27 de Enero
de 2023
Actualidad.

Municipales bonaerenses denuncian que las asignaciones familiares se pagan «a capricho» de los intendentes

24. 12. 2022

Por la modificación de la ley de paritarias para el sector, el valor de este plus salarial puede ser fijado por las comunas, y no se rige por el valor nacional.

Los municipales de la provincia de Buenos Aires se encuentran movilizados para reclamar por una reforma en la ley de paritarias del sector, que permite a los intendentes fijar el valor de las asignaciones familiares que se pagan. Los cambios en la ley 14.656 desacoplan lo que se paga en las comunas por este beneficio del que se paga a nivel nacional, lo que hacer que ese pago quede atado «al capricho de los intendentes».

En este sentido, la semana pasada las entidades que forman la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO) marcharon a la Legislatura, para que se trate un cambio que evite esta arbitrariedad, en el marco del tratamiento del presupuesto 2023.

A nivel municipal, se están pagando bonos de fin de año, aunque en algunas comunas se resisten a mejorar los ingresos. El sector no está incluido en el pago adicional anunciado por el gobierno, ni por el que se paga a estatales bonaerenses.

El reclamo por las asignaciones familiares moviliza a los integrantes de la FESIMUBO, que alertan que la reforma del artículo 76 de la ley de paritarias permite fijar el valor en cada comuna, y no guiarse por lo que se paga a nivel nacional.

La Sociedad Rural niega el bono de fin de año que anunció UATRE para los trabajadores del agro

«Dicha modificación cercena el derecho de los trabajadores y las trabajadoras municipales de la Provincia a cobrar las asignaciones familiares de conformidad con la legislación nacional en materia laboral para dejarla librada a la voluntad o capricho de cada intendente», explicaron desde la entidad mediante un solicitada.

Frente a esto, la federación declaró el «estado de alerta» en todo el territorio bonaerense. «Reclamamos el trato equitativo hacia los trabajadores y las trabajadoras municipales en cuanto a las asignaciones familiares y que no se menoscaben los derechos consagrados en la ley 14.656», recalcaron.

«Los distintos estados, desde Nación a los municipios, están para controlar entre otras cuestiones el trabajo informal, y en las comunas los intendentes pagan bonos o estos adicionales en negro», se quejó un dirigente de la FESIMUBO, ante la consulta de Gestión Sindical. Sobre la protesta de la Legislatura, se destacó la participación de gremios de base de toda la provincia de Buenos Aires, que recalcaron la necesidad de corregir «esta arbitrariedad».

«A lo largo de este año los municipales encabezados por Rubén «Cholo» García se reunieron en diversas oportunidades con legisladores del Frente de Todos y alcanzaron la promesa de presentar un nuevo proyecto de Ley que les restituya la equiparación de las asignaciones familiares, recordó la solicitada, que lleva el título «Con nuestros hijos y nuestras hijas no».

Movilización

La semana pasada, los gremios de la FESIMUBO se movilizaron a la Legislatura, cuando se debía tratar el presupuesto. Con ello, los dirigentes municipales piden que se modifique el artículo en cuestión y que se devuelva «la letra original» del texto.

Para eso, la diputada provincial Soledad Alonso presentó el proyecto 4802-03 para revertir esta situación. Pero sin respaldo de la oposición, la iniciativa no llegó a ser tratada, lo que generó malestar entre los dirigentes que viajaron a La Plata.

Gerardo Martínez aseguró que no está en la agenda de la CGT apoyar la reelección de Alberto Fernández

Según puso saber Gestión Sindical, el rechazo opositor ya había sido adelantado, pero hubo «poco respaldo» de los legisladores del Frente de Todos. «Hay una interna en el oficialismo, en especial en diputados que siguen atados al poder de los intendentes», recalcaron desde la FESIMUBO, luego que fracasara el proyecto.

Si bien en un primer momento había respaldo del presidente del bloque Frente de Todos, César Valicenti, al final no alcanzó. En cuanto a la oposición, la oferta de Maximiliano Abad y Alex Campbell fue tratarlo en comisiones «en los próximos meses».

Bono de fin de año

En este contexto, la dirigencia municipal viene alertando por el retraso de los salarios del sector, que históricamente se encuentra entre los más bajos del país, pese a que en la provincia de Buenos Aires la ley aprobada en 2014 intentaba generar un ámbito de negociación que elevara el piso en todo el territorio.

Junto con las asignaciones familiares, el reclamo apunta a que las comunas paguen un bono de fin de año, como el que confirmó el Estado bonaerense para sus trabajadores, como el que anunció el gobierno nacional para el sector privado.

Desde FESIMUBO confirman que ese pago extra «es sólo para privados» y los municipales «terminamos peleando con los intendentes». «Cañuelas paga un bono de 20 mil pesos, Ensenada rompió el monde con 100 mil pesos en cuatro cuotas, otras comunas pagan en promedio 50 mil pesos», explicó uno de los dirigentes consultados. Si bien en la entidad admiten que «son muchos los que están pagando este adicional», hay valores «muy bajos, lo que hace la ayuda relativa».

Los bonos se siguen anunciando ante la presión de los gremios, pero en algunos casos son bastante irrisorios. En Las Heras, por ejemplo, será de 10 mil pesos, en sueldos básicos que no superan los 40 mil pesos.

En tanto, en Lujan se pagará un adicional de fin de año de 25 mil pesos para los trabajadores que tengan un salario inferior a los 120 mil pesos, 22 mil para salarios entre 120.001 y 140 mil; 18 mil para quienes tengan un salario entre 140.001 y 160 mil y bono de 15 mil para quienes perciban sueldos superiores a los 160 mil pesos. El bono escalonado “no fue bien recibido en los gremios que salieron a cuestionar el monto, las cuotas y la falta de acuerdo con los municipales”, según medios locales.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales