21 de Septiembre
de 2021
Fuera de Megáfono.

Sectores internos de ATE aumentan las presiones para que se reabra la paritaria 2021

29. 06. 2021

Espacios que no responden a la conducción del gremio buscan una estrategia propia para lograr que se adelante la revisión salarial, planteada para noviembre. En este camino, ya hubo contactos informales con funcionarios nacionales.

Con poco menos de un mes de vigencia, el acuerdo salarial para los empleados del Estado nacional sufre fuertes cuestionamientos, internos y externos. Desde que se firmó a fines de mayo, el aumento salarial de un 35 por ciento en seis tramos fue criticado por los propios estatales, y en pocos días quedó en evidencia luego que otros organismos públicos, como el PAMI y el ANSES, firmaran pautas por encima del 40 por ciento, creando un nuevo piso en las discusiones de este año. Incluso en los gremios que formalizaron la suba hay presiones para reabrir la discusión.

En este sentido, sectores internos de ATE comenzaron a reclamar que se adelante la revisión de noviembre, buscando evitar que este año la inflación esté por encima de los salarios. Incluso dirigente opositores a la conducción de Hugo “Cachorro” Godoy realizaron contactos informales con funcionarios nacionales, para pedirles ese paso. Además, juntas internas que critican la paritaria proyectaron lo que perderán con el actual convenio, de acá a diciembre del 2021.

A MENOS DE UN MES DE FIRMAR EL ACUERDO SALARIAL, ATE PIDE ADELANTAR LA REVISIÓN DE NOVIEMBRE

El descontento interno en ATE por el acuerdo firmado por la conducción del gremio aumenta a medida que notros organismos firman subas salariales hasta 10 puntos por encima de la alcanzada por el gremio y su par UPCN. Incluso, sectores vinculados a la lista Verde y Blanca, opositora a la conducción de Godoy, iniciaron conversaciones con funcionarios del oficialismo, aprovechando su cercanía política, para buscar al menos adelantar la revisión de noviembre.

Según le confirmaron a Gestión Sindical fuentes del entorno a estos dirigentes, la cumbre tuvo lugar el viernes pasado, con referentes del oficialismo, a los que se le planteó “la necesidad de reabrir la discusión salarial”. “Se les pidió que por un lado la necesidad que las cuotas del incremento se liquiden este año, y además poder discutir un nuevo porcentaje, teniendo en cuenta lo que cerraron otros organismos”, afirmaron las fuentes consultadas.

Antecedentes

Los planteos de los dirigentes, entre los que se encontraban integrantes de ATE Capital, fue que se habilite un aumento más cercano a los que firmaron los empleados del Congreso, el PAMI y ANSES, entre otros, que lograron paritarias cercanas al 45 por ciento. “Entendemos el contexto económico y social que vive la argentina, en especial en pandemia, pero el atraso salarial que están sufriendo los empleados del Estado es muy grande, ya que además se vienen de cuatro años de macrismo que fueron muy perjudiciales”, afirmaron las fuentes consultadas.

En ese sentido, se mostraron optimistas de la posibilidad de lograr la reapertura: “creemos que vamos por buen camino, los funcionarios fueron muy receptivos al pedido, saben que es justo, vamos a seguir con estas conversaciones para facilitar las cosas”. El mismo pedido se realiza al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, aunque en el caso del jefe de Gobierno porteño “no es tan permeable a los pedidos de los trabajadores del Estado”. En este sentido, los dirigentes fueron cautos respecto de posibles acciones es, ya que el momento de la pandemia hace necesario” extremar los cuidados”.

El acuerdo salarial firmado por ATE y UPCN incluye una suba del 35 por ciento que se paga en seis tramos, y se completa en febrero del 2022. La distribución de los 6 tramos será de la sigue forma: 10 por ciento en junio, 5 por ciento en agosto, 5 por ciento en septiembre, 4 por ciento en diciembre, 6 por ciento en enero de 2022 y 5 por ciento en febrero de 2022. Asimismo, se incluyó una cláusula de revisión, por lo que en noviembre los representantes del Estado y los gremios volverán a sentarse en la mesa de negociación.

JUNTAS INTERNAS DE ATE SE REBELAN CONTRA EL ACUERDO PARITARIO 2021: “ES UNA REBAJA SALARIAL”

Pero la propia conducción del gremio estatal quiere adelantar esto, ante las presiones de los distintos sectores internos. “La paritaria sigue avanzando en niveles por encima de este piso en las distintas sectoriales que se están abordando, entre ellas el PAMI, ANSES, sectores de la actividad nuclear y creemos que en este momento debería adelantarse la revisión prevista para noviembre porque lamentablemente los sectores de la especulación, de los formadores de precios, siguen actuando”, afirmó Godoy al respecto.

Pérdida salarial

En tanto, desde que se oficializó la paritaria, un grupo de delegados de juntas internas de distintas dependencias del estado realizan protestas contra el acuerdo, y alertan que en los niveles y los tramos a pagar, el acuerdo es “una rebaja salarial” más que un aumento. Se trata de un colectivo que ya realizó al menos dos marchas contra la paritaria firmada, y afirman que si se proyectan las cuotas y la inflación, a diciembre los salarios estatales seguirán perdiendo terreno.

“Con la última grilla salarial actualizamos la estimación de la pérdida del poder adquisitivo de nuestros ingresos, en un escenario de variación mensual de precios del 2,5 por ciento hasta diciembre de este año: siguen perdiendo nuestros ingresos”, afirmó en su último informe la junta interna de ATE-INDEC, que todos los meses realiza una estimación del impacto de la suba del IPC respecto de los sueldos de los empleados públicos nacionales. En este sentido, el trabajo proyecto que desde noviembre del 2015 a diciembre del 2021, si se compara la inflación con las subas de los sueldos estatales, la pérdida para los ingresos llegará “al 43,63 por ciento”.

“Por ahora no hay fecha para rediscutir la paritaria, lo único que tenemos certezas es que esta paritaria, que se paga en seis cuotas, no le gana a la inflación y fue firmada de manera inconsulta, sigue vigente”, se quejó Raúl Llaneza, delegado de la junta interna del INDEC. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente sostuvo que “las versiones de reuniones con funcionarios del Ministerio de Trabajo las escuchamos, creemos que en algún momento se va a dar”. En el informe, se aseguró que “un hogar constituido por una pareja de 35 años con dos hijos en edad escolar necesitó, en mayo de 2021, de 99.929,86 pesos, para satisfacer sus necesidades”. Este valor “se compone de 33.754,18 pesos necesarios para adquirir una Canasta Alimentaria Mínima y de 66.175,68 pesos para acceder a otros bienes
y servicios básicos”.

Ante esto, el sector, formado por juntas interna de ATE en el INDEC, Ministerio de Economía, Ministerio de Trabajo, SENASA, INTA, INTI, Secretaría de Agricultura Familiar, Hospital Garrahan, Ministerio de Cultura, CONICET, Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Automotor e Inspección General de Justicia (IGJ) y ENACOM, elaboraron un pliego de reivindicaciones, que incluye “el 40 por ciento de aumento de emergencia en una cuota; incorporación de una cláusula de actualización automática en la pauta 2021/22; piso salarial de 99.929 pesos; reclamamos la reincorporación de todos los despedidos; el pase a planta permanente de los precarizados, extensivo a los monotributistas; e inmediata reapertura de la paritaria”.

Temas relacionados / /
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales