25 de Mayo
de 2024
Actualidad.

El ministro de Trabajo de Kicillof advirtió que con Milei hay «un industricidio» en la Provincia

29. 02. 2024

Walter Correa remarcó que las políticas nacionales «pegan de lleno en la Provincia de Buenos Aires». Y dijo que los insultos presidenciales a Kicillof y otros gobernadores no le sirven a nadie.

«Una escalada de despidos»: así se refirió, Walter Correa, el ministro de Trabajo del gobernador bonaerense Axel Kicillof, a lo ocurrido en los primeros meses de gobierno de Javier Milei.

En una entrevista radial, Correa echó una mirada sombría sobre la actualidad de las pymes y el nivel de empleo, más allá de destacar el operativo «de contención» que está llevando adelante la Provincia de Buenos Aires para paliar los efectos de las políticas que lleva adelante Milei.

“Con las políticas de un Estado presente, el año pasado en la parte industrial ingresaron 130 mil compañeros al trabajo digno y genuino”, pero desde la llegada del nuevo presidente Javier Milei “a partir de diciembre vino una escalada importante de despidos que comenzó con la construcción”.

Según la Cámara de la Construcción, están en riesgo 200 mil puestos de trabajo y desde enero comenzaron a registrarse despidos y suspensiones.

“Toda la política de industricidio que lleva adelante Milei pega de lleno en las políticas de la Provincia porque el 50% de las Pymes del país se concentran en Buenos Aires”, dijo el funcionario.

Discrepancias entre Provincia y Nación

Con respecto a las diferencias con el ejecutivo nacional, mencionó que “la bandera de Axel Kicillof, que es producción y trabajo, se ve atacada por las políticas de Milei”.

Kicillof, Walter Correa, ministro de Trabajo
Correa valoró las tareas de contención que lleva adelante el gobierno de Kicillof frente a la inédita crisis.

Como ejemplo, relató que la Provincia “pudo sostener un par de meses la situación” en la empresa de fabricación y ensamblaje de calzados deportivos Bicontinentar -la ex Paquetá- de Chivilcoy “que se vio perjudicada en más de 100 mil puestos de trabajo al empezar a importar”.

SCHMID SE SUMA A LA LISTA DE LOS QUE QUIEREN PASAR A LA «ACCIÓN DIRECTA» CONTRA EL AJUSTE DE MILEI

Cerró este tema mencionando que “es difícil y complejo cuando el Gobierno nacional le declara la guerra a todas las provincias del país. Estamos haciendo todo lo posible para sostener el trabajo del pueblo bonaerense ya que es terrible la velocidad de la crisis”.

El problema de la educación

El Gobierno nacional anunció hace unas semanas su intención de declarar a la educación como un servicio esencial.

Con respecto a este tema Correa opinó que “estos trabajadores y trabajadoras no se merecen el destrato del Gobierno nacional” al ver que sería vulnerado su derecho a la protesta.

Del mismo modo se refirió a la quita del Incentivo Docente que “fue una conquista de CTERA desde el año 1998 con la carpa Blanca”.

ATE DENUNCIA A PETTOVELLO POR EL RECORTE DE REMEDIOS A PACIENTES CON CÁNCER: «NEGLIGENTE Y CRUEL»

Buscando cubrir esta necesidad, Kicillof pagó el equivalente del Fondo del Incentivo Docente, que es el 10% de los salarios, y el Gobierno nacional no envió. Pero se trata de una situación imposible de mantener en el tiempo.

“Es difícil cuando se hace todo en contra del pueblo trabajador, es lamentable lo que están haciendo y hay que hacer una mirada a la República con respecto a la tarea de los maestros en cuanto a la contención de nuestros pibes y pibas”, dijo Correa.

Kicillof y el abajo informal

En referencia al trabajo informal, Correa reconoció que se trata de “una realidad que impera cuando se agudizan las crisis, es el camino alternativo para evadir lo fiscal y lo impositivo”, siendo conscientes de que esas políticas generan trabajo clandestino y el no registro de los trabajadores.

“Cuando te meten un DNU es muy difícil todo para el trabajador”, indicó, sin medias tintas, el ministro bonaerense.

Correa se solidarizó con Axel Kicillof y los demás gobernadores de las provincias argentinas que vienen recibiendo destratos en hechos y palabras por parte del Presidente, quien directamente llegó a decir que le «dan asco».

En ese sentido, consideró que semejantes expresiones terminan, por sí mismas y por sus consecuencias, perjudicando a toda la población. “Bastardear a nuestros gobernadores es precarizar la democracia, no respetarla. Es lamentable que (Milei) proceda de esta manera. En términos políticos no es bueno para nuestro pueblo”, opinó.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales