05 de Agosto
de 2021
Actualidad.

Conflicto en Garbarino: gremio mercantil tomó sucursales en Lanús y en Avellaneda

02. 07. 2021

El Sindicato de Empleados Municipales de Lanús y avellaneda (SECLA) confirmó que los empleados de los locales de esos distritos del sur bonaerense permanecen en sus lugares de trabajo en reclamo de los salarios atrasados y de su continuidad laboral.

En el marco del conflicto laboral en la cadena Garbarino, trabajadores de la firma tomaron locales en las localidades de Lanús y Avellaneda, en reclamo de los sueldos atrasados y por la incertidumbre respecto al futuro. La medida, que cuenta con el apoyo del Sindicato de Empleados Municipales de Lanús y Avellaneda (SECLA), se dan en un contexto de crisis de la firma y Compumundo, que pone en peligro a los casi 3.800 trabajadores que forman parte de los grupos.

La empresa no paga los salarios desde abril ni da certezas sobre el futuro. Ante este escenario, trabajadores de los locales que tiene en el Alto Avellaneda y en Lanús decidieron tomarlos hasta que haya una respuesta concreta por parte de la empresa y para evitar su vaciamiento. El delegado del SECLA Gustavo Escalante relató que “en abril pagaron la mitad del sueldo y desde ahí no tuvimos más ningún tipo de pago salvo el REPRO que dio el Gobierno”.

“La empresa se estaba por vender, pero las tratativas caducaron ayer y nos comunicaron que finalmente no se vendió. No se pagan los sueldos, ni los aportes jubilatorios, ni obra social, ni prepagas”, agregó. “Nadie nos dice nada, por eso decidimos desde el sindicato tomar la sucursal pacíficamente. No se vende, ni hacemos nada. Estaos esperando la decisión de la empresa, que nos digan algo. Estamos a la deriva”, puntualizó.

“Es esta segunda ola, cuando el shopping estuvo cerrado, se llevaron toda la mercadería sin decir nada a nadie. No hay intenciones de la empresa de resolver la situación de los trabajadores”, concluyó el delegado.

Conflicto de fondo

Garbarino rechazó la oferta de compra que propuso Facundo Prado, propietario de la firma de telecomunicaciones Supercanal Arlink. Carlos Rosales, dueño de la cadena, negocia con nuevos interesados en adquirir el retailer más grande de electrónica y electrodomésticos del país, que acumula deudas por más de 4.629 millones de pesos y tiene en vilo la continuidad laboral de 3.800 empleados.

GARBARINO: CIERRE DE SUCURSALES, 4500 PUESTOS DE TRABAJO EN PELIGRO Y PROTESTAS

La delicada situación de Garbarino se profundizó durante la caída del consumo que se produjo durante en los últimos años, iniciada durante el gobierno de Mauricio Macri y posteriormente por la pandemia. Sus trabajadores hoy cobran desde hace meses sus salarios en cuotas. De todos modos, Carlos Rosales aún busca una salida a la crisis y analiza alternativas, que incluyen la venta de una parte del negocio, con inyección de fondos para solventar la situación financiera.

Temas relacionados /
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales