21 de Junio
de 2024
Actualidad.

Crimen en el acto sindical: una trama en la que aparecen tres hermanos de la víctima

24. 10. 2023

Detuvieron a Gustavo, hermano de Gabriela, sospechado de ser el autor del crimen en el Sindicato de Limpieza de Córdoba. Celeste y Giselle, otras dos hermanas, aseguran que él no fue.

El hermano de Gabriela Pérez, la mujer que fue asesinada el mes pasado durante un acto sindical en Córdoba, fue detenido este lunes acusado de ser el autor del crimen. La decisión fue tomada por la fiscal Silvana Fernández, quien responsabilizó a Pérez de haber hecho el ataque en medio de una interna del Sindicato de Obreros y Empleados de Empresas de Limpieza, Servicios y Afines de Córdoba (Soelsac).

El hecho ocurrió el pasado 9 de septiembre, cuando Gabriela se encontraba en un almuerzo del Soelsac que se llevaba a cabo en el Club Yapeyú. En ese contexto recibió desde afuera del establecimiento un balazo que impactó en su cuello, provocándole la muerte.

Una cámara de seguridad del exterior registró al agresor, quien estaba vestido con un buzo azul y chaleco negro y tenía su rostro cubierto: usaba barbijo y gorra. De acuerdo con la hipótesis manejada en la investigación, sería Gustavo Pérez, hermano de Gabriela.

Tras la detención, dos hermanas del acusado y la víctima, sostuvieron la inocencia de Gustavo Pérez, y dijeron que sabían que había rumores acerca de que él había efectuado los disparos hacia el acto sindical pero estaban convencidas de que esas versiones eran falsas.

«Mi hermano es inocente. Si mi hermano fuera, nosotros lo entregábamos. ¿Usted cree que va a vivir tranquilo con una culpa así?”, declaró Celeste, una de las hermanas.

“Estamos seguro de que mi hermano no es hasta que no se demuestre lo contrario. Estaba en su casa. Celeste, ella, lo fue a buscar a su casa”, dijo Giselle Pérez, otra hermana de Gabriela y Gustavo.

Un acto sindical que terminó en tragedia

El reloj marcaba las 14.39 cuando se acercó caminando hacia un auto que estaba estacionado frente a la puerta de ingreso al club. Delante del vehículo se agachó un instante y al ponerse de pie, abrió fuego. Luego, huyó corriendo. La secuencia dura apenas doce segundos.

Crimen, Soelsac, Córdoba, Gabriela Pérez
Gabriela Pérez, la víctima del crimen, tenía 25 años y era madre de una nena de 5 años.

De acuerdo a las pericias, utilizó un arma 9 milímetros. En total fueron diez los disparos. La fiscal Fernández investigó denuncias cruzadas entre el Soelsac y el Surrbac, el gremio que dirige Franco Saillén y quien iba a competir en la elección de Junta Electoral del sindicato de limpieza con Sergio Fittipaldi. Esa elección fue suspendida tras el crimen.

De acuerdo al avance de la investigación, la fiscal indicó que el asesino es el hermano de la víctima. Según informó Cadena 3, Gustavo Pérez habría disparado contra el lugar con la intención de amedrentar, pero no de matar. 

EN UN FALLO INÉDITO, CONDENAN A SEIS DELEGADOS PETROLEROS POR REALIZAR UNA PROTESTA GREMIAL

El dato surge de un rumor que circuló semanas atrás, que señalaba que alguien que respondería a alguno de los bandos sindicales habría ofrecido 300 dólares para atacar el club en el que Fittipaldi organizaba el acto del gremio.

La fiscal habría contemplado el relato de testigos que señalaron que el hombre al que las cámaras captaron disparar contra el lugar es uno de los hermanos de la víctima. Gustavo Pérez habría aceptado la oferta y disparado contra el club sin saber que dentro se encontraban sus dos hermanas y un sobrino recién nacido.

Quién era la víctima fatal

Gabriela, la víctima fatal, tenía 25 años y era madre de una nena de 5 años. Trabajaba de lunes a viernes, desde las 7 y hasta las 15, como personal de limpieza en la municipalidad. Como lo que ganaba no le alcanzaba para llegar a fin de mes, se dedicaba a lavar autos.

EL SUR EN ESTADO DE ALERTA: RECLAMOS POR PARITARIAS EN CHUBUT Y BARILOCHE

La necesidad de un ingreso extra se debía además a que su marido está incapacitado para trabajar porque padece una enfermedad que recién comenzó a tratar. Es decir, la mujer de 25 años era el único sostén de la familia.

Como quedó embarazada apenas terminó el colegio, no pudo estudiar en la universidad. Y hacía cuatro años que trabajaba para la empresa de limpieza bajo una modalidad de contrato temporal, que se renovaba cada tres meses.

Buscando otras formas de progresar, también había estudiado para hacer peluquería y cada tanto trabajaba cortando el pelo. Como pasatiempo, jugaba a la pelota y hasta tenía su propio equipo de fútbol femenino. Era fanática de Belgrano de Córdoba.

Temas relacionados
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales