15 de Octubre
de 2021
Actualidad.

Garbarino comenzó a desmantelar Compumundo y crece la incertidumbre entre los trabajadores

07. 10. 2021

El grupo envió telegramas de despido a 150 empleados de su otra cadena. Los trabajadores pidieron al Gobierno que se involucre en un salvataje.

Con el envío de telegramas de despido para los empleados de Compumundo, el conflicto en Garbarino ingresó en una etapa de incertidumbre total. El grupo que maneja ambas firmas decidió desmantelar de artículos de computación, cesanteando a unos 150 trabajadores, lo que puede ser un anticipo de lo que pase en la cadena de venta de electrodomésticos.

Luego de varios meses sin pagar los sueldos, la firma propiedad de Carlos Rosales no responde a los reclamos, y a esta altura parece muy difícil que haya una solución que permita la continuidad de la empresa. Por eso, los empleados piden al Gobierno que «se involucre más activamente», y que sea parte de un salvataje de los casi 4.000 empleados.

Los despidos en Compumundo anticipan lo que puede suceder en Garbarino, según afirman los empleados. «Todavía no recibimos telegramas, pero sabemos que es factible que suceda», la delegada del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines Zona Oeste (SEOCA) Érica Salazar.

En diálogo con Gestión Sindical, confirmó que las cesantías en la segunda cadena del grupo «comenzaron el viernes pasado», y que los empleados «los están rechazando». «Tienen la intención de pagar el 50 por ciento de las indemnizaciones, totalmente injustificado todo lo que están haciendo en las dos empresas», agregó Salazzar.

EMPLEADOS DE GARBARINO DENUNCIAN «DISCRIMINACIÓN» EN EL PAGO DE LOS SUELDOS ADEUDADOS

Los empleados de Garbarino siguen sin cobrar sus salarios, y denunciaron que en agosto se pagó un porcentaje de la deuda discriminando a los empleados que tomaron medidas sindicales en este tiempo. «La situación salarial es la misma o peor, porque ya hay que sumarle el mes de septiembre», dijo Salazar.

La empresa les adeuda parte de los sueldos de mayo, junio, julio, agosto y el aguinaldo, y todavía no tienen ninguna certeza de cobro. En la actualidad, la mayoría de las sucursales están cerradas, y la perspectiva es que se mantengan así por un tiempo.

Intento de salvataje

A mediados del mes pasado, antes de comenzar a realizar los despidos, el grupo Grabarino intentó vender parte del paquete accionario de la cadena Compumundo, para buscar oxígeno financiero en medio de la tormenta.

Según se supo, sacó a subasta 58.650.000 en acciones, equivalentes a más de la mitad del capital social de la empresa, con el objetivo de recaudar más de 50 millones de pesos, a un valor nominal de 1 peso cada una, con derecho a un voto por acción. Pero no hubo ofertas, y la medida fracaso.

LOS EMPLEADOS DE GARBARINO ADVIERTEN QUE LA ÚNICA SOLUCIÓN A LA CRISIS «ES PAGAR LOS SUELDOS»

Si bien en el entorno de la firma aseguran que podrían buscar otra subasta, la decisión de comenzar a despedir personal hace pensar en una solución más drástica. Por eso, la empresa comenzó a achicar su plantilla a partir de este mes, mientras continúa cerrando locales.

Además, aseguran que cuentan con más de 45 sucursales que están prácticamente sin operar. Compumundo integra el grupo junto con otras cinco unidades de negocio: Garbarino (la cadena de electro insignia), Garbarino Viajes, la financiera Fiden y las plantas Tecnosur y Digital Fueguina, ubicadas en Río Segundo, en Tierra del Fuego.

Pedido de audiencia

Ante la profundización del problema, la semana pasada un grupo de empleados de Garbarino se movilizó a la Casa Rosada, donde reclamaron ser recibidos por autoridades nacionales.

«Hasta ahora tenemos cero respuestas de la empresa, la semana pasada realizamos una movilización y dejamos en casa de gobierno un petitorio directamente al presidente Alberto Fernández, para que nos reciba», afirmó Salazar.

Además, pidieron al ministro de Trabajo Claudio Moroni y a su par de Desarrollo Productivo Matías Kulfas para que hagan lo propio. También hubo promesas de poner en conocimiento al ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, para asistir a los trabajadores.

«Con este contexto, el gobierno debería inmiscuirse más en el tema», afirmó la delegada. En ese encuentro, fueron recibidos por un secretario del Presidente, con quien hablaron sobre la cuestión de fondo. «Queremos que nos den una audiencia, si en los próximos días no nos dan eso, la semana que viene vamos a volver a movilizar», adelantó Salazar, que dejó claro el pedido de los trabajadores.

«El conflicto por parte de Garbarino no se va a resolver, lo que necesitamos es que el gobierno salve a los trabajadores, eso es lo que queremos», concluyó la delegada.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales