28 de Noviembre
de 2022
Actualidad.

Luego de reclamar, los trabajadores del Congreso acordaron la paritaria

15. 07. 2022

Tras la aparición de carteles criticando a Cristina Kirchner y Sergio Massa, se firmó un aumento salarial del 60%, que representa un total del 69%.

Tras un malestar manifestado esta misma semana, finalmente los trabajadores del Congreso acordaron su paritaria, al firmar un incremento del 60% en dos cuotas que se suma al aumento pactado en abril y llega al 69% total.

El entendimiento se produjo luego de la aparición de diferentes carteles en los pasillos del Congreso donde se pudo leer la frase «Cristina y Sergio tal vez necesiten una lapicera», apuntado claramente hacia Cristina Kirchner y Sergio Massa.

De esa manera se hacía alusión a la frase que hizo famosa la vicepresidenta en sus críticas contra Alberto Fernández, para exigirle que tome decisiones.

De esta manera, cuando la tensión iba en aumento, las autoridades del Congreso Nacional y los representantes gremiales acordaron para los empleados legislativos un 30% a partir del 1° de julio, otro 30% desde el 1° de octubre.

Además, las mejoras firmadas por la Asociación del Personal Legislativo (APL), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) regirán también para quienes se hayan acogido al sistema de retiro anticipado a la jubilación.

El acuerdo incluye una revisión en noviembre

«Esta mejora salarial es fruto de una coherencia política institucional», apuntaron los tres gremios en un comunicado de prensa donde también remarcaron que la firma se da «en una coyuntura económica y social compleja, condicionada primero por la pandemia y luego por la situación de conflicto bélico con consecuencias en todo el mundo».

Este contexto, justamente, es lo que «genera un impacto salarial directo y sin dilaciones en la economía familiar de quienes trabajamos en el ámbito legislativo».

El comunicado difundido por los gremios que representan a los empleados legislativos anunciando el acuerdo paritario.

Además, precisaron que el aumento es «para todo el personal que reviste entre las categorías 1 a 14, ambas inclusive, del Honorable Congreso de la Nación, como así también para quienes se hayan acogido al sistema de retiro anticipado a la jubilación».

Y puntualizaron que «las negociaciones están abiertas a futuras y posibles discusiones, ratificando que esta institución (por la Comisión Paritaria permanente) es el único espacio legítimo para la discusión salarial y para continuar generando conquistas y reivindicaciones laborales que se traducen en justicia social».

En cuanto a las «futuras y posibles discusiones», lo que ya está firmado es una revisión salarial para noviembre, mes en el cual también se evaluará la posibilidad de incorporar una suma adicional para el personal legislativo.

La CGT confirmó que hará una marcha «en contra de nadie» el 17 de agosto

Y hay que recordar que en abril de este año Cristina Kirchner y Massa habían firmado un aumento inmediato y uniforme de $20.000 pesos para todo el personal legislativo, con la intención de subir el piso de la negociación antes del entendimiento paritario final.

Por eso, la suma fija más el porcentaje definido en las últimas horas garantizan un aumento del 69% que, como fue señalado, será completado finalmente en noviembre. Y de esta manera se ubica a priori entre los mejores acuerdos del año.

La bronca expresada por los trabajadores del Congreso

En los carteles que aparecieron esta semana, con imágenes de la de la vicepresidenta y del presidente de la Cámara Baja con el palacio del Congreso de fondo, se leía lo siguiente: «A ver los paritarios de los gremios; ya que no nos informan qué están haciendo, ni cuánto van a pedir. Acerquen una birome por favor».

El malestar de los empleados legislativos también quedó reflejado en uno de los ascensores del edificio anexo del Senado, en el que manos anónimas pegaron otro cartel con la frase «¿Y el aumento, CFK?».

CENSISTAS PROTESTARON PORQUE NO LE PAGARON POR SUS TAREAS: «LICUAN NUESTROS INGRESOS»

El detonante de las protestas había sido, según confiaron fuentes legislativas, que desde la presidencia del Senado se informó a los gremios que Cristina Kirchner habría anunciado su intención de postergar la firma de las paritarias hasta septiembre.

Así, la falta de actualización salarial levantó temperatura rápidamente. Y por eso mismo fue que también el secretario general de APL, Norberto Di Próspero, tuvo que desmentir días atrás un comunicado que había circulado entre los trabajadores que daba por cerrado un acuerdo salarial del 68% que se pagarían en cuatro tramos a partir del presente mes de julio.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales