04 de Diciembre
de 2021
Actualidad.

Pese a la actualización del 52%, el salario mínimo sigue lejos de los niveles de 2015

26. 09. 2021

Así lo estableció un informe del centro CIFRA, que afirma que para estar a niveles de 2015, ese haber debería estar en los 44 mil pesos y no en 33 mil.

A partir del nuevo acuerdo alcanzado en el Consejo del Salario, el mínimo este año cerrará en 33 mil pesos, y concluirá el ciclo anual con una suba del 52,8 por ciento. Según las proyecciones del centro CIFRA, este año el haber podría tener una recuperación del 1,9 por ciento, el primero en seis años. Pese a esto, para estar a noveles del 2015 el ingreso debería ser de 44.700 pesos, lo que marca el deterioro de esta referencia salarial.

Entre los gremios el aumento alcanzado fue destacado porque permite ganarle a la inflación, pero admiten que todavía está lejos de la canasta básica, cada vez más difícil para los trabajadores, sobre todo los informales.

El trabajo de CIFRA, entidad de la CTA de los Trabajadores, analizó el impacto del nuevo aumento del mínimo, acordado por gremios y empresarios en el marco del Consejo del Salario. Con estas subas, afirmó el reporte, «si la inflación se mantiene con el nivel actual, se lograría que en el año se produzca una recuperación de 1,9 por ciento en términos de poder adquisitivo», la primera desde el 2015.

Pese a esto, «un nivel de 44.700 pesos a diciembre de este año –lejos de los 33 mil pesos definidos– sería equivalente al poder adquisitivo que el salario mínimo tuvo en 2015».

El informe, al que tuvo acceso Gestión Sindical, recalcó que «es preciso que el salario mínimo continúe expandiéndose por sobre la inflación en vistas a recuperar un nivel adecuado para ese instrumento, que efectivamente eleve los pisos salariales».

Es que su valor viene padeciendo «un deterioro continuo en los últimos años». «En 2019, último año del gobierno de Mauricio Macri, el poder adquisitivo fue 25 por ciento inferior al promedio de 2015″, sostuvo el centro CIFRA, que recordó que en 2020 el salario mínimo «perdió un 10 por ciento adicional de su capacidad de compra, dado que el Consejo del Salario Mínimo recién dispuso incrementos –insuficientes– desde octubre de ese año».

La mirada de los gremios

Luego de la reunión del Consejo del Salario, los gremios que participaron, todos ellos alineados políticamente con el Gobierno de Alberto Fernández, se mostraron satisfechos por el nuevo aumento, aunque se mostraron cautos sobre su impacto.

Es que los 33 mil pesos están lejos de la canasta básica, y el efecto del incremento parece más simbólico que real. El haber mínimo empuja asignaciones sociales y otras prestaciones, pero tiene poco efecto en los convenios. Pese a esto, algunos sectores más combativos creen que podría «contagiar» a los sindicatos a buscar subas por encima del 50 por ciento.

«El aumento impacta en la economía informal, y debería tener un impacto en las discusiones salariales de los trabajadores bajo convenio», le dijo a Gestión Sindical un dirigente gremial de una de las centrales participantes del consejo. Pese a esto, alertó que «no hay ninguna organización que esté pidiendo esto».

El mismo dirigente afirmó que si bien no hay pedidos de este tipo, la mayoría de los acuerdos incluye revisiones en enero y febrero, y la suba del mínimo, en el porcentaje, «tendrá un impacto, porque hará que muchos decidan buscar niveles de mejora similar».

Lejos de la canasta básica

En cuanto al informe de CIFRA, se remarcó que en diciembre de 2020 «el nivel real del salario mínimo se ubicaba 32,7 por ciento por debajo del promedio de 2015», y la recuperación de este año tendrá un impacto mínimo. Si se tiene en cuenta su valor nominal, los 33 mil pesos están muy lejos de los 100 mil pesos de la canasta básica que mida el INDEC.

En su habitual informe mensual, los trabajadores del organismo alertaron que por efecto de la inflación y la suba de precios, esta canasta «para un matrimonio con dos hijos en edad escolar están en 108.660 pesos para satisfacer sus necesidades».

PESE A LA BAJA DE LA INFLACIÓN, EL SALARIO NECESARIO PARA UNA FAMILIA TIPO YA SUPERA LOS $100 MIL

Ante esto, espacios del Estado, por ejemplo, están pidiendo un bono de 20 mil pesos para paliar la inflación, un pedido que se redobló a partir de la nueva negociación del salario mínimo.

«Es un pedido para todos los estatales, además de hacer universal el bono de 4 mil pesos que cobran algunos estatales nacionales», le dijo a Gestión Sindical una fuente del espacio «Interjuntas», que reúne a delegados de distintos organismos estatales que critican el acuerdo salarial que firmo ATE y UPCN.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales