jueves 19 de septiembre de 2019
Inicio / Actualidad / El Frente Sindical debatió la realidad del mundo laboral: “Debemos trazar un proyecto de país”

El Frente Sindical debatió la realidad del mundo laboral: “Debemos trazar un proyecto de país”

Los integrantes del espacio protagonizaron la Primera Jornada del Movimiento Obrero por el Trabajo y la Producción Nacional, donde hubo paneles de discusión sobre problemáticas actuales, como salud y educación. Se hizo un llamado a la unidad del movimiento obrero, y no se cerró la puerta a una discusión en conjunto de una reforma laboral. Llamado a apoyar al Frente de Todos en las próximas elecciones.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En el auditorio principal del gremio mecánico SMATA, los integrantes del Frente Sindical para el Modelo Nacional se dieron cita para debatir el presente y el futuro del movimiento obrero en el país. En el marco de la campaña electoral para las PASO; el sector –que ya adelantó su apoyo a la fórmula Fernández-Fernández –se reunió en una jornada de debate, donde además de abordar los temas sensibles a las condiciones de trabajo, se analizó el futuro del sector, en especial en tiempos de reforma laboral y amenazas neoliberales.

En este sentido, el anfitrión Ricardo Pignanelli llamó a “trabajar por la unidad del movimiento sindical”, y reflexionó que “debemos lograr el compromiso de dar el debate, entre todos, de cuál es el país que queremos, y trazar en conjunto ese proyecto de país”. Durante la jornada, en las distintas mesas se trataron distintas cuestiones, como salud, educación y nuevas formas de trabajo.

La denominada Primera Jornada del Movimiento Obrero por el Trabajo y la Producción Nacional, tuvo lugar este martes desde la mañana en la sede capitalina del SMATA. Allí, la dirigencia alineada con el Frente Sindical para el Modelo Nacional discutieron temas relacionados al mundo del trabajo. Estuvieron presentes referentes de la CGT, la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), de las dos CTA (de los Trabajadores y Autónoma) y las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas que lidera el dirigente del vidrio Horacio Valdez.

Este espacio es liderado por Hugo y Pablo Moyano, y ya se alineó para los próximos comicios con los candidatos del Frente de Todos. Durante la jornada, hubo distintos paneles, que debatieron sobre energía, industria, salud, educación y otras temáticas. “El verdadero pacto social es revisar actividad por actividad de forma conjunta, es decir, los trabajadores, los empresarios y el gobierno, para llegar a la raíz de los problemas y trazar políticas de Estado”, dijo Pignanelli en la apertura de la jornada.

Una de las mesas más concurrida fue la que protagonizaron gremios de la educación, que discutieron bajo el lema “educación y formación para un modelo de país nacional y popular”. La mesa estuvo compuesta por representantes de gremios de todos los niveles, como UDOCBA, RIOSAL, SADOP, CONADU, FATUN, FEDUN, CTERA y la CEA, y del área de capacitación de SMATA. En su presentación, Daniel Ricci, titular de FEDUN, destacó la importancia de la educación “al servicio de la formación de ciudadanos con un fuerte compromiso social”, y remarcó “el rol que debe cumplir, en especial, la educación universitaria”.

“El sistema educativo debe superar las competencias específicas en lo educativo y en lo profesional, para formar ciudadanos con un compromiso democrático y de inclusión social, de la mano de la igualdad de género, el desarrollo de un medio ambiente sustentable y el respeto a la diversidad, cultural, religiosa y sexual”, sostuvo. Además, enfatizó que para lograrlo, es necesario que “la formación de calidad y de acceso libre y garantizado para todos debe ser producto de una real articulación entre los distintos niveles (primario, medio y superior)».

Durante las mesas de debate, se apuntó a dos ejes centrales: la participación de los trabajadores en las decisiones del país, y la posibilidad de una reforma laboral, algo que viene anunciando el gobierno de Mauricio Macri. Sobre el primero de los puntos, Omar Plaini, titular de Canillitas, señaló que “los trabajadores generamos la riqueza de este país; por eso, cuando paramos, el gobierno nos lo recuerda, pero nunca en las buenas, ni para reconocer nada bueno”. “Tenemos que valorizar la enorme organización sindical que hemos construido. Tenemos unas de las tasas más altas de sindicalización del mundo y somos reconocidos, no solo por la lucha salarial, si no por gestionar, administrar y dar respuesta todos los días”, dijo.

Sobre la reforma laboral, el propio Pignanelli llamó a trabajar por la unidad del movimiento sindical, y reflexionó que “debemos lograr el compromiso de dar el debate, entre todos, de cuál es el país que queremos, y trazar en conjunto ese proyecto de país”. En este sentido, se propuso promover el “diálogo social tripartito en cada actividad para actualizar los convenios colectivos”, y desestimó la viabilidad de articular “una reforma laboral para emerger de la crisis económica”. Al defender la posibilidad del diálogo social tripartito en cada actividad laboral, Pignanelli puso como ejemplo el proyecto que los mecánicos elaboran desde hace dos años junto con los empleadores del sector, y aseguró que «un pacto social para la foto no sirve».

Como ejemplo, el dirigente mecánico presentó el llamado Proyecto 2030 que el sindicato analiza con las Asociaciones de Fabricantes de Automotores (ADEFA), de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) y de Concesionarias de Automotores (ACARA), que según explicó se analiza para ser elevado al gobierno esa iniciativa para salir de la actual crisis del sector.

El encuentro, que según la organización tuvo representantes de más de 600 delegados de todo el país, es parte de la agenda del Frente Sindical, que de cara a las elecciones de este año promete más jornadas de debate como esta. “La idea fue construir el insumo que luego será trasladado a hipotéticos escenarios de convocatoria oficial para discutir o refundar el contrato social en la Argentina.

El movimiento sindical elevará esas propuestas al próximo gobierno de Alberto Fernández, porque de triunfar Mauricio Macri este debate se convertiría en papeles al viento”, dijo durante su presentación Hugo Yasjy, titular de la CTA de los Trabajadores. Yasky señaló que «es incompatible e imposible conciliar las dos propuestas de modelo de país», y expresó que las elecciones de agosto y de octubre provocan «un muy elevado grado de tensión porque la polarización habla a las claras de esos antagonismos».

También podría interesarte

Golpe a trabajadores que reciben pagos del exterior por sus servicios profesionales

Dentro del esquema de liquidación de divisas, quedaron envueltos servicios a mucha menor escala que …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *