martes 11 de diciembre de 2018
Inicio / Actualidad / Con un abrazo simbólico denunciaron posible cierre de la Universidad Arturo Jauretche

Con un abrazo simbólico denunciaron posible cierre de la Universidad Arturo Jauretche

Gremios docentes, alumnos y referentes políticos y sociales realizaron la actividad en la sede de la casa de estudios, en Florencio Varela. Por el recorte y el retraso de los fondos, en octubre no podrían garantizar las actividades diarias. Hay 140 docentes que no cobran, y la mitad de los trabajadores no tiene obra social ni aportes jubilatorios. Desde FEDUN denuncian que el gobierno ve la educación “como es un gasto, no como una inversión”.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Con la participación de docentes, estudiantes y referentes políticos de la oposición, se realizó este lunes un abrazo simbólico a la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ), ubicada en el partido bonaerense de Florencio Varela, para denunciar la situación de desfinanciamiento de esa casa de estudio en particular y de toda la educación superior en general. Durante la mañana, se realizaron actividades frente a la sede de esta universidad, que integra la veintena inauguradas en los últimos años, y que tienen serias dificultades para sostenerse, por los recortes lanzados por el gobierno nacional y el atraso en la llegada de fondos. Por eso, muchas casas de altos estudios tienen un panorama complicado. En el caso de la UNAJ, si no se revierte la situación, en octubre no habrá fondos para sostener las actividades diarias, ni pagar los salarios docentes. Por esto, la comunidad educativa se movilizo y reclamó al Ministerio de Educación que se garanticen los recursos para evitar que se pierda el año. “Más de 20 mil alumnos pueden perder sus cursadas”, alertan. Por la tarde, el mismo acto se hizo en la Universidad Nacional de Quilmes. En tanto, los gremios docentes se reunieron en un nuevo capítulo de la paritaria. Si acuerdo, vuelven los paros en todo el país y hay amenaza de profundizar el plan de lucha.

La actividad de este lunes frente a la sede de la UNAJ concentró a estudiantes, docentes y una variada cantidad de dirigentes políticos, sindicales y sociales, que rechazan los recortes al presupuesto educativo y el atraso en el giro de los recursos para garantizar las actividades diarias. Según le confirmaron a Gestión Sindical fuentes de la organización, se estima que “unas 5 mil personas abrazaron la universidad, en defensa de su continuidad”. “Está en peligro el futuro de cerca de 21 mil alumnos, ya que en las condiciones actuales en octubre no podremos sostener los gastos diarios. Por eso pedimos al Ministerio de Educación que dé marcha atrás con el recorte”, agregaron las mismas fuentes.

A principios de año, en la cumbre realizada en Jujuy del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), el gobierno formalizó un ajuste en los fondos para el sector de cerca de 3 mil millones de pesos, destinados a obras de infraestructura y mejoras edilicias, entre otras cosas. Además, las universidades afirman que los recursos para los pagos para gastos corrientes tienen “un retraso de tres meses”. Con este panorama, en octubre la UNAJ no podrá garantizar los pagos de salarios ni los gastos para abrir sus puertas.

Además del abrazo, los docentes y alumnos realizaron actividades como una radio abierta. En las facultades no hay clases, ya que CONADU y CONADU Histórica mantiene el paro de actividades iniciado el lunes pasado, al que se sumaron otros gremios. Una docente del lugar –que prefirió el anonimato para evitar inconvenientes –destacó que “el 30 por ciento de los alumnos de las nuevas universidades que se crearon en el país son primera generación universitaria”, algo que en el conurbano “supera el 50 por ciento”. Durante las actividades se criticó a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, que afirmó que “nadie que nace en la pobreza llega a las universidades”. En este sentido, recordaron que se recortaron las becas para alumnos, lo que complica más la situación. En este sentido, desde la Asociación de Docentes, Extensionistas e Investigadores de la UNAJ denunciaron que un total de 140 docentes no perciben sus salarios, y más de la mitad de los trabajadores no docentes “no tienen obra social ni aportes”. Además, reiteraron la necesidad sumar profesores porque la UNAJ “se registra la mitad de docentes por estudiante que el promedio de las universidades”.

“Todo nuestro apoyo a la Universidad Jauretche y todas las universidades que están en emergencia presupuestaria”, le dijo a Gestión Sindical Daniel Ricci, titular de la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN). El gremio participó de la actividad y explicó que en el caso de las universidades más nuevas “hay un problema, como cada año necesitan un incremental de presupuesto porque aumentan los alumnos y se suman cada años nuevos años de las carreras. Por eso necesitan más además del ajuste por inflación un ajuste por la suba de la matrícula”.

Además, Ricci remarcó que “cuando el gobierno elige el camino del ajuste, del FMI, lo que está diciendo es que la educación es un gasto, no una inversión”. “Las palabras de la gobernadora Vidal ratifica esta mirada, por eso decimos que lo que están haciendo al desfinanciar el sistema público y gratuito de la educación es hacer que a los sectores de menos recursos les sea imposible llegar a las universidad. Nosotros por el contrario defendemos un sistema de calidad, inclusivo, donde todos los sectores de la población puedan acceder”, destacó Ricci.

Paritaria: un nuevo fracaso

Casi al mismo tiempo que se hacían las dos actividades en las universidades del conurbano, la dirigencia sindical fue recibida en el Ministerio de Educación nacional, para retomar la discusión paritaria que estaba estancada desde mayo, y que se reabrió luego que el ministro Alejandro Finocchiaro recibiera un documento la semana pasada. En este marco, luego de un tenso primer encuentro, hubo un cuarto intermedio, y luego una segunda etapa de la discusión Allí los funcionarios insistieron con su oferta inicial: un 15 por ciento de aumento en cuatro tres: 5 por ciento en mayo, 4 por ciento en agosto y 6 por ciento en octubre (cifras no acumulativas). La oferta fue rechazada, y clasificada por los gremios como “una provocación”. De esta forma, CONADU y CONADU Histórica mantiene el no inicio de clases hasta el sábado 18, lo que hace peligrar el cuatrimestre.

En tanto, el viernes pasado FEDUN tuvo un encuentro de secretarios generales, y resolvió llamar un nuevo paro de 48 horas si la oferta, como ocurrió, no era mejorada. “La fuerza de los 170 mil docentes que pararon las universidades el 6 y el 7 de agosto, en reclamo de una propuesta salarial digna por parte del Ministerio de Educación, y pago de los fondos adeudados a las 57 universidades públicas, logró su primer objetivo: que desde el Ministerio de Educación llamaran a la negociación paritaria, frenada desde mayo, para el próximo lunes”, explicaron desde el gremio que comanda Daniel Ricci. Desde la FEDUN advirtieron que “sólo aceptarán una propuesta que restituya el poder en estos días, los dirigentes gremiales le pondrán fecha al paro de 48 horas en suspenso acordado en la reunión de pasada, que buscará acordar con el resto de los gremios.

También podría interesarte

Por las pocas ventas, Motomel suspendió a todos sus trabajadores por dos meses

Los trabajadores, de la planta ubicada en San Nicolás, gozarán de vacaciones forzadas en enero …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *