lunes 22 de octubre de 2018
Inicio / Fuera de Megáfono / Se rompe el nuevo techo salarial del Gobierno: ya hay gremios que firmaron por más del 25% y se pueden sumar más

Se rompe el nuevo techo salarial del Gobierno: ya hay gremios que firmaron por más del 25% y se pueden sumar más

Los últimos acuerdos paritarios rompieron la barrera que el ministro Triaca habilitó, cuando se quebró el primer techo del 15 por ciento. El sindicato de la TV partió el molde, con un acuerdo que podría llegar al 33 por ciento. Sanidad también superó la pauta deseada por la Casa Rosada. En tanto, cada vez más gremios logran acuerdos extras para salvar el efecto de la crisis.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

A principios de año, el gobierno nacional fijó la pauta salarial “aceptable” en un 15 por ciento. Con mucho esfuerzo, en la primera mitad del 2018 el Ministerio de Trabajo forjó el llamado “club del 15”, donde gremios cercanos firmaron paritarias dentro de ese paraguas. Pero en pocas semanas, todo ese trabajo se desmoronó. La brutal devaluación y su impacto en la inflación disparó la suba de precios, y esta semana el propio presidente, Mauricio Macri, admitió que la suba trepará al 30 por ciento, como mínimo. En este nuevo escenario, los sindicatos comenzaron a presionar para romper con este techo. Primero, se habilitó una suba adicional del 5 por ciento para quienes hayan firmado antes de la crisis. Luego, este plus subió al 10 por ciento. Pero los gremios que deben firmar en el segundo semestre del año sus acuerdos laborales también le apuntan a romper el nuevo límite. Así lo lograron en estas horas dos sectores: los trabajadores de la televisión y el sindicato de la Sanidad. De esta forma, la perspectiva es que las nuevas paritarias estén más cerca del 30 por ciento que del 25, lo que inquieta a la cartera laboral. En tanto, los integrantes del “club del 15” buscan salirse de acuerdos a todas luces desfasados de la realidad.

La falta de control de la inflación fue desplazando el techo salarial de la Casa Rosada, que de un 15 por ciento pasó a un 20 (mediante un decreto presidencial), y ahora se instaló en 25 por ciento. Ahora, dos gremios superaron esa meta, lo que encendió las alarmas en el Ministerio de Trabajo. El acuerdo record de este año es del Sindicato Argentino de Televisión, Servicios Audiovisuales, Interactivos y de Datos (SATSAID), que esta semana cerró una mejora que sumando las cifras por fuera podría llegar al 33 por ciento para todas sus ramas.

Según confirmaron a Gestión Sindical desde el gremio, el pago se hará en dos tramos: el primer aumento (14 por ciento) corresponde a junio, el segundo tramo a diciembre (9 por ciento). Además, se harán pagos no remunerativos de 5.500 pesos y 3 mil pesos, además de un pago final de 2 mil pesos en concepto de viáticos. Todo esto hace un aumento final que alcanzaría el 33 por ciento, aunque falta “la letra chica”.

Las fuentes consultadas remarcaron que el acuerdo espera homologación de la cartera laboral, que días atrás sacó una resolución eliminando las sumas extras a los convenios. Sobre la suba final, remarcaron que recién la semana pasada se sabrá a ciencia cierta el alcance, pero sostienen que superará el piso del 30 por ciento. Además, en el gremio que conduce Horacio Arreseygor creen que no habrá trabas al convenio, que alcanza a los empleados de las empresas de cable Telecentro, Cablevisión, DirectTV y a la red Intercable de las operadoras provinciales de televisión privada. Además, incluye cláusula gatillo.

Por su parte, el gremio de la Sanidad, también perforó el nuevo techo salarial del gobierno. Según se adelantó, se consiguió un aumento escalonado de 27,5% con la inclusión de una cláusula de actualización por inflación. La nueva referencia salarial es importante ya que este gremio es integrantes del grupo de los “gordos”, los grandes sindicatos de servicio, que forman el ala más cercana al gobierno en la CGT, y tienen a Héctor Daer como integrante del triunvirato. El aumento salarial se abonará de la siguiente manera: 10 por ciento desde julio, 5 por ciento en agosto, 5 por ciento en octubre, 5 por ciento en noviembre y el restante 2,5 por ciento en febrero de 2019. Del acuerdo se beneficiarán 260 mil trabajadores de clínicas y sanatorios.

Estos dos nuevos convenios perforan el último límite que intentó imponer el ministro Jorge Triaca, y que ya sufrió como mínimo tres rectificaciones en lo que va del año. Del original “club del 15”, muchos gremios ya activaron la primera rectificación, del 5 por ciento, habilitada por el decreto presidencial 508/18. Para el Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, este decreto “constituye una afectación al derecho a la negociación colectiva y no posee efectos directos beneficiosos sobre los salarios de los trabajadores”. Sin embargo, muchos sectores se sumaron, como una forma de evitar la pérdida total ante la inflación real.

Otros comenzaron a presionar, y con la suba generalizada de precios cercana al 30 por ciento fueron por más, y duplicaron el pedido. Ejemplo de esto es el acuerdo alcanzado por el oficialismo y el gremio de colectiveros UTA. Pese a algunas fricciones con Triaca, el sindicato que lidera Roberto Fernández firmó una suba extra a su paritaria del 15 por ciento. Fuentes de la UTA le explicaron a Gestión Sindical este mes “se pagará un plus retroactivo de 4 mil pesos”, y se ajustarán las sumas a agregar en noviembre y enero, “logrando un incremento salarial promedio para el año del 25 por ciento”. Este acuerdo alcanzó hace unas semanas con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, pero fue frenado por la cartera laboral, ya que superaba el segundo techo oficial. Ante el enojo de la dirigencia y los efectos visibles de la devaluación, se accedió a ubicarlo como nuevo techo.

Desde que Macri llegó a la presidencia, los intentos de limitar las paritarias fueron superados, en parte por la presión sindical, y en parte porque el gobierno no logró controlar la inflación, que siempre superó, a veces con amplitud como este año, las expectativas oficiales. El año pasado, el techo salarial comenzó cercano al 20 por ciento, pero la inflación lo superó por al menos cinco puntos. Según analizó el Observatorio en un reciente informe, al que tuvo acceso Gestión Sindical, “la evolución de la inflación por encima de la pauta establecida por el gobierno (24,8 por ciento) disparó las cláusulas gatillo y habilitó la reapertura de algunas de las negociaciones que tenían previstas cláusulas de revisión”.

En este sentido, los petroleros lograron este año una recomposición del 5,4 por ciento del acuerdo 2017, la más alta detectada por la entidad de la CTA. Detrás de ellos están los bancarios con el 5,3 por ciento, trabajadores de la Sanidad con 4,8 por ciento, y UPCN, con igual valor. En tanto, los mercantiles ajustaron sus salarios un 6 por ciento, pero tres cuotas, lo que limita su alcance.

En cuanto a los acuerdos de este año, el Observatorio del Derecho Social remarcó que están en promedio en el 20 por ciento (antes del nuevo techo salarial), lo que hace pensar en nuevas disputas. “Estos aumentos siguen ubicándose por debajo de la inflación esperada por el gobierno, fijada en un máximo del 32 por ciento para el 2018. Por ello es esperable que al momento de activarse las cláusulas de revisión nos encontremos frente a una nueva ronda de negociación generalizada”, concluyó la entidad.

También podría interesarte

El juez Carzoglio ratificó que no se apartará de la causa en que se investiga a Pablo Moyano

Volvió a calificar de “endeble” la presentación del fiscal Sebastián Scalera en la que pidió …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *