jueves 1 de octubre de 2020
Inicio / Gestión / Se terminó “la paritaria más larga de la historia”: visitadores médicos sellaron acuerdo salarial

Se terminó “la paritaria más larga de la historia”: visitadores médicos sellaron acuerdo salarial

La Asociación de Agentes de propaganda Médica (AAPM) firmaron su convenio luego de más de tres años, con una suba del 348 por ciento, lo que ubica su básico en el más alto del país. “Es un logro histórico”, dijeron, porque además lograron mantener la Ley de profesionalidad, que quería quitar la industria farmacéutica. El cambio de gobierno y la necesidad de negociar nuevos acuerdos, parte del cambio de actitud de las empresas.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Desde que se recuperaron las paritarias, a inicios de los 2000, la firma de acuerdo salariales se mantuvo en alza, hasta la llegada del macrismo, donde bajo la excusa de la reforma laboral varios convenios se fueron demorando. Pero ninguno estuvo tanto tiempo sin definición como el de los visitadores médicos y los laboratorios farmacéuticos. Este sector estuvo más de tres años sin firmar acuerdo, por la insistencia de las empresas de esa industria de cambiar las normas laborales. Ante la negativa del gremio, los trabajadores estuvieron todo este tiempo sin subas salariales, lo que en tiempos de inflación sostenida como la que vive el país es un tema grave.

Pero esta semana, luego de múltiples protestas y largas negociaciones, la llamada “paritaria más larga de la historia se cerró”. Según informaron desde la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM), se logró la firma del convenio, con una suba extraordinaria que se ubica entre los más altos de la Argentina.

“Es un logro extraordinario”, aseguran desde el sindicato que lidera Ricardo Peidro, secretario general de la CTA Autónoma. El cambio de gobierno y la necesidad de negociar nuevos acuerdos para la venta de medicamentos fue una de las claves del cambio de actitud de las tres cámaras empresariales.

El convenio entre la AAPM y los laboratorios se firmó esta semana, luego de más de tres años sin lograr un acuerdo. Las cámaras empresariales CILFA –industria nacional –CAEME –farmacéuticas multinacionales –y COOPERALA –pymes y cooperativas –finalmente cedieron a su reclamo de dar de baja la llamada Ley de Profesionalidad, que rige las tareas de los visitadores médicos.

La idea era parte de una reforma del Convenio Colectivo de Trabajo que pretendía imponer a cambio de los aumentos correspondientes. La negativa de los trabajadores derivó en un largo conflicto, que generó protestas en congresos científicos y en las sedes empresariales, además de movilizaciones. A partir de esta firma, los visitadores médicos lograron una suba salarial del 348 por ciento, ubicando el salario inicial para la actividad en 72.658 pesos.

“El aumento en el básico de convenio impacta directamente en los ingresos de compañeros y compañeras de gran cantidad de laboratorios y tracciona hacia arriba el salario en aquellos que pagan por sobre este básico”, destacó el gremio mediante un comunicado. En este sentido, la paritaria lograda “representa el básico de convenio más alto de nuestro país”.

“Luego de tres paritarias frustradas, logramos este acuerdo histórico, no sólo por la lucha que dimos sino por el salto acumulado en lo salarial”, dijeron a Gestión Sindical fuentes de la AAPM. Además del logro en materia de haberes, las fuentes destacaron que se evitó la reforma laboral que intentaba imponer la industria farmacéutica, eliminando la Ley de profesionalidad.

“Es el condimento fundamental de este acuerdo, además de lo salarial. La defensa de los derechos de los trabajadores es fundamental, sobre todo cuando hablamos del manejo ético de los medicamentos, un bien social”, agregaron desde el gremio. La idea de los laboratorios era eliminar estas normas, que marcan la forma de promocionar los productos farmacéuticos, permitiendo por ejemplo que los jefes de los visitadores médicos puedan ingresar a los consultorios a realizar ofertas de ventas. Esta norma explicita que queda prohibido “promover las especialidades medicinales cuya información esté a su cargo mediante actos reñidos con la ética, ofreciendo comisiones, prebendas, o algún tipo de incitación o recompensa”, algo bastante común entre los laboratorios.

El cambio de actitud de la industria farmacéutica se puede explicar por un “nuevo clima político”, como se habla en algunos despachos de directivos de los laboratorios. La salida de Mauricio Macro del poder y la llegada de Alberto Fernández genera una transformación en la relación del sector con el Estado, el principal comprador de medicamentos, a través del PAMI, la obra social nacional. Además, hay versiones que indican que el próximo Ministro de Salud Ginés González García podría declarar la “emergencia sanitaria”, habilitando la compra directa en caso de necesidad.

“Ginés no es ‘amigo’ de la industria, no le perdonan la Ley de Genéricos, pero a los laboratorios nacionales les interés que vuelva el Plan Remediar, para poder venderle grandes volúmenes al Estado. Parece que están haciendo buena letra”, destacó una fuente del sector farmacéutico, ante la consulta de Gestión Sindical.

En estos cuatro años de macrismo, el valor de los tratamientos médicos subió por encima de la inflación, y algunos reportes hablan de incrementos que superan el 500 por ciento. Si bien desde 2016 el negocio farmacéutico, decayó, se mantiene como una de las industrias que más ganaron en la última década, lo que no evitó despidos, suspensiones y cierres durante el gobierno que se está yendo.

Además de estas contingencias, la lucha llevada adelante por la AAPM fue fundamental para torcer el brazo de las empresas del sector. En estos tres años, se intentó quebrar esta pelea de diversas formas. En enero de 2018, hubo un quiebre interno por la falta de acuerdo.

Las regionales de Rosario, Santa Fe, Mendoza y Entre Ríos rompieron con la Federación Argentina de Agentes de Propaganda Médica (FAAPROME), para intentar realizar negociaciones propias. Si bien la dirigencia aseguró que se trató de “una minoría”, meses después decidió convocar a un plebiscito para que los trabajadores ratifiquen la lucha contra la reforma patronal.

En septiembre de ese año, con la presencia de veedores internacionales, las 30 secciones del sindicato en todo el país votaron mayoritariamente seguir con la lcuha. Según los resultados oficiales, con el voto de más del 75 por ciento del padrón, el 98,5 de los visitadores votó por el “sí”, es decir, respaldó a la dirigencia. “Esperamos que la firma de este acuerdo abra una nueva etapa de diálogo para avanzar en la discusión del futuro de la industria farmacéutica y los derechos de los trabajadores visitadores médicos”, concluyó el gremio luego de ganar una maratónica pelea.

También podría interesarte

El dirigente gastronómico Darío Ocampo asume como Secretario General de la 62 Organizaciones Peronistas de Mar del Plata

Reemplaza al mercantil Roger Zumpano, tras su renuncia. A su vez, Claudio Rodríguez, dirigente del …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *