17 de Septiembre
de 2021
El Lado "G".

Mariel Alejandre: «Los bioquímicos éramos clave para hacer un aislamiento quirúrgico y evitar el encierro masivo»

08. 08. 2021
Por Santiago Pérez Chiconi

La vicepresidenta de la obra social del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos resaltó el rol del bioquímico, detrás de cada test realizado, y en la primera línea de fuego contra la pandemia, mientras que lamentó que no hayan sido sumados desde el inicio de la crisis sanitaria para manejar mejor la situación.

En una entrevista con Gestión Sindical, la vicepresidenta de la obra social del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos, Mariel Alejandre, remarcó la labor de ambas profesiones en estos tiempos de pandemia. Lamentó la estrategia sanitaria de darle la mayor prioridad a los infectólogos y dejar de lado en un principio a los bioquímicos.

Al respecto, la docente de la UBA planteó que desde el año pasado ofrecieron la colaboración para una política sanitaria «más adecuada», con foco en lo preventivo. Advirtió que desde la bioquímica «se podía encontrar el virus y hacer ese aislamiento quirúrgico y no el encierro masivo que a la gente que estaba sana la enfermó».

-¿Comó vivieron desde su rol todo lo relacionado a la pandemia?

-Somos un gremio que representamos a los profesionales farmacéuticos y bioquímicos, que tuvimos, tenemos y tendremos un rol fundamental. En el caso de la pandemia, todo pasaba por las manos de ambas profesiones. La bioquímica, a nivel de investigación, con los desarrollos locales de test serológicos COVIDAR (Instituto Leloir) para medir anticuerpos, defensas; y de test diagnósticos, para encontrar el virus, NEOKIT (instituto Milstein y Fundacion Cassara). Sumando el ejercicio profesional diario a través de la realización de dichos análisis clínicos. Los farmacéuticos, en todo lo que fue y es el alcohol en gel, los barbijos, la ivermectina que se comenzó como a darle mucha importancia profiláctica.

Claramente el sector fue esencial en este tiempo

-El sector siguió trabajando, yo además tengo la suerte de ser docente de la Universidad de Buenos Aires, soy doctora de la UBA y también trabajo en un laboratorio de análisis clínicos en un centro privado. A nosotros nunca se nos pasó por la cabeza abandonar nuestro ejercicio profesional porque hacés un juramento y tenés que honrar la profesión.

El «quedate en casa» no corría para ustedes…

-Claro que no, sobre todo porque de nosotros depende el contacto con el paciente, la extracción de las muestras para hacer los estudios. No podemos hacer una atención virtual o telefónica como si pueden realizar otras áreas de la medicina. Para nuestra profesión, dentro de las profesiones de salud, esa opción no cuenta.

Finalmente, Aeronáuticos se reunieron con Guerrera y le presentaron una lista de problemas del sector

En ese contexto, ustedes cuestionan el manejo de la pandemia que hizo el Gobierno

-Estuvimos ofreciendo toda la colaboración para una política sanitaria que fuera más adecuada. Las situaciones de crisis hay que verlas como oportunidades. Y cuando tenés el diario del lunes, porque todo el Hemisferio Sur lo tenía, ya que antes estaba ocurriendo en Europa, se podría haber hecho otra estrategia sanitaria.

Hoy por hoy ya sabemos que la política sanitaria que se aplicó fue inadecuada, deficitaria. En aquel momento parecía arrancar bien, pero no se pensó como equipo de salud para resolver un problema que requiere de un equipo multidisciplinario y eso fue un error claramente.

Desde la Obra Social de Farmacéuticos y Bioquímicos estuvimos muy atentos y desde principio del 2020 ofrecimos la colaboración, al Estado Nacional y de CABA, del personal bioquímico para los testeos. En ese momento venían los test serológicos rápidos que se hacían en las estaciones de trenes para ver como andaba circulando el virus; pero no tuvimos respuesta por parte de las autoridades del Ministerio de Salud de Nación.

El ofrecimiento de parte nuestra apuntaba a colaborar como profesionales especializados en análisis clínicos, ya que estos test se hacían en tiempo real, casi paralelamente a la investigación de su confección y su fabricación, probando su efectividad casi in situ con la circulación del virus. En ese contexto, con más razón, se debió poner a los profesionales que más sabemos, al frente de Lis equipos de trabajo.

¿Argentina los tiene?

-Claro, porque el bioquímico es una invención argentina. Es un profesional que estudia de manera independiente, que ejerce liberalmente y está especializado en todo lo relacionado a los análisis químicos. Es una carrera universitaria que Argentina ha exportado a algunos países de Latinoamérica y que en otros países del mundo, los ejercen otras profesiones como especialidades de carreras de medicina en EEUU y en algunos países europeos, o como especialidad de la carrera de farmacia en otros países europeos o en Brasil mismo.

Entonces teniendo la Argentina todo para poner el cuerpo de otra manera a este virus, desperdició ese talento existente. Si vos me decis que es algo que no se sabía o que no se tenía estudiado vaya y pase; pero ya en 2014 lo escribimos en el libro de Atención Bioquimica, con el grupo de docentes de la Facultad de Farmacia y Bioquimica de la UBA. Desde 2021 incluso lo enseñamos desde una materia de grado a esta reingenieria del ejercicio profesional, con un rol del bioquímico y del farmacéutico en medicina preventiva, con la atención directa a la población.

Con todo este camino hecho, se lo ofrecimos a las autoridades, quienes tienen el honor de definir los destinos en políticas de salud pública; y algunos miraron para el costado. Entonces después no hay sorpresas con los resultados. Nosotros sabíamos que no iba a haber sorpresas.

-De hecho, el titular del sindicato, Marcelo Peretta, salió en los medios a cuestionar el manejo de la pandemia

-Si, salíamos a los medios de comunicación para educar a la gente, porque la gente con un miedo atroz, con un susto paralizante, no salía, no entendía, no sabía, no veía a sus seres queridos, no despedía a sus seres queridos, no se controlaba en sus enfermedades preexistentes.

En ese contexto, nosotros salíamos a educar. A decirle a la gente cómo cuidarse, cómo y con qué soluciones desinfectar superficies, a marcar errores que percibíamos, a pesar que parecía que se estaba haciendo lo que correspondía, a decirle que en los Bioquimicos y farmacéuticos tenían profesionales de consulta permanente.

Es una pena realmente. Pero también se pagan años de profesiones que a pesar de ser muy importantes, son muy medidas en su exposición social, muy introvertidas en su ejercicio profesional y entonces claro ¿la gente a quien hace caso? ¿o que declaración toma como válida?

Convenios Colectivos estatales por sectores: un reclamo que crece para modernizar las relaciones laborales

-La de los infectólogos

-Exacto, la de aquella profesión que está validada socialmente y esos eran los infectólogos. Eso es un médico, una profesión validada socialmente y está bien. El problema fue que esa autosuficiencia impidió que los colaboradores cercanos que somos nosotros, y que podemos desarticular esa ola que te explota encima y que podemos ir en la premedicina a tenerte un testeo, un control, a brindar educación de hábitos saludables, tener un rol más importante.

¿Un bioquímico es un colaborador cercano de un infectólogo?

-Absolutamente, hoy aproximádamente entre el 70 y el 80 por ciento de los diagnósticos médicos se hacen a través de un análisis clínico o un estudio de imágenes y ahí atrás estamos nosotros.

¿Podrías detallar las tareas que hicieron en la pandemia?

-El bioquímico está en todo lo que es el diagnóstico y seguimiento de las enfermedades; y si la gente es asintomática y aún no desarrolla la enfermedad; los marcadores Bioquimicos ayudan a la detección temprana y prevención de contagios.

En esta pandemia lo que se sabe es que, no todas las personas que tienen o tuvieron el virus en sus fosas nasales, en sus mucosas, desarrollan la enfermedad COViD. Es decir, dos de cada tres personas permanecen asintomáticos. Entonces nosotros, podíamos desde la bioquímica, encontrar el virus y recomendar ese aislamiento quirúrgico vs. el encierro masivo que se instaló de forma permanente y que terminó enfermando a la gente que estaba sana y a nuestros pacientes que tenían otras patologías, el susto les impidió continuar con sus controles médicos y bioquímicos, empeorando sus cuadros de salud.

Nosotros hoy vemos esto, el agravamiento de la situación de los pacientes. Yo particularmente estoy en un centro de oncología y es terrible, porque la gente pensó que por algún motivo, el coronavirus podía matarlo antes que el cáncer y en realidad, ambas situaciones debían ser contempladas al mismo momento. Cuidarse preventivamente del covid y controlar su enfermedad de base.

Desde la bioquímica vamos a seguir trabajando tanto a nivel de diagnóstico, seguimiento y control de tratamiento de las enfermedades; como en la educación de la gente, respecto de sus cuidados e incorporación de hábitos saludables y realizaciones de controles bioquímicos preventivos, que le aseguren una mejor calidad de vida.

El Gobierno dio un nuevo paso para oficializar al sindicato de trabajadores informales

-¿Detrás de un test hay solo bioquímicos o hay profesionales de otras ramas?

-El test es bioquímica, estos test inclusive los deslocalizados que vos podías ir a hacer al punto de atención son análisis químicos y son actividad reservada de profesional bioquímico. Ahora bien, estos test deslocalizados que son ir a hacerle vos el test a al gente, el bioquímico también tiene que estar no solo para realizarlos sino para educar, capacitar a personal auxiliar, esto para nosotros es común.

En los laboratorios de análisis químicos tenemos personal auxiliar. De esta misma manera nosotros hacemos la colaboración y la dirección técnica, por decirlo de alguna manera, de estos test localizados, lo que pasó fue que nos costó que acepten nuestra ayuda.

El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires largó el control en geriátricos y el control al personal de salud en las unidades UFU de hospitales de la Ciudad y ahí si logramos que se haga bajo supervisión bioquímica, y ahí si desde la Obra Social de Farmacéuticos y Bioquímicos trabajábamos mano a mano con las autoridades de Salud, que llevaban
adelante eso. Ofreciéndoles bioquímicos de nuestra cartera de afiliados al sindicato, para colaborar colaborar en esa cruzada.

-¿Tienen datos de cuántos integrantes del sindicato y la obra social se contagiaron de Covid en sus labores?

-No tenemos datos oficiales, pero nosotros como profesionales estamos acostumbrados a trabajar bajo normas y cuidado personal. Nosotros por lo general no nos contagiamos de la cantidad de microrganismos que estamos analizando. El contagio quizás se adjudica más a la vida personal, no tanto de la actividad profesional.

Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales