07 de Octubre
de 2022
Actualidad.

Por la inflación y acuerdos salariales que no se logran cerrar, crece la conflictividad en diversos rubros

30. 08. 2022

Trabajadores del neumático, lácteos y judiciales anunciaron medidas en un contexto de pugna por reclamos de mejoras que no se concretan.

La conflictividad laboral sigue creciendo y hay alarma en los gremios, ya que se cree que el año cierre con varios conflictos, en especial cuando se revisen los acuerdos salariales, y como está pasando en varios rubros no haya acuerdo.

Situaciones como la que se vive en el sector neumático, donde el enfrentamiento cumplió 100 días y todavía no tiene solución a la vista, marca lo difícil que puede ser el cierre del 2022, marcado por las dificultades económicas. Lo mismo pasa en el sector lácteo, en este caso por un conflicto puntual. Los judiciales y los estatales van a un plan de lucha.

En torno al conflicto en el sector neumático, que enfrenta a los empleados con las firmas Fate, Bridgestone y Pirelli el escenario dista en mucho de mejorar. El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) y las compañías volvieron a reunirse en el Ministerio de Trabajo durante la semana pasada. Pero ambas partes volvieron a mostrarse en desacuerdo.

Desde las empresas expusieron la decisión de no emitir comentarios respecto de este escenario. Las voces interpeladas señalaron que en este «tiempo social y económico» sensible la apuesta es por la acción «prudente».

CONFLICTO DEL SUTNA CUMPLE 100 DÍAS: PARA UNA EMPRESA, EL PRECIO DE VENTA ES «UNA ESTAFA» Y CULPÓ AL GREMIO

Desde el entorno del gremio comentaron por su parte que los trabajadores reclaman ajustes permanentes y no fijos para mantener sus salarios por encima de la inflación. Y, también, una suba del 200 por ciento en los montos que las firmas abonan en concepto de horas extra durante los fines de semana.

En la vereda de enfrente, los fabricantes proponen un bono anual sólo para los días domingo y sujeto a condiciones de presentismo. Las empresas mantienen, además, una propuesta salarial que contempla un incremento acumulado del 66 por ciento.

Mala lecha

Otro frente que sigue en llamas corresponde a Lácteos Vidal. En Moctezuma, base operativa de la compañía, los trabajadores agremiados en ATILRA mantienen un cese de funciones que ya suma 10 días. Desde el sindicato se indicó que los operarios reclaman el fin de la «persecución sindical, el cumplimiento del convenio colectivo de trabajo 2/88 y de las leyes laborales vigentes».

«Dentro de los reclamos se encuentran la falta de personal, presentismo mal pago, normas de seguridad e higiene, categorías y 14 trabajadores mal encuadrados, en el marco de un convenio colectivo diferenciado y a la baja», se informó desde el ámbito de los trabajadores agremiados.

Vale recordar que el conflicto comenzó el 18 de julio y se originó a partir de la intención de seis empleados de dejar de estar representados, justamente, por el gremio en cuestión.

«Venimos con reclamos de categorías desde hace varios años. Catorce categorías. Al pasar los años, ese número aumentó. Las inspecciones que hizo el Ministerio de Trabajo avalan nuestros reclamos. La empresa fue multada en 2018 y ya el año pasado encontraron irregularidades en instalaciones como las calderas», declaró Gastón Moreno, el secretario general de ATILRA de la Seccional Trenque Lauquen.

Paro de judiciales

En simultáneo a estas situaciones, la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) informó que concretó un nuevo paro nacional de 24 horas este viernes en rechazo de «las dilaciones» de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) para efectivizar el pago del tercer tramo de la recomposición salarial ya acordada del 15 por ciento.

A través de un comunicado divulgado a principios de semana, el gremio que lidera Julio Piumato notificó que, luego del nuevo acuerdo de ministros del alto tribunal, durante el cual «el sindicato y un nutrido grupo de delegados realizaron una vigilia a la espera de la firma del incremento salarial -otra vez dilatado de forma injustificada- se rectificó la huelga nacional de 24 horas» en continuidad con la llevada a cabo la semana pasada.

Por su parte, Piumato anticipó que, de no atenderse los reclamos del sector, «se profundizarán las medidas de fuerza con otro paro de 36 horas el 1° y 2 de septiembre, con una marcha desde las 10 ese primer día». «De no pagarse ese tercer tramo del 15 por ciento ya acordado y, teniendo en cuenta que la inflación de julio fue del 7,4 por ciento, el personal estará rezagado» respecto de la inflación, dijo.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales