27 de Junio
de 2022
Actualidad.

Primer traspié para el armado de Maturano: gremios ferroviarios niegan ingreso a la UGATT

06. 04. 2022

Se trata de la organización que representa a los señaleros y al personal jerárquicos, nombrados como integrantes de la flamante entidad. La entidad resurgió luego de la interna en la CATT, que generó el enojo de Omar Maturano y Roberto Fernández. Historia de peleas y portazos.

A poco más de un día de su lanzamiento formal, la Unión General de las Asociaciones Sindicales de Trabajadores del Transporte (UGATT) sufrió sus primeras bajas, lo que genera dudas respecto de su verdadero alcance. Es que luego de que se anunciara el nuevo armado, dos organizaciones sindicales confirmaron que no son parte del espacio, que nació ante la falta de acuerdo para ingresar la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT). Se trata de gremios ferroviarios, que aseguran nunca fueron parte de la UGATT, que lidera el titular de La Fraternidad, Omar Maturano. El nuevo espacio, que nació para respaldar la segunda presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, se mete en la interna del sindicalismo, que se ve potenciada por las diferencias en el oficialismo.

Los gremios que se despegaron del armado de Maturano son los trabajadores Señaleros y la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles y Puertos Argentinos (APDFA), que en principio fueron nombrados como parte de la UGATT, pero cuya dirigencia desmintió la noticia. “No somos parte de esta entidad, como se sugirió en diversos medios”, le confirmaron a Gestión Sindical fuentes del sector, que marcaron que ambos gremios se mantienen en la CATT. Si bien las fuentes consultas prefirieron no especular respecto de la información que circuló, marcaron que a nueva estructura “nace de una disputa que nos es ajena”. Ambas entidades son parte de la mesa ferroviaria que negocia paritarias junto con Maturano y La Fraternidad y la Unión Ferroviaria de Sergio Sasia, que lidera la CATT.

OMAR MATURANO LANZÓ SU ESPACIO DEL TRANSPORTE CON CRÍTICAS A LA CATT Y SU POLÍTICA

Uno de los temas que molesta a los dirigentes del nuevo espacio del transporte apunta a una vieja queja de los gremios respecto de Hugo y Pablo Moyano: su interferencia en otras organizaciones. En este sentido, Fernández sospecha que el líder opositor de la UTA Miguel Bustinduy está “fogoneado” por el moyanismo. De la misma manera recordaron que la CATT se rompió porque Omar Viviani nunca le perdonó al camionero su respaldo a José Ibarra en la interna de los taxistas, una pelea que duró años y se terminó hace un tiempo con una foto entre los dirigentes.

Interna abierta

La vuelta al ruedo de la UGATT fue anunciada en diciembre del año pasado por el propio Maturano, que sumó a Roberto Fernández de la UTA como aliado, además de otros gremios. La decisión se tomó luego que los integrantes de la CATT anunciaran el acuerdo para que Sasia sea el nuevo conductor del espacio, reducto de poder del moyanismo, que mantiene su influencia luego de haber perdido por un tiempo peso. El líder ferroviario llegó en el marco de un acuerdo más amplio alcanzado con Pablo Moyano, para que el SEMUN (Sindicatos en Marcha para la Unidad Nacional) se integre al Frente Sindical y apoye al camionero en su pelea por integrar la conducción de la CGT.

Estos acuerdos fueron el detonante para que Maturano y Fernández dieran un portazo y decidieran reavivar la UGATT, un viejo selló armado en 2012. En este camino, lograron el apoyo de varios gremios que responden a Luis Barrionuevo, a través de la estructura que formó en su momento la CGT Azul y Blanca. El encargado de sumar esas organizaciones fue Carlos Acuña, del gremio de estaciones de servicio y cotitular de la CGT. Además de acercar volumen en cuanto a sindicatos, el barrionuevismo plantó su presencia como parte de una puja dentro del movimiento obrero. El sector tiene además otro sello que busca unificarse hace años: las 62 Organizaciones Peronistas.

“Las entidades no pueden ser para cumplir intereses personales o sectoriales”, se quejaron en el entorno de Maturano, un “duro” que en su momento supo ser cercano al kirchnerismo pero que luego se alejó de la Casa Rosada. Este entredicho no es el primero que tiene el líder de La Fraternidad, un gremio “chico” que representa a los conductores de trenes pero con un peso histórico en el movimiento obrero, como cuando su hijo Federico Maturano rompió la Juventud Sindical por su intención de liderar el espacio. El último capítulo, afirmaron las fuentes consultadas por Gestión Sindical, fue la Ley Federal de Transporte, que la CATT acaba de dar su aval, pero el dirigente se opuso, por “falta de consenso”.

Historia de la UGATT

La UGATT se reavivó luego de ser desactivada en 2016, cuando las tres partes en las que estaba dividida la CGT acordar unificarse bajo el paraguas de un triunvirato. Cuatro años, la unión fue formada por los mismos conductores –Maturano y Fernández –y contó con el aval de Sasia, que en esos días se mantuvo en la CGT Alsina, leal al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ante la fractura producida por el moyanismo.

OBREROS NAVALES SE DECLARARON EN ESTADO DE ALERTA Y MOVILIZACIÓN POR EL CIERRE DE UN ASTILLERO

Pero esa sintonía duró poco. En 2013, en entonces ministro de Transporte nacional Florencio Randazzo denunció a Maturano por un paro de trenes, lo que enfrentó al dirigente con el gobierno. Esto, sumado al descontento por la falta de respuesta al pedido de cambios en el Impuesto a las Ganancias, hizo emigrar a Maturano y Fernández de la CGT oficialista a la CGT Azopardo, comandada por Hugo Moyano y muy crítica en esos días. Además, el pase desactivó prácticamente a la UGATT, hasta estos días.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales