viernes 20 de septiembre de 2019
Inicio / Actualidad / De Gennaro volvió al peronismo: su partido será parte de la interna del Frente de Todos

De Gennaro volvió al peronismo: su partido será parte de la interna del Frente de Todos

Unidad Popular confirmo su alianza con el Frente de Todos y presentará listas en algunas jurisdicciones. La principal estará en Lanús, donde el dirigente ira a las PASO como precandidato a intendente. La decisión se tomó luego de dos participaciones poco exitosas con un frente propio, y una historia que lo pudo ubicar como candidato a presidente en 2003.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En abril del 2002, en medio de un país que intentaba salir del estallido social que terminó con el gobierno de la Alianza, se realizó en Buenos Aires el Encuentro Nacional de Asambleas, una experiencia inédita de organización política. En Parque Lezama, miles de organizaciones y sus referentes discutían abiertamente el país a construir, segunda paso luego del categórico “que se vayan todos”. Eran en su mayoría vecinos y dirigentes de bases, y los políticos y sindicalistas estaban prácticamente prohibidos. Sólo dos caminaban entre la gente: Luis Zamora y Víctor de Gennaro.

Ambos parecían disputarse silenciosamente la representación de esa población diversa y movilizada, que buscaba salir de la trampa del bipartidismo reinante hasta ese momento en la Argentina. Allí, el líder de la CTA repetía que construir una alternativa política al PJ y la UCR, y comenzaba a trabajar en las experiencias que llegarían con los años.

En mayo de 2003 asumió Néstor Kirchner, y comenzó una historia distinta, que incluso sumó a varios de esos dirigentes reunidos en Parque Lezama. Intentó con De Gennaro, que en 2005 fue tentado a ser diputado nacional por el Frente para la Victoria, pero no se logró, y a partir de allí el dirigente gremial formó su partido y se diferenció del peronismo. Este año, vuelve a ser parte del armado electoral del PJ, e incluso será candidato a intendente de su Lanús natal. La decisión sorprendió, ya que se había mantenido distante de los espacios formados por Cristina Fernández de Kirchner. “Volvimos, en todo caso, al peronismo”, advierten en su entorno.

El 12 de junio, cuando se oficializó el Frente de Todos, entre los adherentes se encontró Unidad Popular, el partido creado por Víctor de Gennaro y por el cual desde el 2013 participa en política (ese año fue elegido diputado nacional por el extinto Frente Amplio Progresista). Con el respaldo de la estructura de la CTA Autónoma, el espacio no pudo pasar las primeras en 2015 y 2017, siempre por fuera del peronismo.

En 2009 había formado en provincia de Buenos Aires una alianza con Martín Sabbatella, y por fuera del kirchnerismo compitió con un magro 5 por ciento. Ahora, para este año, en medio de la interna de la CTA y los problemas económicos, el partido se sumó al armado de la fórmula Fernández-Fernández. “Simplemente se volvió al peronismo”, aseguraron en el entorno de De Gennaro, ante la consulta de Gestión Sindical.

En este sentido, remarcaron que “el enemigo a derrotar es Mauricio Macri, y para eso hay que lograr unidad”. Si bien en la discusión nacional estuvieron bastante postergados, la estrategia del sector es centrarse en los distritos, a partir del apoyo de organizaciones de base. “Vamos a apoyarnos en la territorialidad de nuestro trabajo diario”, agregaron. La movida dejó “algunos heridos”, en especial en la CTA Autónoma, que ya vivió una dura interna en 2011 por este tema, y fue el germen de la ruptura con Pablo Micheli.

La apuesta fuerte del espacio será en Lanús, en el sur del conurbano bonaerense. Allí nació y vivió siempre De Gennaro que será candidato a intendente por el Frente Popular Lanusense, que estará dentro del Frente de Todos.

Allí, con el apoyo de dirigentes de la CTA Autónoma, el gremio ATE, organizaciones sociales y miembros de la economía popular competirá con otro ex dirigente de la CTA: Edgardo Depetri, quien es el precandidato a intendente por el peronismo. Uno de los pedidos realizados en el distrito fue que se permita ser parte de la interna con la boleta larga, es decir, con los candidatos nacionales y provinciales. Según le confirmó a Gestión Sindical el primer precandidato a concejal del espacio Walter Pinto, este reclamo fue aceptado por el PJ.

“Vamos con la lista completa, como el resto de las fuerzas. Queremos igualdad para competir, sin el dedo de nadie. Estamos conformes”, dijo Pinto, que es secretario Adjunto de la seccional local de ATE, y titular de la CTA Autónoma. Además de las lista de los dos dirigentes sindicales, hará una tercera encabezada por Agustín Balladares y Verónica Dell Anna (dirigente de la Unión Ferroviaria). En el resto de las jurisdicciones se espera que las listas sean oficializadas –o no –en los próximos días.

La vuelta al peronismo se da luego de una década de distanciamiento. En 2009 la ruptura del espacio de Sabbatella terminó con la relación mínima que mantenía De Gennaro con el kirchnerismo y el PJ. En esa elección, su espacio sacó un 5 por ciento en la Provincia, lo que le permitió al PRO-peronismo encabezado por Francisco de Narváez derrotar a la lista oficial, que encabezó Néstor Kirchner, Sergio Massa y Daniel Scioli.

Muchos acusaron a aquel frente, denominado Nuevo Encuentro, de ser funcional a la oposición, envalentonada por la crisis del campo de un año atrás. Pero la movida de Sabbatella contaba con el aval del ex presidente, al punto que volvió al oficialismo al poco tiempo. Esto enfureció a De Gennaro, que se sintió usado por ambos. “Es un chanta”, suele repetir el dirigente sindical cuando le preguntan por el ex intendente de Morón. Ahora, todos vuelven al frente que lidera Alberto Fernández.

Antes de irse de la CTA –todavía unificada –en 2006, De Gennaro tuvo buen diálogo con el gobierno de Kirchner, pero siempre insistió con su idea de romper el bipartidismo. Pese a esto nunca renegó de su origen peronista, que lo llevó a formar el llamado “grupo de los 8”, embrión de la resistencia al neoliberalismo que luego encarnaría la CTA. Antes se desafilió del PJ y forjó un espacio que transitó los 90 luchando contra el gobierno de Carlos Menem, y que en durante el breve paso de la Alianza formó el Frente Nacional contra la Pobreza (FRENAPO), un símbolo de aquellos años.

“Sentíamos que no alcanzaba solamente con decir lo que no queríamos: había que avanzar en lo que sí queríamos. Por eso empezamos a transitar el camino para protagonizar una nueva experiencia política en la Argentina”, recuerda el propio De Gennaro en los argumentos de la Constituyente Social, otro de sus intentos de cambiar los pilares del país. Esos principios que hoy son parte de la plataforma de Unidad Popular, volverán a la calle, esta vez en la arena política, pero con varias de las ideas de siempre.

También podría interesarte

Acusan a La Bancaria de aliarse con el gobierno y la justicia para no reconocer nuevo gremio del sector

Desde el Sindicato de Trabajadores de Entidades Bancarias y Financieras (SiTEBA) aseguraron que el gremio …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *