05 de Agosto
de 2021
Actualidad.

Los empleados de Garbarino advierten que la única solución a la crisis «es pagar los sueldos»

21. 07. 2021

Ante una nueva audiencia en Trabajo y las versiones de una posible venta, los trabajadores de la firma dicen que antes de cualquier operación, se debe saldar los haberes caídos de los cerca de 4 mil empleados.

En las últimas horas, comenzaron a circular en varios medios rumores de una posible venta de la cadena de electrodomésticos Garbarino, que vive una fuerte crisis desde el año pasado, pero que desde abril está paralizada por la falta de pago de los salarios y los problemas para seguir funcionando.

Luego de una audiencia la semana pasada donde no hubo mayores avances, se comenzó a hablar del interés de un grupo inversor para hacerse cargo de la firma, pero por el momento no hay mayores precisiones. Ante esto, los trabajadores aseguran que para salir de esta crisis, lo primero que hay que hacer es «pagar los sueldos adeudados». Ese será parte del reclamo que llevarán junto al gremio mercantil a la audiencia de este miércoles en el Ministerio de Trabajo, donde se buscará un principio de acuerdo.

Los empleados se movilizarán a la sede de la cartera laboral, pero anticipan que no tienen muchas expectativas respecto a lo que salga de esta cumbre. En algunas localidades los locales siguen ocupados.

RECRUDECE EL CONFLICTO DE GARBARINO: EMPLEADOS SE MANIFESTARON EN LA CASA ROSADA

Según se supo, hay un interés de un grupo inversor, que trabaja con empresas en crisis, según le confirmó al gremio mercantil y a las autoridades de la cartera laboral desde la gerencia de Garbarino, cuando se reunieron la semana pasada. Ahora, en la cumbre de esta semana, se esperan mayores precisiones. «Se habla de un inversor, pero según la empresa hay un acuerdo de confidencialidad y no dicen ni quien es ni qué piensan hacer», sostuvo Érica Salazar, delegada del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines Zona Oeste (SEOCA). En diálogo con Gestión Sindical, confirmó que los empleados se movilizarán cuando se haga esta audiencia, para recordar que «la única expectativa y solución que esperamos es el pago de los salarios, pero es muy difícil que eso suceda, por lo que entendemos».

Los empleados de Garbarino tienen salarios caídos desde abril, y en muchos casos ocuparon las sucursales para evitar vaciamiento y cualquier maniobra que no permita sobrar esos haberes caídos, que incluyen el medio aguinaldo. En este sentido, los dueños de la firma afirmaron que gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para que termine de liquidar el dinero que corresponde a la cadena en concepto de retenciones indebidas por el impuesto a los Ingresos Brutos, que supera los 400 millones de pesos, y que puede servir para comenzar a abonar los sueldos. «Siguen diciendo q para pagar necesitan la plata que les debe el Gobierno de la CABA, una vergüenza», respondió al respecto Salazar.

Críticas y poca expectativa

La crisis fuerte de Garbarino comenzó el año pasado, cuando la pandemia paralizó la actividad. A mediados de año, Carlos Rosales se hizo cargo de la empresa, en una operación que pareció enderezar el rumbo de la firma. Pero desde abril, las cerca de 200 sucursales que posee se mantienen cerradas.

Los voceros de Rosales repiten lo que vienen anunciando desde hace casi un mes en cuanto a conversaciones con varios interesados en ingresar como accionistas de Garbarino a quienes, sin embargo, no se los identifica. Sin embargo, todo el mundo habla de grupos inversores que ponen su interés en negocios de riesgo. «Los llaman ‘especialistas en empresas en crisis’, lo que no dicen es que la crisis de Garbarino fue totalmente buscada por parte de Carlos Rosales, todo forma parte de un plan que ya estaba estipulado», dijo al respecto Salazar.

Hace unos días, Garbarino rechazó la oferta de compra que propuso Facundo Prado, propietario de la firma de telecomunicaciones Supercanal Arlink. Carlos Rosales, dueño de la cadena, negocia con nuevos interesados en adquirir el retailer más grande de electrónica y electrodomésticos del país, que acumula deudas por más de 4.629 millones de pesos y tiene en vilo la continuidad laboral de 3.800 empleados.

Si bien se espera que esta audiencia hay algún avance respecto a la posible venta, los trabajadores no creen que se llegue a una solución final. Como explicó Salazar, «todos se siguen manejando con el mismo nivel de incertidumbre, todo poco creíble».

Por los locales

En tanto, además de movilizar los empleados tienen distintas estrategias para buscar solucionar el tema de fondo. En muchos puntos del país se tomaron los locales, para evitar que se saque la mercadería, lo que frenó algunas ventas online que estaban programadas.

En el sur del conurbano, por ejemplo, cuando se cayó la primera venta del grupo los trabajadores hicieron permanencia en el lugar. Desde el Sindicato de Empleados de Comercio de Lanús y Avellaneda (SECLA) recalcaron que la idea de las tomas era «preservar las cosas de la firma», y afirmaron que «hay 80 familias que no saben cómo seguirá su vida». En este punto, fuentes del gremio le adelantaron a Gestión Sindical que pese a que creen que la venta puede «normalizar la cuestión», si no aparece una solución, «la única opción que queda es la quiebra», algo que bajo todo aspecto están tratando de evitar.

CONFLICTO EN GARBARINO: GREMIO MERCANTIL TOMÓ SUCURSALES EN LANÚS Y EN AVELLANEDA

Rosales, dueño de Radio Continental, del grupo asegurador Prof y protesorero de San Lorenzo de Almagro, compró Garbarino en junio del 2020. En la actualidad, la firma adeuda más de 4 mil millones de pesos en cheques impagos o rechazados a una importante cantidad de compañías financieras.

Entre los principales acreedores se encuentra Frincredit (186 millones de pesos); Finares (148 millones de pesos), Banco Nación (83 millones), HSBC (54 millones) y American Express (13 millones). A esto debe sumarle el salario y aguinaldo de sus trabajadores.

Temas relacionados / /
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales