01 de Diciembre
de 2022
Fuera de Megáfono.

Compulsa en el subte: un paso histórico que pone en discusión el modelo sindical argentino

17. 11. 2015

La semana pasada los metrodelegados se quedaron con la personería gremial en el sector, luego de un largo proceso de lucha. Ahora serán los encargados de representar a los trabajadores del subte. La UTA amenaza con paros, y mantendrá su estrategia de judicialización. En Trabajo no cree que haya “efecto contagio” en el futuro gobierno.

Luego de más de 15 años de trabajo, los metrodelegados dieron un paso histórico, y se quedaron con la personería gremial en el subte. El jueves pasado firmaron el acta que le entrega entre otras cuestiones la capacidad de negociar paritarias, ya que la UTA no se presentó a la audiencia en trabajo. El cambio de manos de la personería abre una nueva etapa, no sólo en el subte sino en el movimiento obrero argentino, en tiempos donde el unicato sindical –un gremio por rama –parecía garantizado en el futuro. La compulsa terminó por abrir un gran interrogante en la dirigencia tradicional, y se esperan medidas de fuerza en el corto tiempo. Duras críticas a la gestión de Carlos Tomada por la resolución de la situación.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) logró quedarse con la exclusividad de representación del sector, según marca la Ley de Asociaciones Sindicales, un proceso que comenzó su etapa final a fines del año pasado, cuando se habilitó la compulsa, el mecanismo para dirimir estas cuestiones. El jueves pasado, los gremios debían llevar la cantidad de afiliados que cada uno tiene, y quien supere a su contrincante en un 10 por ciento del total, se queda con la personería. Si bien la UTA no se presentó –mantendrá su estrategia de judicializar el tema –los metrodelegados eran optimistas respecto a ese punto. Desde el gremio adelantaron que tienen al menos “el doble de afiliados de la UTA”. De los tres mil trabajadores, afirmaron a Gestión Sindical, tiene censados “cerca de 1.800 o 2 mil, contra 800 o mil” del gremio rival.

A la hora de firmar la personería, los dirigentes Roberto Pianelli y Néstor Segovia se mostraron eufóricos, y tuvieron palabras de elogio al gobierno nacional. Pese a esto, reconocieron que muchos funcionarios de trabajo “agacharon la cabeza al vernos entrar al Ministerio”. “En vez de saludarnos y felicitarnos se fueron con la cabeza gacha, es una pena”, reconocieron los dirigentes durante la conferencia de prensa improvisada, donde analizaron el avance. Ahora, deberán esperar la firma de Tomada, y de la apelación de la UTA, lo que puede retrasar el tramo final de la disputa.

Desde la UTA, si antes de la audiencia se mostraron cautos, luego de consumado el traspaso la tensión aumento. En el entorno de Roberto Fernández, el histórico dirigente de los colectiveros, aseguran que “podrían realizarse medidas de fuerza”. Antes del jueves, desde la UTA afirmaron que “dejaremos que la justicia decida”, pero una vez consumado el cambio, la cosa cambió. “Es una vergüenza, vamos a recurrir a todas las medidas que estén a nuestro alcance”, le dijo a Gestión Sindical una fuente del gremio automotor. Esto incluye paros que podrían interrumpir el servicio en cualquiera de las líneas porteñas.

En el entorno de Fernández, vinculan el fallo al ministro Tomada, y a la cantidad de gremios que se formaron en los últimos años. “Parece que busca trabajo el ministro” ironizó la misma fuente, que recordó que en 12 años se gestión, Tomada autorizó la creación de más de 650 nuevos sindicatos, pero ninguno con personería gremial. La compulsa en el subte puede abrir una nueva etapa en el sector, en especial en cuanto al modelo del unicato. Si bien como reconocen la mayoría de los sindicatos Tomada no es adepto a firmar nuevas personerías, en los últimos meses se dieron pasos importantes en este sentido. Un cambio de actitud que algunos creen es para dejar “el ministerio un poco más ordenado”.

Pero los gremios que como metrodelegados que esperan reconocimiento no son demasiados optimistas sobre el panorama que se abre. Desde la cartera laboral aseguran que “esto será más una excepción que una regla”, incluso cuando cambie el gobierno. “Daniel Scioli ya avisó a la CGT que no toca el unicato, y Macri no creo que vaya a meterse con eso de entrada, así que no vemos un cambio de tendencia”, le confesó un funcionario de Trabajo a Gestión Sindical.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales