domingo 18 de noviembre de 2018
Inicio / Fuera de Megáfono / Moyano rompe con el triunvirato de la CGT, exige elecciones y advierte con armar una nueva central obrera si sus reclamos no son escuchados

Moyano rompe con el triunvirato de la CGT, exige elecciones y advierte con armar una nueva central obrera si sus reclamos no son escuchados

El jueves ponen en marcha la Multisectorial 21F con un acto en el microestadio de Atlanta. Y advierten que saldrán con los “tapones de punta” contra la reforma laboral.

Ayer, trascendió la noticia sobre la tajante decisión que tomaron los Moyano al confirmar la ruptura definitiva con el triunvirato de la CGT, a su vez, anunció que pedirá al Consejo Directivo la convocatoria a elecciones para renovar las autoridades y desafió a los “dialoguistas” con armar una central obrera paralela si sus reclamos no son escuchados.

El mensaje deja en evidencia una confrontación abierta con el sector de los “gordos” de los grandes gremios de servicios y los “independientes” de buen diálogo con el Gobierno, que en las últimas horas se aliaron con el MASA de Omar Viviani y Sergio Sassia y la UOM de Antonio Caló.

Ante ese gesto de fortaleza del grupo más afín al Gobierno, el moyanismo se reunió a puertas cerradas este martes para definir los próximos lineamientos. En el encuentro que duró más de tres horas, estuvieron representados los camioneros de Hugo Moyano, Sergio Palazzo (bancario), Omar Plaini (canillitas), Miguel Ángel Díaz (docentes bonaerenses), Pablo Biró (Pilotos), Facundo Moyano (peajes) y los mecánicos de Ricardo Pignanelli, entre otros. El jueves ponen en marcha la Multisectorial 21F con un acto en el microestadio de Atlanta.

El secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, destacó el nivel participación del cónclave. “Estuvieron más de 60 organizaciones, un número no menor dentro de las organizaciones confederadas de la CGT, donde figuran 200 en total, y donde hoy tiene participación unas 115. Acá está el 50% de las organizaciones activas”, subrayó el sindicalista.

En esa línea, Biró adelantó las premisas que se trataron sobre la mesa. “Queremos un plan programático para revertir las políticas del gobierno, que traen zozobra y preocupación a todos”, recalcó el aeronáutico.

Según Biró, las medidas del oficialismo afectan las distintas actividades el movimiento obrero. “Hay pérdida de puestos de trabajo, de derechos adquiridos. El Gobierno violenta la armonía social”, se quejó ante los micrófonos de C5N. “Queremos revertir las políticas económicas con un plan de lucha y una cuerdo programático”, sentenció.

Al ser consultado sobre la posibilidad de lanzar un paro general, Biró puso paños fríos y respondió: “El paro o la marcha en sí mismo no representan una solución. Como dirigentes tenemos la obligación de torcer la realidad, y vemos que no hay decisión de los que dirigen hoy la CGT. Hay que revertir esta políticas que afectan los trabajadores de todas las actividades”, insistió el titular de APLA.

El líder camionero Pablo Moyano ratificó que si propuesta no es escuchada por los triunviros se avanzará con la ruptura y conformación de una nueva central obrera. “Hay muchas organizaciones que hemos dado el paso muy importante hacia la unidad dentro de la CGT o para crear un nuevo espacio para denunciar este modelo económico que destruye a millones de argentinos”, advirtió al término del almuerzo en la sede de los aeronáuticos.

Según ventiló Moyano, del encuentro participaron “muchas regionales” de la CGT y ocho miembros actuales del Consejo Directivo de la CGT. “La inflación se come los salarios, apertura indiscriminadas de las importaciones, que destruyen las pymes, hay suspensiones y despidos, queremos un cambio de modelo económico”, sintetizó el N° 2 de Sichoca.

En este marco, Moyano puso en duda su participación en la reunión de secretarios generales convocada por la CGT para el próximo 29 de agosto. “Veremos si vamos a participar y exigir a la CGT que se ponga al frente del reclamo de todos los trabajadores”, recalcó.

“Lamentablemente vemos una CGT que no está en la calle, no acompaña el sufrimiento de los trabajadores. Queremos una CGT al servicio de los trabajadores”, remarcó el camioneros, y fustigó a los dirigentes cegetistas que retomaron los contactos secretos con altos funcionarios del Gobierno nacional.

“La semana pasada se reunieron con el ministro de Trabajo (Jorge Triaca) y Marcos Peña, y no se fueron con respuesta a favor de los trabajadores, y ya se empieza a hablar de reinstalar la reforma laboral, y desde vamos a salir a rechazar fuertemente cualquier iniciativa que vaya contra los intereses de los trabajadores”, amenazó.

“Queremos la inmediata convocatoria al Comité Central Confederal (CCC), que tiene la facultad para llamar a un Congreso Normalizador. Queremos charlar y debatir los problemas de los trabajadores argentinos, no solo los que tienen, sino los no que lo tienen y los jubilados. La CGT debe reclamar paritarias libres y que cesen las importaciones indiscriminadas y los despidos. Ellos siguen con las políticas de ajuste y denuncias para amedrentar”, arremetió.

Por su parte, el secretario general adjunto de SMATA, Mario Manrique, reclamó al triunvirato “tomar una postura distinta” ante la problemática que viven los trabajadores. “El Gobierno cada vez profundiza más la crisis y dentro de la crisis el que primero sufre es el trabajador. El movimiento obrero no puede tener una mirada pasiva: no se pueden soportar las extorsiones del ministerio de trabajo”, dijo, y aclaró que “una cosa es ser responsable y otro ser un pasivo”.

“Lo mejor y lo más sano para el movimiento obrero es tener un solo secretario general, acompañado por todas las organizaciones. Nuestra postura siempre fue tener un solo secretario general”, dijo y agregó: “Tener un plan de acción no es salir a prender fuego todo. Queremos sentarnos en una mesa de negociación a que nos escuche. Este Gobierno habla de diálogo, te sientan en una mes y no te escuchan”.

Eduardo Berrozpe, de La Bancaria, celebró la “búsqueda de unidad con contenido” en el movimiento sindical. “Se desmorona la economía real, del mundo productivo, hay más despidos, cae el poder adquisitivo, la situación de los jubilados es una vergüenza y cae la actividad de los trabajadores de la economía popular”, describió el gremialista bancario.

“Tenemos que exigirle al Gobierno puntos que implican el cambio de la política económica, y esos puntos deben ser aprobados por el Comité Central Confederal y seguir para adelante”, exhortó.

Berrozpe exigió a la actual conducción de la CGT “seriedad y que esté a la altura de la situación que vive nuestro pueblo, que es una tragedia. Es la hora de que no nos sigan robando y así lo vamos a reclamar para sacar a los trabajadores de esta difícil situación”, enfatizó el secretario de Prensa del sindicato conducido por Sergio Palazzo.

También podría interesarte

Triaca renunció pero se va en diciembre

La dimisión de Triaca será oficializada el próximo jueves a través de una conferencia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *