lunes 22 de octubre de 2018
Inicio / Actualidad / Con cautela, la CTA de los Trabajadores se acerca a la CGT: “Dependerá de lo que suceda el 22 de agosto”

Con cautela, la CTA de los Trabajadores se acerca a la CGT: “Dependerá de lo que suceda el 22 de agosto”

La central que comanda Hugo Yasky adelantó que analiza volver a la estructura cegetista, aunque no en el corto plazo. “Dependerá de la nueva conducción, con esta seguro no pasará”, aseguraron. Además, destacaron la unidad en acción con el moyanismo y la Corriente Federal. “Necesitamos a toda la CGT para un paro general”, dijeron.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Este lunes, en la conferencia de prensa realizada en la sede de Avellaneda del sindicato de curtidores, donde se presentaron los detalles de la jornada “La Patria está en peligro”, el líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, dejó una declaración inquietante. “Nuestra central resolvió ser parte de la CGT en caso de que podamos concretar una convocatoria para elegir una conducción que represente la lucha de los trabajadores”, sostuvo el dirigente docente, que es además diputado nacional. De esta forma, se confirmó un rumor que viene dando vueltas desde que se formó el espacio #21F, que une al sindicalismo opositor al gobierno. La chance de que la central nacida a principio de los 90 vuelva a la estructura cegetista es una posibilidad, en un proceso de unidad en la acción. Más allá de las palabras de Yasky, la dirigencia toma con cautela el proceso, y si bien admite que hubo conversaciones, asegura que en la actualidad “no están dadas las condiciones”. “Si hay una nueva conducción, podemos confluir nuevamente en la CGT”, admiten puertas adentro, y ponen todas las miradas en el confederal del 22 de agosto.

La vuelta de este sector de la CTA a la CGT podría ser un cambio importante en el mapa del movimiento obrero organizado. Cuando Yasky, Víctor de Gennaro y compañía abandonó Azopardo lo hizo con serias diferencias respecto de la vieja dirigencia, que en esos días convivía con el menemismo y la fantasía de la convertibilidad. Ahora, la central camina en conjunto con el moyanismo la Corriente Federal y otros sectores que están dentro de la estructura, pero que no responden a la conducción del triunvirato. Las insinuaciones a una vuelta a la CGT dejaron de sr tal, y con los dichos de Yasky se concretaron. “hay conversaciones desde hace un tiempo, lo venimos discutiendo internamente, pero para que esto pase debe haber un cambio en la CGT”, le confesó a Gestión Sindical una fuente de la central alternativa. En este sentido, agregó que con la actual conducción “es imposible pensar en una vuelta”, y aseguró que todo dependerá del proceso de normalización: “todo dependerá de lo que suceda el 22 de agosto”.

En el confederal, a dos años de nombrarse el triunvirato de conducción, la CGT elegirá conducción. Todos los sectores apuntan a que la secretaría general recaiga en un dirigente, aunque esa persona no está definida. La semana pasada se lanzó la dupla Pablo Moyano-Sergio Palazzo, que contará con el apoyo del #21F, que dentro de la CGT son minoría “las declaraciones de Hugo deben entenderse como un apoyo a estos compañeros, una forma de apuntalar su candidatura”, dijo otro dirigente consultado por este portal. “Nosotros queremos una CGT al servicio de los trabajadores, que peleen contra este modelo. No podemos volver en estas condiciones, por eso queremos apoyar a estos compañeros, y después analizar las posibilidad serias de unidad”, remarcó.

Hasta el momento, la unidad parece a mitad de camino. Si bien se avanzó con un sector, está claro que las condiciones no son todavía las ideales ni mucho menos. Pero la marcha de este 225 de mayo y el fortalecimiento de la opción “rebelde” para el confederal del 22 de agosto pueden allanar el camino. “venimos trabajando bien con este espacio, hay consenso y pensamos parecido. Ahora estamos en la etapa de explotar la unidad en la acción, y luego ver si todo ese potencial se puede explotar para poner a la CGT definitivamente al servicio de los trabajadores”, remarcaron en la CTA.

En la conferencia del lunes, Pablo Moyano hizo referencia a la ausencia de los dirigentes que conforman el triunvirato de la CGT. “Hay que preguntarles a los miembros del triunvirato, que no están presentes hoy, qué piensan del aumento de las tarifas. Lamentablemente, la CGT está callada. La gran mayoría está exigiendo una CGT que salga a la calle y luche por los derechos de los trabajadores”, dijo el camionero. Las diferencias entre la actitud dialoguista de Héctor Daer, Carlos Acuña y el grupo de los “gordos” e “independientes” y los pedidos de medida de fuerza de este espacio son cada vez más notables. Mientras los primeros “enfrían” la posibilidad de un paro hasta que pase el Mundial de Fútbol, en el #21F crecen las chances. Para la CTA, una medida de carácter general debe incluir a la mayoría de la central obrera. “Honestamente, podemos convocar las dos CTA a un paro, pero para que se sienta deben estar todos los gremios cegetistas. Si no sería un paro de estatales. Por eso debemos buscar fortalecer los grupos que siguen este camino”, concluyó uno de los dirigentes consultados.

También podría interesarte

Hugo Moyano: “Con el gobierno anterior no había estas necesidades”

El líder de Camioneros apuntó contra Mauricio Macri “por endeudar al país”, y pidió que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *