23 de Mayo
de 2022
Fuera de Megáfono. Informes Especiales.

Con datos oficiales, la CTA Autónoma asegura que el mercado laboral sufre “serias complicaciones”

30. 06. 2016

A través del Observatorio del Derecho Social desmintió el escenario de “estabilidad” que el Ministerio de Trabajo intentó instalar con datos difundidos. En contraposición, dicen que subieron los despidos, y que las suspensiones crecieron más del 230%. También cayó el salario real. “Los primeros seis meses del nuevo gobierno se han caracterizado por un fuerte avance sobre los trabajadores”, concluyó la central obrera.

Luego de declarar la emergencia estadística, el gobierno nacional busca regularizar la producción de datos, que permitan conocer a ciencia cierta la realidad del país en números. En estos días, se difundieron las primeras cifras oficiales, que permiten contrastar las versiones optimistas de quienes están cerca de la Casa Rosada, y los más dramáticos, de sus opositores. Cruzando estos datos con otros –como los que sigue proporcionando el “INDEC porteño” –el Observatorio del Derecho Social, entidad vinculada a la CTA Autónoma, realizó un informe, que denuncia las “serias complicaciones” que existen en el mercado laboral. La entidad aseguró que en estos días existe “un creciente retroceso de los niveles de empleo o del impactante aumento de las suspensiones”. Además, desmienten algunos análisis realizados por el Ministerio de Trabajo, que buscan tranquilizar sobre la realidad del empleo en el país.

El observatorio de la CTA Autónoma salió al cruce de algunos de los indicadores difundidos por la cartera sanitaria, y criticó la situación del mercado laboral. La dependencia que comanda Jorge Triaca volvió a difundir los datos de la denominada Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), que asegura que “el empleo privado se mantiene estable respecto de abril de 2015, mostrando incluso un incremento interanual del 0,4 por ciento”. Sin embargo, el informe del ODS, al que tuvo acceso Gestión Sindical, remarca que si bien el crecimiento existió, no puede atribuirse a las políticas actuales. “A este resultado se llega luego de un crecimiento del 0,94 por ciento entre abril y noviembre del 2015, y una caída posterior del 0,58 por ciento entre noviembre de 2015 y abril de 2016. En otras palabras, el incremento positivo destacado por el Ministerio de Trabajo en su informe debe atribuirse exclusivamente al período previo a la asunción de la nueva gestión de gobierno”, destacó el trabajo.

Además, la CTA dijo que queda en evidencia con los nuevos datos “el impactante aumento de las suspensiones”. “En abril de 2016 alcanzó a 12,4 por cada 1.000 trabajadores, representando el mayor valor de toda la serie iniciada en octubre de 2006. Más aún, esta magnitud casi duplica los valores del mes de marzo, y es un 231 por ciento superior a las registradas en abril de 2015”, explicó.

Además de la situación del empleo, el Observatorio del Derecho Social alertaron sobre otro fenómeno que preocupa: la caída del salario real. Según los datos, se vive un “fuerte deterioro” de los convenios firmados este año, comparado con lo que sucedió el año pasado. “Esta fuerte caída de los salarios de convenio difícilmente pueda ser revertida durante el transcurso de este año en aquellos convenios que se negociaron por un período anual, ya que las cuotas pendientes de hacerse efectivas en todos los casos son decrecientes. En gran medida esta posibilidad estará supeditada a una fuerte reducción de la inflación en lo que resta del año. Por el contrario, el creciente deterioro de los salarios reales de convenio puede servir como alerta para aquellas actividades que negociaron acuerdos salariales semestrales y que volverán a negociar paritarias en el mes de septiembre (comercio y construcción entre las más representativas), remarcó el informe del ODS.

Las malas noticia aspara el sector laboral se completan con datos de la AFIP, recogidos por la entidad de la CTA Autónoma, y que reflejan la cantidad de trabajadores que aportan al sistema de seguridad social. “Los datos publicados por la AFIP no hacen más que confirmar la situación crítica que se experimenta en el mercado de trabajo y que, en particular, afecta al conjunto de los trabajadores”, adelanta el observatorio. En concreto, el informe oficial sostuvo que la cantidad de trabajadores del sector privado incluidos en las declaraciones juradas presentadas por los empleadores “se redujo en 62.555 casos entre los meses de noviembre de 2015 y febrero de 2016”. Según esta fuente, “se trata de la mayor caída desde el mismo período entre fines de 2008 y comienzos de 2009, en plena crisis internacional que repercutió significativamente en nuestro país”.

En la CTA analizan que estos datos marcan el fuerte deterioro del mercado laboral. “Los primeros seis meses del nuevo gobierno se han caracterizado por un fuerte avance sobre los trabajadores, incluyendo una reducción de los puestos de trabajo, un aumento de las suspensiones y una caída del salario en términos reales. Este avance no hizo más que resolver, en perjuicio de los trabajadores, el conjunto de tensiones que venían acumulándose en el mercado de trabajo al menos en los últimos cuatro años”, agregó el observatorio. “En síntesis, los datos publicados por el Ministerio de Trabajo permiten mostrar la existencia de serias complicaciones en el mercado de trabajo en los primeros meses del año, ya sea a partir de un creciente retroceso de los niveles de empleo o del impactante aumento de las suspensiones”, concluyó el informe, que ubicó estas variaciones “muy lejos del escenario de estabilidad con que el propio Ministerio intentó presentar los datos oficiales”.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales