martes 2 de junio de 2020
Inicio / Actualidad / Preocupa que la baja de la recaudación afecte el pago de salarios de estatales provinciales y municipales

Preocupa que la baja de la recaudación afecte el pago de salarios de estatales provinciales y municipales

En estos días se registraron algunos problemas, que se podrían extender si el aislamiento se extiende. Chubut pagó parte de los sueldos, y Entre Ríos planteó un escalonamiento de los sueldos. Córdoba afirmó que piensa en esa medida. Para evitarlo, Nación promete ayuda financiera a los gobernadores. En Buenos Aires, ya hay dos comunas que se atrasaron en los salarios, y los intendentes dicen que “seguro” tendrán ese problema a futuro.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Grandes empresas como Garbarino anunciaron que pagarán de forma incompleta el sueldo de marzo, en el marco de la cuarentena impuesta por el gobierno nacional hace tres semanas. La decisión generó duras críticas de los gremios, y una advertencia de funcionarios del área de trabajo, que aseguran que no permitirán estas actitudes en medio de la crisis que genera la pandemia de coronavirus. Pero lo cierto es que son cada vez más grandes los rumores de recortes, suspensiones y hasta despidos –que están prohibidos por decreto –producto del parate de la economía. Esta situación parece haber llegado a los estatales, que en algunas jurisdicciones tuvieron esta semana problemas para cobrar sus salarios completos.

Al menos un par de provincias sugirieron pagos escalonados o parciales para este mes, según confirmaron desde el gremio ATE. La situación alcanza a los municipios, que en la provincia de Buenos Aires ya tiene al menos dos comunas con pagos parciales a sus empleados. La situación, adelantan los funcionarios, puede empeorar si se mantiene esta situación y sigue cayendo la recaudación. Un informe asegura que parte de los problemas están vinculados a la situación que las provincias heredaron de la gestión anterior.

Hasta el momento, oficialmente no hay provincias que incumplan los sueldos de sus empleados, que en su mayoría están sin realizar sus tareas por el aislamiento social obligatorio, salvo quienes cumplen actividades esenciales. La paralización de la administración pública seguirá, según las proyecciones, y a medida que pase la incertidumbre crecerá.

Desde ATE aseguran que por el momento se registraron casos aislados, pero están “atentos”. “La única provincia que tiene problemas para pagar es Chubut, que viene de una larga crisis que viene del año pasado, y ahora está haciendo pagos escalonados”, le dijo a Gestión Sindical una fuente del gremio estatal. Además, en Córdoba hubo una declaración de Osvaldo Giordano, ministro de Finanzas de la provincia, sobre lo que puede pasar con los salarios de abril.

“Su no hay un rescate de Nación, esta situación se puede extender a otros territorios”, advirtieron desde ATE. Sin embargo, también remarcaron que muchos pueden aprovechar la situación para intentar ajustar sobre el salario de los estatales. “Con la crisis no pudimos cobrar la revisión de marzo, en la administración pública nacional. En mayo, cuando haya que discutir la paritaria 2020, veremos cómo hacemos para recuperar eso”, agregó la misma fuente.

Además de estos dos casos, en Entre Ríos hubo un desdoblamiento de los pagos, pero no se informó el cronograma de pagos de la segunda parte, lo que genera dudas entre los estatales. En general, las provincias afirman que la caída de la recaudación y los problemas que causa la crisis pusieron en “rojo” las cuentas.

Por esto, en la última cumbre con gobernadores, el presidente Alberto Fernández confirmó que creó el llamado Programa para la Emergencia Financiera Provincial, con el cual se pretende asistir financieramente a las provincias a partir de un fondo de 120 mil millones de pesos, que se recaudará “mediante la asignación de recursos provenientes del Fondo de Aportes del Tesoro Nacional”. Esta media surgió como consecuencia de la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social que se decretó en el país hasta el 31 de diciembre por el impacto de la pandemia.

A través del decreto 352/2020 publicado por el Boletín Oficial, el oficialismo dijo que el programa se creó para “sostener el normal funcionamiento de las finanzas provinciales y cubrir las necesidades ocasionadas por la epidemia de Covid-19”. Se supone que esto incluye el pago de salarios públicos.

Además de las provincias, en las comunas la situación salarial puede complicarse, y podría verse afectado el pago de los salarios. En Buenos Aires, los gremios trabajan en el monitoreo de esta situación, y ya detectaron al menos dos casos. Así lo adelantaron desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo), que confirmaron que al menos hay dos distritos con pagos atrasados, a los que se podrían sumar otros en problemas financieros. “Necochea y Pinamar no pagaron los salarios completos”, sostuvo una fuente del gremio ante la consulta de Gestión Sindical, que además afirmó que “en el caso de Cañuelas se dejó de pagar el convenio nuevo”.

En muchas comunas los municipales siguen realizando tareas, como la recolección de residuos, o el armado de los hospitales de campaña y zonas de aislamiento que preparan las comunas para el pico de casos de coronavirus. En estos casos, además del problema salarial, FeSiMuBo detectó que “no se están entregando los elementos de seguridad para los trabajadores, que quedan expuestos”. Según el gremio, los intendentes ya le plantearon al gobernador Axel Kicillof este problema de las cuentas, y en una reunión adelantaron que “seguro” tendrán problemas para pagar en el futuro cercano.

La situación fiscal de las provincias y las comunas será, según los funcionarios, muy golpeados por la crisis. Además, vienen de un escenario complejo, con una fuerte retracción en sus cuentas. En este sentido, un informe de la Universidad nacional de Avellaneda (UNDAV) remarcó que en 2019, “en 23 de las 24 jurisdicciones argentinas se registró una caída en la recaudación, a causa de las medidas de índole fiscal llevadas a adelante por el gobierno del expresidente Mauricio Macri”.

Según el trabjo del Observatorio de Políticas Públicas de esta casa de estudios, “las medidas de índole fiscal de la administración macrista impactaron en la estructura impositiva en un sentido regresivo, como la baja de retenciones y de las contribuciones patronales”. “La administración anterior (inspirada en la corriente de pensamiento económico llamada ‘Economía de la Oferta’), con el argumento de aumentar la competitividad e incentivar la inversión, llevó adelante una serie de medidas de índole fiscal que impactó en la estructura impositiva haciéndola más regresiva”, sostuvo el informe, al que tuvo acceso Gestión Sindical. Como ejemplo, la UNDAV explicó que durante la gestión de Cambiemos “los impuestos más progresivos fueron perdiendo participación, mientras que el IVA ganó peso en la matriz tributaria, a pesar de la recesión”.

También podría interesarte

ypf

YPF desmiente noticia falsa de Clarín: aclara que no suspenderá personal si se extiende la cuarentena

Desmintió versiones periodísticas y aseguró que «no existe en la compañía ninguna iniciativa» para «licenciar …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *