24 de Junio
de 2022
Fuera de Megáfono.

Con el envión de la buena elección, el macrismo busca meter una cuña en los gremios del transporte

28. 10. 2015

Los operadores de Cambiemos ya tienden puentes con sectores sindicales para acercarlos a un hipotético gobierno de Macri. En tanto, la CATT debatió distintas posturas ante el nuevo escenario y volvió a pedir por la unidad de la CGT.

Durante su discurso del domingo, antes que se conocieran los números definitivos de la gran elección de Cambiemos, Mauricio Macri dejó una frase que mucho se repitió y analizó en el último encuentro de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT). “Algunos gremios han acercado propuestas que vamos a aplicarlas”, sostuvo el candidato, de cara al balotaje de fines de noviembre. Hasta ahora, la “pata sindical” del macrismo era minoría en la CATT y el resto de los sectores sindicales, pero los vientos de triunfo en segunda vuelta pueden acercar a algunos dirigentes, que ya analizan qué hacer de cara al futuro. Por eso, algunos dirigentes cercanos al alcalde porteño ya piensan en tentar a los gremios. El tema de la gobernabilidad, en la mesa de discusión.

La reunión de la CATT de ayer martes tuvo como eje el nuevo escenario político, y se mantuvo un fuerte hermetismo detrás de las opiniones de cada dirigente. El objetivo, explican las versiones, es apurar la unidad sindical, incluso antes del balotaje, para poder sentarse a negociar con el gobierno que se viene. Además, sostuvo una fuente consultada por Gestión Sindical, una única CGT “garantiza la gobernabilidad, gane Macri o gane Scioli”.

Por eso en Cambiemos quieren tender puentes con la dirigencia sindical para sumar apoyos, ya no tanto para la elección sino para lo que pueda suceder luego del 10 de diciembre. Saben que no alcanza con la actual estructura de dirigentes del movimiento obrero, que encabeza Gerónimo “momo” Venegas, muy activo en el cierre de la campaña, y quien fue uno de los gestores de las dos fotos de Macri con Hugo Moyano (junto con Cristian Ritondo). “Hay que sumar gremios”, dijo la misma fuente, que recordó que hay otros dirigentes trabajando para que el jefe de Gobierno porteño llegue a la Casa Rosada en diciembre.

Desde el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo, su titular Julio González Insfrán saludó el triunfo de María Eugenia Vidal, y la gran elección de Macri, y remarcó que ambos le devolvieron “la esperanza a millones de argentinos”. El dirigente integra la CATT y es abiertamente opositor al gobierno, y puede ser el portavoz del intento de sumar gremios del transporte al espacio de Cambiemos. “Con que no llamen a votar a Scioli alcanza”, afirman las fuentes. Esa parece ser la postura de un núcleo que si bien se mostró en contra del kirchnerismo desde la ruptura de Moyano y el gobierno no quiere “quedar pegado” con un llamado a votar en contra del candidato del peronismo.

En tanto, la gran mayoría de los gremios que se alinearon con el oficialismo buscan ajustar la agenda propia. Esta semana hubo reuniones para que Antonio Caló acepte sentarse en la mesa de unidad inaugurada por el cónclave del hotel Castelar, pero por el momento no hay respuesta positiva del metalúrgico. Quienes propiciaron ese encuentro quieren dar señales al próximo gobierno, y mostrar que la unidad está cerca. Para Caló, la estrategia era llegar a ese espacio –del que nunca renegó –con una clara victoria de Scioli, y así negociar mejor con los que jugaron en contra o bien se sumaron a último momento, cuando parecía que el triunfo peronista era inevitable.

Antes que la CGT, la CATT deberá elegir autoridades, y la semana pasada muchos dirigentes aspiraban a que ese sea el germen de unidad de la CGT. Para eso, convocaron a los sectores que hoy no forman parte del espacio, en especial la Unión Ferroviaria y los taxistas de Omar Viviani. Ellos –junto al SOMU de Omar “caballo” Suárez –son el sector del transporte que no reporta a la CATT, y están muy cerca de Caló. Si hay entendimiento, podrían sumarse al espacio, junto con Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano (La Fraternidad), que si bien participan de los encuentros no tienen cargos formales. Pero el nuevo panorama puede cambiar la situación, y en el entorno de Caló dicen que habrá que esperar al balotaje, aunque los tiempos políticos cambian tan rápidos que tal vez en esa fecha sea tarde para ellos.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales