martes 11 de diciembre de 2018
Inicio / Actualidad / Gremios estatales denuncian que Vidal busca municipalizar el mantenimiento de las escuelas

Gremios estatales denuncian que Vidal busca municipalizar el mantenimiento de las escuelas

Es por la aprobación de un acuerdo en Lanús, que permite que la comuna se haga cargo de las tareas de mantenimiento de los colegios. A partir de eso, otros distritos podrían sumarse a la iniciativa, como ya se hizo con los comedores escolares. Desde ATE afirman que con este sistema “no habrá control de los fondos”, y se crearán “escuelas de primera y de segunda”. “El próximo paso es la privatización de la educación”, alertan.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Luego de la interrupción dos veces de la sesión, por los gritos y las acusaciones cruzadas, el lunes pasado el Concejo Deliberante de Lanús aprobó un convenio entre el gobierno local y la Dirección General de Escuelas para que la comuna se haga cargo de las tareas de mantenimiento de los edificios escolares. Como ya se hizo con el Servicio Alimentario Escolar (SAE), la idea de la gestión de María Eugenia Vidal es que la Municipalidad local haga tareas destinadas a mantener las instalaciones de gas y luz, además de arreglar techos o vidrios, entre otras cuestiones.

La decisión es cuestionada por los gremios estatales, que aseguran que detrás de esta prueba piloto existe una intención de “municipalizar la educación”, algo que se intentó hacer en los 90, pero que se dio marcha atrás por la resistencia sindical.

En este caso, Lanús será el primer distrito en hacer estas tareas, y la preocupación de gremios como ATE o SUTEBA es que la tendencia se extienda a toda la Provincia. Los bloques opositores que votaron en contra de la iniciativa también alertaron del impacto que tendrá esta medida.

Este año, los graves problemas en la infraestructura escolar terminaron en tragedia, luego de la muerte de dos trabajadores en un colegio de la localidad de Moreno.

La aprobación del plan denominado “Mantenimiento preventivo y correctivo de infraestructura escolar” generó mucha polémica esta semana en Lanús, ya que los gremios estatales se oponen a que la Municipalidad local asuma tareas que son inherentes al gobierno de la provincia de Buenos Aires.

La letra del polémico acuerdo

Por el acuerdo, la comuna realizará tareas de mantenimiento en instalaciones de gas, luz y sanitarias, además de cubiertas de techos; cerramientos verticales (ventanas), medidas de seguridad e higiene y obras en general. Según el proyecto, a la intendencia le corresponde “el mantenimiento del edificio tipo preventivo”, para lo cual deberá proveer de “mano de obra, materiales, supervisión y equipos para la ejecución del mantenimiento”.

Esta iniciativa será extendida a toda la provincia de Buenos Aires, para lo cual las comunas deberán adherir al plan. Lanús fue el primero, gracias al alineamiento político de su intendente, Néstor Grindetti, con el gobierno de Vidal.

“Somos el tubo de ensayo de toda la provincia”, se quejó Walter Pintos, dirigente de ATE Lanús. Luego de la aprobación de la ordenanza, el dirigente alertó que esto es “igual que la municipalización que intentó el menemismo en los 90”.

“Nosotros rechazamos esta decisión porque entre otras cosas no hay control de los fondos que ahora dispondrá la intendencia, y que antes eran distribuidos por el Concejo Escolar según las prioridades. Ahora esos fondos no tendrán control”, dijo Pintos en diálogo con Gestión Sindical.

Una de las consecuencias de esta medida, advierten desde ATE, es que se creen “escuelas de primera y de segunda”. “Cuando no se puedan hacer cargo de los gastos para solventar las tareas, se le van a abrir la puerta a ONG, fundaciones, cooperativas.

Ahí, algunos colegios van a tener la dicha de tener ese apoyo, pero los que están en la periferia van a estar a la buena de dios. Se va a romper la lógica de la educación pública de la igualdad”, remarcó el dirigente estatal.

En Lanús hay unos 300 colegios, los cuales a partir de este acuerdo serán mantenidos por la comuna. Hasta ahora, la Municipalidad se hacía cargo de 40, y los padres denuncian “serias deficiencias”. “de esos cuarenta colegios no reparó ninguno, en Villa Caraza arrancaron los carteles de la Municipalidad”, confirmó Pintos.

Malos precedentes

Como antecedente a esta medida, figura el traslado del manejo del SAE a las comunas, una prueba piloto de la que también participó Lanús. En ese distrito, a comienzos de este año, los auxiliares encontraron un nido de ratas en las manzanas que se entregaron en una escuela del barrio de Villa Jardín.

“Cuando nosotros denunciamos el mal funcionamiento de las empresas por la entrega de alimento en mal estado, incluyendo el día que encontramos las ratas, el municipio en vez de separar a los proveedores involucrados dejó que sigan funcionando. Lo mismo va a pasar con la infraestructura, van a decidir más allá de lo que suceda”, explicó Pintos.

El dirigente le apuntó a Vidal por su responsabilidad: “deslinda responsabilidades, luego de la municipalización el paso que queda es la privatización”.

Aprobación “militarizada”

La aprobación de la municipalización del mantenimiento de colegios estuvo rodeada de una fuerte polémica en el Concejo Deliberante de Lanús. El oficialismo de Cambiemos logró los 12 votos necesarios para la aprobación, pese al rechazo de los bloques opositores.

Los gremios se manifestaron en el recinto, hasta que fueron desalojados por las autoridades. Luego de dos interrupciones, la sesión se suspendió y se pasó para el día siguiente, donde se votó sin público. “Desde que volvió a Democracia nunca se sesionó sin permitirle ingresar a los vecinos, fue una vergüenza”, se quejaron desde el bloque de concejales de Unidad Ciudadana, que rechazaron el proyecto.

Desde este espacio le dijeron a Gestión Sindical que la votación “se hizo incluso antes de que se aprobara el proyecto de presupuesto en la provincia de Buenos Aires, que autoriza la municipalización. Todo muy irregular”.

Además, denunciaron un “impresionante operativo policial”, que no permitió a los estatales ni a los vecinos acercarse al Concejo Deliberante. En la sesión, la concejal Natalia Gradaschi fue quien encabezó los argumentos contra la propuesta. La edil, ex dirigente de gremio docente SUTEBA, sostuvo que el proyecto “es inconstitucional, porque la Ley Orgánica de las Municipalidades establece que la potestad de los servicios es del gobierno provincial”, dejando la puerta abierta a presentaciones judiciales.

También podría interesarte

Por las pocas ventas, Motomel suspendió a todos sus trabajadores por dos meses

Los trabajadores, de la planta ubicada en San Nicolás, gozarán de vacaciones forzadas en enero …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *