domingo 26 de enero de 2020
Inicio / Actualidad / Preocupa a algunos gremios bonaerenses la poca relación con la flamante ministra de Trabajo

Preocupa a algunos gremios bonaerenses la poca relación con la flamante ministra de Trabajo

Dirigentes de distintos sectores se mostraron alarmados por el poco diálogo que mostró hasta ahora Mara Ruíz Malec. Más allá de algunas reuniones, no tuvo actividad con los gremios, pese a que dice que tuvo “una buena recepción” del sector. La semana que viene comenzará a recibir a los estatales, para pensar la discusión salarial 2020.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Con una serie de reuniones protocolares, la flamante ministra de Trabajo de la provincia de Buenos Aires Mara Ruiz Malec inició su gestión en la primera semana del año. Su designación fue una de las sorpresas del gabinete del gobernador Axel Kicillok, y se explica por la confianza que la joven economista tiene con el mandatario, de quien fue asesor en la cámara de Diputados. Casi sin relación con el mundo sindical, estos primeros encuentros parecen apuntar a comenzar a estrechar lazos con la dirigencia, que no oculta su preocupación por la falta de experiencia de la funcionaria. En este sentido, los encuentros con estatales no alcanzaron para disipar la alarma, en un contexto de crisis tanto económica como laboral.

La dirigencia quiere que Ruiz Malec tenga un trato más fluido con el mundo sindical, que en este mes de gobierno del Frente de Todos no se notó. La semana que viene se esperan reuniones con más gremios, en especial de la administración pública, para presentar reclamos y propuestas. Las paritarias 2020, en especial la docente, y la recuperación de un mercado laboral jaqueado por la recesión y la inflación, algunos de los desafíos de la cartera laboral para este año.

La designación de Ruiz Malec causó sorpresa en el mundo de los gremios, que esperaban que llegara a ese cargo alguien conocido para la dirigencia, e incluso habían sugeridos algunos abogados laboralistas de confianza. Pero Kicillof se decidió por la economista, que forma parte de su grupo de trabajo en el Congreso.

De perfil bajo, Ruiz Malec tuvo algunos encuentros, y entre sus primeras actividades visitó la ciudad de Mar del Plata, donde se registran picos de desocupación e informalidad laboral. Por el momento, no hubo mayores avances en la relación con los gremios.

“Estamos preocupados, no sólo no conocemos a la ministra, sino que no quiere reunirse con ninguno de los sindicatos, hay cierto desconocimiento del sector que puede ser perjudicial”, le dijo a Gestión Sindical un dirigente de un gremio cercano a la CGT, sobre los primeros días de la funcionaria. Si bien por el momento no ven un foco de conflicto, esperan que haya más apertura en el corto plazo.

“Más allá del apoyo que podamos hacer a la gestión, queremos conocer sus planes, hablar de legislación, de planes contra despidos. Queremos conocer qué quieren hacer en el ministerio”, agregó el dirigente consultado.

En una de sus primeras actividades, Ruiz Malec estuvo con los gremios estatales, que durante la gestión de María Eugenia Vidal fueron ninguneados, en especial en el 2019. En una primera cumbre estuvo con integrantes de la FEGEPPBA, que nuclea a sindicatos más “dialoguistas”, para luego sentarse con ATE y la CTA Autónoma provincial, con un perfil más combativo. En ambos casos un tema central es la reapertura de paritarias, un reclamo de ambos sectores.

Con el resto de los gremios, por el momento no hubo contactos formales. Con sus respectivos reclamos, médicos y judiciales vienen pidiendo ser recibidos por las nuevas autoridades, para plantear su agenda. En el segundo de los casos, fuentes del sector le confirmaron a Gestión Sindical que la semana próxima habrá una reunión inicial, y conocer cómo quedó el sector luego de un año complejo, donde no hubo acuerdo salarial y los aumentos –muy por debajo de la inflación –se dieron de manera unilateral.

“Tuvimos algunas charlas informales, pero no mucho más. Esperemos que se concrete el primer encuentro y podamos abrir el diálogo, porque necesitamos recuperar salarios y mejorar las condiciones de los judiciales”, remarcaron las fuentes consultadas.

Ruiz Malec es economista de carrera, egresada de la UBA, con un posgrado en Desarrollo Económico en la Universidad de San Martín. No tiene mayores vínculos sobre la cuestión laboral, salvo que fue columnista del portal Cenital –que dirige el periodista Iván Schargrodsky -, donde escribió sobre cuestiones de empleo y producción. Además, en el último tiempo participó de actividades con dirigentes sindicales, pero sin una relación cercana.

En la reciente visita a Mar del Plata, la funcionaria dijo que encontró buena predisposición en los gremios, y planteó algunos de sus objetivos. “La recepción de los gremios ha sido muy buena también porque nosotros les estamos planteando que nuestra impronta es volver a poner tanto el Ministerio como el gobierno en beneficio de los trabajadores. Además, hay una comprensión de la situación económica y de que no es lo mismo tener uno u otro modelo económico. Ese es un aprendizaje importante que hemos tenido todos y en particular los gremios”, dijo a medios locales.

“Tenemos una ardua tarea por delante simplemente para restablecer lo que son las funciones básicas del Ministerio de Trabajo que es defender los derechos de los trabajadores, ejercer la función de policía del trabajo y de cuidar las condiciones de registro, seguridad y salud en el trabajo. Y tenemos un desafío mayor, porque no nos vamos a contentar con eso, queremos poner al Ministerio de Trabajo no solamente en función de los derechos existentes, sino en la producción y generación de nuevos empleos”, explicó Ruiz Malec.

La agenda de reclamos de los gremios es variada, y depende de cada sector. Los estatales piensan en la recuperación salarial, ya que fueron muy perjudicados por la situación general del 2019, que tuvo especial impacto en la provincia de Buenos Aires. Además, los conflictos en el sector privado, plagado de despidos y suspensiones, requiere una intervención más activa del ministerio de Trabajo, que durante la gestión de Vidal fue en varias ocasiones acusado de ser cómplice de las empresas.

Como antecedente directo, esta semana la cartera laboral que comanda Ruiz Mañec dictó la conciliación obligatoria en el conflicto desatado en la empresa Tenaris, del grupo Techint, por el despido de 191 trabajadores. La medida fue celebrada por la UOM, que ahora trabaja para lograr una mesa de diálogo con las partes. Además, el ministerio hereda viejos conflicto, como el de Fanazul, la sede de Fabricaciones Militares bonaerense. En la cumbre con la CTA Autónoma provincial, su titular Oscar de Isasi su reapertura, a partir del pedido de compras de chalecos para la Policía Bonaerense a esa dependencia.

También podría interesarte

Precarización laboral: la OIT alerta que en el mundo hay 1.400 millones de trabajadores cuentapropistas

En el informe anual de la Organización Internacional del Trabajo, se alerta sobre el aumento …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *