domingo 27 de mayo de 2018
Inicio / Fuera de Megáfono / Grave: sindicalista macrista que quiere suceder a Cavalieri estaría involucrado en el escándalo de armas de Coto

Grave: sindicalista macrista que quiere suceder a Cavalieri estaría involucrado en el escándalo de armas de Coto

Se trata de Ramón Muerza, secretario de Organización del SEC y ex delegado general del Hipermercado. Lo une una relación tan cercana con el empresario, que muchos de los afiliados del gremio lo llaman “el hijo de Alfredo (Coto)” y “el empleado del mes”. Lo señalan como el “proveedor” de sicarios del supermercadista.

El plan de gobierno de Mauricio Macri incluye “poner” dirigentes que le respondan políticamente en todos los segmentos de la vida pública. El “2×1” de la Corte Suprema, decidido mayormente por los votos de los jueces impuestos por Cambiemos, es una prueba contundente. Pero la Justicia no es el único sector (fuera de la política partidaria) donde el Gobierno busca una intromisión. Su idea es avanzar también en las organizaciones de los trabajadores. Para eso, el Presidente puso de punta de lanza del plan al siempre polémico dirigente de los peones rurales, Gerónimo “Momo” Venegas, con quien busca desplazar a los popes de los gremios más importantes. Y en esa idea, una de las apuestas más fuertes es desbancar al “eterno” capo del poderosísimo Sindicato de Empleados de Comercio (SEC), Armando “el gitano” Cavalieri, del gremio con mayor número de afiliados en el país. Quieren ocupar su lugar con Ramón Muerza, dirigente muy cercano al empresario macrista Alfredo Coto. Pero algo, inesperadamente, salió mal y podría tener consecuencias en el plan de injerencia: la inspección de rutina que detectó un impresionante arsenal de armas en uno de los locales del empresario, salpica al Gobierno (se sospecha un posible ocultamiento), y por ende, también al aspirante a suceder a “Don Armando”.

Un perfil polémico
Muerza fue elegido a principios de 2008 (y reelegido en 2011) secretario de Organización del Sindicato de Empleados de Comercio. Se trata del área más importante de la organización gremial: a través de ella se autorizan y organizan todas las elecciones de delegados de establecimientos. Antes de ello se había desempeñado “desde siempre” como delegado general del Hipermercado Coto. Algunos dirigentes del sindicato dicen con sarcasmo que “Ramón es como un hijo para Alfredo” (refiriéndose a la relación de extrema confianza entre Muerza y Coto).

Todo marchaba sobre ruedas para Muerza y el Gobierno, hasta el incidente del hallazgo del insólito arsenal de armas (227 granadas, ubicadas dentro de tachos, 41 proyectiles de gases lacrimógenos, 27 armas de fuego, dos de lanzamiento, 3.886 municiones, 14 chalecos antibala, 22 cascos tácticos sin numeración, nueve escudos antitumulto, un gas pimienta y hasta un silenciador de armas ). Es que la cruenta guerra contra Cavalieri ya había empezado, y creían estar limando la legitimidad y la fuerza del veteranísimo dirigente.

El conflicto interno había a encrudecerse y hasta contó con un capítulo de violencia física luego del escándalo que se generó con la denuncia que recibió Carrefour, acusada de vender pañales que el sindicato otorga gratuitamente a sus afiliados. Justamente Mario Amado, ladero de Muerza, es delegado de los trabajadores del hipermercado Carrefour ubicado en la calle Warnes, en el barrio porteño de La Paternal.

El gremio debió sacar una solicitada en los diarios para despegarse del escándalo y apuntar contra Carrefour, que también salió a desligarse del asunto.

A través de un comunicado la empresa rechazó tener “responsabilidad sobre las supuestas maniobras” que denunció el gremio y advirtió que los envases de los productos de venta al público tienen “mismo código de barras” que los que se entregaron al gremio.

Tras dicho escándalo, la crisis creció en el gremio, puesto la facción de Cavalieri culpa a la de Muerza, ya que Amado es delegado en la sucursal de Carrefour de Warnes 2707 en la que se encontraron los supuestos pañales del sindicato. La pelea escaló a un nivel de ferocidad tal, que hubo trompadas en la sede del sindicato.

Pero los episodios de violencia ligados a Muerza no son nuevos. Hace años que lo señalan como el responsable de proveerle sicarios al empresario Coto para sus aprietes a trabajadores. A tal punto, que dicha fama le valió el mote de “empleado del mes”. Muerza tendría reclutados para tal fin a barras de los clubes Almagro, All Boys y Atlanta. Con este panorama de absoluta “confianza”, resulta más que inverosímil que Muerza no supiera del armamento del supermercadista.

Al final, “el gitano” no era “tan malo”
El perfil (o “prontuario”) de Muerza es tan impactante que muchos afiliados y dirigentes del SEC que no tienen precisamente una simpatía por Cavalieri, sostienen que el sindicalista macrista es “mucho peor” que “Don Armando”: “Muerza es nefasto”, suelen repetir. Habrá que ver qué pasa en los próximos capítulos de este culebrón del SEC. Pero algo, paradójicamente, parece estar instalándose como seguro: al final, “el gitano” no era tan malo.

También podría interesarte

Efecto devaluación: alarmante caída del salario mínimo medido en dólares

Según un informe de la Universidad de Avellaneda, cayó un 34,8% desde gobierna Macri. Pero …

Un comentario

  1. No soy empleaado de comercio pero por lo que puedo ver estan ensuciando a Ramon Muerrza ya que lo que dice esta nota no tiene nada que ver con lo que actualmente esta pasando el que siempre tranzo con el gibierno entregando a su gente y firmando paritarias por debajo del indice de pobreza es el este Señor qye esta al frente del actual sindicato es CABALLIERI el que trabaja para el gobierno firmando despidos y la entrega del supermercado carrefour

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *