viernes 21 de septiembre de 2018
Inicio / Actualidad / Grave: trabajadores de Coto denuncian que la empresa amenazó con despidos y suspensiones a quienes adhieran al paro

Grave: trabajadores de Coto denuncian que la empresa amenazó con despidos y suspensiones a quienes adhieran al paro

Así y todo, en el interior y en el GBA, las sucursales no abrieron. Sí están abiertas en CABA. Y responsabilizan por esta situación a Ramón Muerza, dirigente criticado por su polémica cercanía al empresario Alfredo Coto.

El primer episodio de “apriete” antisindical del paro de hoy tiene como protagonista al empresario supermercadista Alfredo Coto. Según denuncian trabajadores de distintas sucursales del país, la empresa amenazó con despidos y suspensiones a quienes adhieran a la medida de fuerza determinada por la CGT. Inclusive aseguran que la firma contrató remises y taxis para asegurar la asistencia de trabajadores.

Así y todo, la acción de delegados gremiales impidió que las sucursales del interior y del Gran Buenos Aires abrieran sus puertas. Pero todo lo contrario ocurre en Capital Federal, donde sí abrieron, y los trabajadores apuntan por esta situación al dirigente Ramón Muerza, referente gremial de los locales porteños del hipermercado y a quien señalan como muy cercano al empresario Coto.

Implicado en situaciones delictivas
Muerza fue elegido a principios de 2008 (y reelegido en 2011) secretario de Organización del Sindicato de Empleados de Comercio. Se trata del área más importante de la organización gremial: a través de ella se autorizan y organizan todas las elecciones de delegados de establecimientos. Antes de ello se había desempeñado “desde siempre” como delegado general del Hipermercado Coto. Algunos dirigentes del sindicato dicen con sarcasmo que “Ramón es como un hijo para Alfredo” (refiriéndose a la relación de extrema confianza entre Muerza y Coto).

Cabe recordar que Muerza además quedó implicado en el hallazgo del insólito arsenal de armas en una sucursal porteña del hipermercado (227 granadas, ubicadas dentro de tachos, 41 proyectiles de gases lacrimógenos, 27 armas de fuego, dos de lanzamiento, 3.886 municiones, 14 chalecos antibala, 22 cascos tácticos sin numeración, nueve escudos antitumulto, un gas pimienta y hasta un silenciador de armas). El tema está siendo investigado por la justicia.

También podría interesarte

La fábrica de alimentos Canale le debe dos meses a 1.000 trabajadores y hay tensión en sus plantas

La firma posee una planta llenadora de legumbres en Catamarca; tres plantas llenadoras de tomates …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *