21 de Junio
de 2024
Actualidad.

Bullrich vs. CGT, nuevo round: la ministra de Seguridad, la más beligerante contra el paro general

09. 05. 2024

Desde temprano, Patricia Bullrich denunció ataques y arengó a la gente para que fuera a trabajar. Luis Caputo, otro de los funcionarios que se expresaron en redes.

La posición del Gobierno ante el paro general fue previsible, sin fisuras y mostrando que la relación con la CGT está en su peor momento y sin puntos de contacto, contra lo que intentó exhibir antes de la media sanción de la Ley Ómnibus en la Cámara de Diputados. En ese contexto, como suele ocurrir, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, fue quien más abiertamente expresó su disgusto.

Las voces del oficialismo que se expresaron sobre la medida de fuerza fueron varias: las de Javier Milei, Bullrich y Luis Caputo fueron las más importantes. Y desde bien temprano, la ministra arengó a los trabajadores impulsándolos a romper el paro de la CGT y concurrir a sus lugares de trabajo.

El trasfondo de la situación

Por lo bajo, en La Libertad Avanza reconocen que no saben qué hoja de ruta implementar ante los reclamos sindicales puesto que, atados a su rígida hoja de ruta, ya no encuentran instancias de diálogo.

El primer mensaje oficial contra la medida de fuerza fue el de la ministra de Seguridad, alguien que también en privado y ante sus allegados denuesta a todos los líderes sindicales de la calle Azopardo y los acusa de “vagos”.

La rápida diatriba de Bullrich contra el paro fue en el tono extremo que utiliza habitualmente. «Las fuerzas de seguridad no paran porque saben que tu vida corre peligro (sic). Si todos razonamos así, cada actividad es esencial. Por eso, hoy no paremos», arengó a través de su cuenta de X.

“Hay que ir a fondo contra ellos, no podemos bajar los brazos”, suele decir Patricia Bullrich cuando la consultan sobre el movimiento obrero que domina la escena. Es una posición que comparten compañeros de elenco pero que, a diferencia de la ministra, no se animan a expresar en público.

Hay un tema de fondo y que ilustra la relación entre las partes: la administración libertaria, tras el encuentro mantenido con los popes de la calle Azopardo en Casa Rosada hace tres semanas, no generó nuevos puentes de contacto y tampoco coincidencias.

LA CGT Y LAS CTA TRAS LA REUNIÓN CON SENADORES: CONFIANZA EN QUE LA LEY ÓMNIBUS NO SALGA, PERO NO ABSOLUTA

Después de eso, la relación se deterioró aún más con el Gobierno impulsando una reforma laboral sin consulta previa a la CGT -y dejando trascender algún viso de acuerdo que rápidamente desmintieron desde la conducción obrera- y el regreso del Impuesto a las Ganancias de la cuarta categoría, dos ejes que la central no está dispuesto a aceptar.

Las arengas de Bullrich

Bien temprano, Patricia Bullrich difundió la línea telefónica para denunciar presiones sindicales. “Arrancó la mafia. No dejemos que rompan todo lo que estamos logrando. Nosotros vamos a cuidar a todos los que vayan a trabajar. Llamá al 134 y denunciá», fue el mensaje en las primeras horas del paro general de la CGT.

Bullrich, paro general, estación Constitución
Constitución amaneció desierta. Después, y desde temprano, Bullrich intentó contrarrestar el acatamiento al paro.

“Desde las 4 de la mañana, la Secretaría de Transporte y el Ministerio de Seguridad estamos trabajando para que todo aquel que quiera trabajar lo pueda hacer”, sentenció Bullrich en declaraciones radiales.

También habló, sin referirse a los trabajadores pero sí a las empresas, de «muchísimas líneas de colectivos que quieren trabajar».

PARO GENERAL: LA MEDIDA SE SIENTE CON FUERZA EN TODO EL PAÍS Y ATE HABLA DE UN ACATAMIENTO DEL 97%

«Ya hemos visto actos mafiosos: migueletes (sic), rotura de vidrios de colectivos que quieren trabajar, bloqueos a empresas”, expresó.

La funcionaria pidió no sumarse a la medida de fuerza y tras el eslogan «hoy no paremos»; insistió: «El alumno sin el maestro pierde futuro. El paciente sin el médico puede tener consecuencias graves».

El solidario Caputo

El ministro de Economía, Luis Caputo, se solidarizó con los trabajadores que perderán el presentismo por no poder acudir a prestar servicios a causa del paro convocado por las centrales obreras.

“Mi solidaridad para con todos los trabajadores que no pueden hoy ir a su trabajo y cobrarán menos a fin de mes, producto de este paro”, señaló el ministro a través de su cuenta de X, extrañamente, 24 horas después de que el vocero presidencial Manuel Adorni advirtió que el Estado les descontaría el día a quienes no fueran a trabajar.

En el posteo, el ministro añadió: “Siento que el sindicalismo está cada vez más alejado de la realidad”.

Caputo opinó que “la gente ya abrió los ojos y tiene claro que de este desastre solo se sale con esfuerzo y sacrificio, no malgastando la plata de los contribuyentes o imprimiendo pesos para que cada vez valgan menos”.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales