAS DE DESPIDOS Y DICTAN LA CONCILIACIÓN

La protesta duró un par de horas, durante las cuales los cesanteados y empleados de la firma explicaron que desde que se inició la crisis sólo se dio un Rrepro de 22 mil pesos que luego se sacó, «dejando a miles de familias sin ingreso alguno».

«Sumado a esto, mientras rige todavía la prohibición de despidos la empresa comunicó la desvinculación de casi la totalidad de las y los trabajadores», se quejaron. «Esta jornada de protesta es para encontrar una solución a nuestro drama, solo buscar una solución al problema que vivimos los trabajadores de Garbarino«, concluyeron.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales