domingo 16 de junio de 2019
Inicio / Actualidad / Juan Carlos Schmid se acerca a ATE y su CTA, para fortalecer su “tercera posición”

Juan Carlos Schmid se acerca a ATE y su CTA, para fortalecer su “tercera posición”

El dirigente estuvo en el acto realizado por los estatales para ratificar la adhesión al paro del 30 de abril. Allí confirmó que los gremios portuarios sí pararán, pero los transportistas no. De esta forma, busca despegarse de la interna en la central obrera. “Es parte de nuestra política de unidad en acción”, dicen desde ATE. Intimidad de una jugada fuerte.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En junio de 1971, luego de una larga lucha de un grupo de trabajadores de los puertos, se oficializó el nacimiento del Sindicato del Personal de Dragado y Balizamiento. El mismo fue un desprendimiento de los gremios estatales ATE y UPCN, que según los fundadores de la movida habían abandonado la representación de los empleados que hacen posibles el acceso a los puertos. Ya en esos años, Juan Carlos Schmid era uno de los líderes de este espacio, que incluso en 1979, en plena dictadura militar, realizó un paro de actividades contra la intervención. En la actualidad, es parte de las organizaciones “chicas”, pero el protagonismo de Schmid es indiscutido. Su influencia creció por su cercanía con Hugo Moyano, y llegó a la conducción compartida de la CGT en 2016. Pero dio un portazo por la postura dialoguista de la conducción (dominada por “gordos” e “independientes”) y ahora busca afianzar una “tercera posición” con sus dos armados federados: los sindicatos portuarios y los de transporte.

En este camino, desde hace un tiempo comenzó una silenciosa alianza que ahora puede se hace visible: con ATE nacional. Luego de compartir algunos reclamos, Schmid se acercó al gremio estatal y a la fracción de la CTA Autónoma que lidera para fortalecer su armado. De cara a las protestas de la semana que viene, decidió una jugada doble: hará que los portuarios paren el 30 de abril, pero mantendrá a la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) alejada de esa protesta, motorizada por el moyanismo.

Schimd hizo pública su alianza con ATE y los gremios de la fracción Perón de la CTA Autónoma participando del encuentro de este jueves realizado en la provincia de Buenos Aires, donde se trazó la ruta del paro del próximo martes 30. Allí, el dirigente estuvo junto a Hugo “Cachorro” Godoy, líder de los estatales nacionales, y Ricardo Peidro, de la central obrera.

Allí, Schmid fue en representación de la Federación Marítima Portuaria y de La Industria Naval de La República Argentina (FeMPINRA), y confirmó que se sumarán al paro nacional promovido por el Frente Sindical para el Modelo Nacional. El dirigente preside esta entidad y la CATT, que la semana pasada dijo que no se sumará a la protesta de los Moyano, la Corriente Federal y las distintas fracciones de la CTA.

Este doble juego genera dudas respecto de la postura de quien fuera uno de los dirigentes más cercanos al moyanismo, pero que por el momento está distanciado. La adhesión de FeMPINRA se dio mediante un documento, donde denuncia la presión patronal para evitar la medida de fuerza, y desmiente una supuesta conciliación obligatoria, versión que circuló también respecto de la protesta del 1º de mayo de los transportistas.

“Es parte de nuestra política de alianzas en el marco de la unidad en la acción”, le dijo a Gestión Sindical una fuente del gremio estatal. la misma ratificó que ya desde el año pasado se plantearon algunas actividades y protestas conjuntas, pero que se viene trabajando en una línea de acción concreta “contra el desastre económico y social que está haciendo este gobierno”.

Incluso algunos van más para atrás, y recuerdan que ATE y Dragado y Balizamiento ya hicieron acciones en conjunto en 2014, cuando rechazaron el mega proyecto de la Isla Demarchi, una propuesta del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. “Hay una raíz común, y una mirada común de algunos temas, que nos permiten trabajar en conjunto”, agregan desde el sindicato estatal, que hasta este año no se había sumado a las actividades realizadas por el moyanismo (como la marcha contra la reforma laboral), pero que ahora se moviliza, en este espacio de alianzas que incluye a gremios de varias actividades.

Con este movimiento, Schmid busca consolidar la idea de una tercera posición dentro de la interna de la CGT. En el documento difundido este jueves por la FeMPINRA se deja clara esa intención. Si bien se ratifica que “están dadas las condiciones para un paro”, se alerta que la entidad “en pleno ejercicio de su autonomía reitera que no integra ninguna de las líneas en debate al interior de la CGT”, aunque comparte “el rechazo a este programa económico”.

De esta forma, intenta despegarse de la conducción y de los grupos díscolos. El distanciamiento con Moyano se acortó en los últimos tiempos en dos momentos Uno, cuando participó en Santa Fe de la protesta contra los tarifazos, en febrero pasado, organizada por el moyanismo. La otra fue anterior, el año pasado, y tuvo que ver con el rechazo de referentes peronistas a la ley de legalización del aborto.

Schmid tiene una fuerte formación católica, ya que fue parte de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores (CLAT), donde conoció a Carlos Custer, el ex embajador en el Vaticano de quien se considera discípulo. Además, en esa entidad estaba Víctor de Gennaro. Además, tiene una conocida cercanía con el Papa Francisco, e incluso escribió un libro, “El mensaje del pescador”, donde analiza la encíclica Laudato Sí, del Sumo Pontífice.

En el encuentro en ATE, muchos de los discursos hablaron de la necesidad de fortalecer la unidad de los gremios, e incluso Oscar de Isasi, líder de los estatales bonaerenses, recordó los tiempos de una “CGT combativa” y reivindicó la figura de Saúl Ubaldini. “No es casual esta metáfora, porque Schmid siempre encarnó una especie de ‘modelo Ubaldini’ dentro de la CGT”, recordó un dirigente cercano a Azopardo, en diálogo con Gestión Sindical.

Es que el viejo líder cegetista provenía de un gremio chico, como Schmid (el de los cerveceros), y apostaba a una fuerte oratoria para ejercer su liderazgo. Cuando llegó al triunvirato de la CGT se especuló con la idea de ser “el Ubaldini de Mauricio Macri”. Incluso se difundió una foto de ambos, jóvenes, que está en el despacho del titular de Dragado y Balizamiento. Por el momento, esa metáfora no se cumple, y el dirigente hace equilibrio entre las partes, buscando crear su propio espacio de poder.

 

También podría interesarte

Visitadores médicos lanzan un plan de lucha contra los despidos y el ataque a su gremio

Desde la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM) iniciaron una serie de protestas contra …



Un comentario

  1. Es lamentable la manera que se deforman la información. El compañero Juan Carlos Schmid no estuvo presente en la Asamblea de ATE realizada el pasado jueves 25. El se encontraba realizando otras actividades. La clave del buen periodismo es tener fuentes confiables o por lo menos confirmar la información. El desprestigio, que en estos tiempos sufre el periodismo es en parte por periodistas como Uds.
    Ahora si quiere tener información de primera mano le cuento que: sí concurrieron al acto representantes de la Fempinra (3 dirigentes), que se leyó el documento de la federación en el escenario principal. Tendría que saber o estar mejor informado, que los trabajadores del astillero Río Santiago están representados por ATE, ergo, esa facción del sindicato estatal trabaja codo a codo la federación que nuclea a los trabajadores marítimos, portuarios y de la industria naval.
    Penosamente del resto de la columna de opinión no se puede debatir, ya que si se parte de una argumentación falaz no se puede llegar a una conclusión si quiera fiable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *