07 de Diciembre
de 2022
Actualidad.

Paritaria estatal: se desinfla la idea de un bono y crece la presión por una nueva suba salarial

20. 04. 2022

En la previa de la reapertura de la negociación, los gremios preparan sus reclamos para lograr equiparar el nuevo índice inflacionario.

A horas de que se reabra la paritaria del Estado nacional, la idea de dar un bono salarial extraordinario para paliar la inflación pierde terreno, y se consolida la idea de una suba adicional que complete el convenio del 2021.

La revisión de este miércoles fue adelantada luego que el Ministerio de Trabajo habilitara la reapertura de varios acuerdos privados, ante el repunte inflacionario. Las versiones que circulan en la previa apunta a una suba que rondaría el 10 por ciento, y no un bono extraordinario como se hizo en otros sectores, como el de informales y jubilados, que recibirán 18 mil pesos en los próximos dos meses.

Con cualquier fórmula, se apunta a ganarle a la inflación, luego de varios años de pérdida. Además, se llevarán reclamos vinculados a la vuelta de la presencialidad.

La paritaria estatal se reanudará este miércoles a las 14, cuando los dirigentes de ATE de UPCN se reúnan con funcionarios del Ministerio de Trabajo. En la previa, se habló de la posibilidad de un bono extraordinario, que sería impulsado por el propio gobierno, pero que en los sindicatos no cayó bien.

Incluso, se dijo que Andrés Rodríguez, titular de UPCN, fue el que rechazó la posibilidad. «Se entiende que un bono universaliza el aumento, lo que achata los niveles salariales, por eso se rechaza», le dijo a Gestión Sindical una fuente del sector.

Un aumento con porcentaje es mejor para las categorías altas, que cobran más, pero se diluye en los menores. «El bono achica las diferencias salariales», agregó la misma fuente.

Por eso, para esta revisión, la idea está casi descartada. Lo que si se mantendrá es el pago adicional de 4 mil pesos desde el inicio de la pandemia.

Las versiones completan que se ofrecerá una suba del 10 por ciento aproximado para completar la paritaria 2021, llevando a más del 60 por ciento el aumento.

«Los porcentajes agudizan la desigualdad salarial, lo ideal sería ese bono, que no se quiere pagar. Otra alternativa es subir ese pago de 4 mil a 10 mil pesos, y ampliarlo, ya que hoy los salarios mayores de 60 mil pesos no lo perciben», recalcó la misma fuente consultada.

El último acuerdo firmado en enero pasado sumó un 14 por ciento a lo antes firmado, por lo cual el aumento global es del 54 por ciento. Ahora, la nueva revisión buscará evitar que las nuevas subas del IPC hagan que los salarios estatales vuelvan a perder.

Acercamiento

En tanto, a la espera de esta cumbre, varios sectores gremiales iniciaron conversaciones informales con funcionarios del Ministerio de Trabajo para acercarle otras inquietudes. En especial, dirigentes de ATE Capital estuvieron reunidos con la secretaria de Empleo Público, Ana Castellani, a quien le presentaron una serie de reivindicaciones, para afrontar el «contexto social y económico difícil que vivimos».

Los encuentros se dieron por la buena relación de la conducción de esa seccional, cercana al kirchnerismo, con la funcionaria y parte del oficialismo, con quien buscaron canales más allá de la instancia paritaria.

«Nuestro reclamo es que los acuerdos salariales siempre superen el índice de inflación», le confirmó a Gestión Sindical un dirigente estatal porteño. En este sentido, la dirigencia marca que en el primer cuatrimestre del año «el IPC está calculado en un 20 por ciento, lo que debe estar reflejado en el aumento que se acuerde en esta revisión».

En este sentido, la dirección nacional de ATE recalcó en el documento enviado a las autoridades laborales para pedir la reapertura de la paritaria que el cierre de la discusión nacional 2021 «logró niveles de recuperación del salario por encima de la inflación, pero rápidamente la voracidad de los grupos económicos generó una escalada de precios que destruyen el poder adquisitivo de nuestros ingresos, arrastrando a muchos trabajadores y trabajadoras estatales debajo de la línea de pobreza».

Presencialidad

Además de la cuestión salarial y la discusión del impacto de los aumentos, los estatales llevarán otras cuestiones a la mesa con los funcionarios, como las condiciones edilicias en las dependencias de los organismos nacionales, que desde el próximo mes recibirán a todos los trabajadores, a partir de la presencialidad plena determinada por las autoridades nacionales.

La resolución 58/22 de la secretaría de Gestión y Empleo Público establece «las nuevas pautas para el retorno a la presencialidad plena».

Allí, se define que «antes del 1° de mayo de 2022, cada jurisdicción de la Administración Pública nacional deberá disponer el retorno a la modalidad de prestación de servicios que era habitual en forma previa a la vigencia del decreto 260/20 de emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19».

Para los gremios, la decisión es aceptable, pero esperan medidas adicionales para evitar inconvenientes.

ESTATALES PIDEN GARANTIZAR LA SEGURIDAD EN LOS EDIFICIOS CUANDO VUELVA LA PRESENCIALIDAD PLENA

En su carta, ATE además adelantó que la discusión tendrá algún componente político, ya que marcó el apoyo del gremio al proyecto de creación del Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI, presentado por el bloque de senadores del Frente de Todos y respaldado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

«En el marco del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, reafirmamos que la única salida es que la deuda la paguen quienes la fugaron», concluyó el documento.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales