viernes 22 de noviembre de 2019
Inicio / Actualidad / Aumenta la tensión social: gremios y movimientos populares temen una “escalada represiva”

Aumenta la tensión social: gremios y movimientos populares temen una “escalada represiva”

Aseguran que a medida que crezca la protesta sindical y social, los operativos de seguridad sean “más violentos”. Este miércoles la Policía de la Ciudad reprimió a estatales porteños que pedían la apertura de paritarias. En tanto, la dirigencia social asegura que “de este gobierno se puede esperar cualquier cosa”, y apuntan a la figura de patricia Bullrich como responsable del accionar policial.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Con un monumental operativo de seguridad, la Policía de la Ciudad intentó impedir esta mañana una protesta de los estatales de Capital Federal, que se nuclearon frente a la secretaría de Trabajo para pedir la reapertura de su paritaria. Pero personal policial obligó a los manifestantes a correrse de su lugar, y luego de una tensa negociación avanzó contra los trabajadores. Con gas pimienta y palazos, lograron correr las columnas, y terminaron reprimiendo una protesta pacífica.

Este nuevo hecho de violencia se suma a una larga lista protagonizada por la flamante fuerza que comanda Diego Santillo, a cargo de la seguridad porteña, y que responde al jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, en el marco de un aumento del clima represivo. Ante esto, gremios y movimientos sociales advierten que a medida que empeoren las condiciones económicas habrá más tensión, y reclaman que la represión “no sea la única respuesta” de los distintos gobierno.

Este miércoles, movimientos sociales protestaron en todo el país, y hubo escenas similares a las que se vivieron en Capital Federal en especial en Puente Pueyrredón, donde otro impresionante operativo, esta vez a cargo de Prefectura Naval impidió el corte del ese punto que une Avellaneda con Capital Federal.

La escalada represiva es un tema que preocupa a la dirigencia, tanto gremial como social, que vienen sufriendo el ataque de la policía en distintas manifestaciones. Ya en las masivas protestas contra el presupuesto 2019 e incluso antes cuando se movilizó contra la reforma laboral, los operativos de seguridad fueron duramente cuestionados, por la extrema violencia y la detención de personas “al voleo”.

Además, el gremio SIPREBA denunció el ataque a trabajadores de prensa que realizan la cobertura de estas protestas, que incluyó la detención de dos fotógrafos en la represión al “cuadernazo” de hace unas semanas.

“El conflicto gremial y social se va a profundizar”, aseguró Juan Manuel Sueiro, secretario Adjunto de ATE Capital Federal, que encabezó la jornada “El salario no alcanza”, para pedir la reapertura de paritarias. Sobre el ataque policial, Sueiro le confirmó a Gestión Sindical que en la jornada de esta mañana “tuvimos compañeros heridos y gaseados, en un acto de irresponsabilidad política del gobierno de la Ciudad y su policía”.

Entre los heridos, se encuentra el delegado general del Ministerio de Educación nacional Rodrigo Recalde, quien fue “brutalmente agredido por la Policía de la Ciudad”.

La excusa que vienen usando desde los organismos de seguridad es la idea de “libre circulación”, y la orden que se baja desde la conducción política –nacional, provincial y porteña –es que no haya corte total del tránsito. “Nosotros estábamos protestando de manera pacífica, dejando un carril de la calle abierto, la llegada de la policía fue una provocación”, desmintió Sueiro sobre el ataque que sufrieron los estatales este miércoles por la mañana.

El reclamo era para que la secretaría de Modernización reabra la paritaria, y aplique la cláusula gatillo acordada. La misma se debía ejecutar en febrero, pero no hubo convocatoria. El tema salarial sigue siendo junto con el cierre de unidades laborales el principal factor de conflictividad, que con el correr del año puede intensificar las protestas, y la respuesta violenta.

“El deterioro salarial de los estatales y los asalariados en general se profundiza, y con eso el malestar. Si la respuesta son los palos, vamos mal”, se quejó Sueiro.

Casi al mismo tiempo que se producía la represión a los estatales, en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires los movimientos sociales realizaban una jornada nacional de lucha, junto con sectores sindicales, como la CTA Autónoma.

La misma estuvo llamada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie, Frente Darío Santillán, MTD Aníbal Verón y Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

El reclamo de la declaración de la “emergencia alimentaria” y una mejora de la ayuda social se extendió en todo el país, y se levantó cerca del mediodía cuando el Ministerio de Desarrollo Social convocó a una reunión de negociación.

Antes, durante los intento de corte en Puente Pueyrredón, bajada de la autopista de La Plata y en el cruce de la avenida Panamericana y 197, la policía desplegó fuertes operativos, lo que generó tensión y marcó otra vez la intención de resolver la protesta a través de la represión. “Hay un posicionamiento más represivo, a partir de la postura de la ministra de Seguridad Patricia) Bulrrich, sostuvo el vocero del MTD Aníbal Verón Juan Pablo Nocelli.

Para el dirigente social “una cosa es salir a reprimir manifestaciones chicas, y otras las masivas”, como las de esta jornada.

Si bien es cierto que hasta el momento el accionar policial apunta a actividades no tan grandes, lo que sucedió durante la reforma laboral es un llamado de atención. “De este gobierno se puede esperar cualquier cosa”, reconoció Nocelli, en diálogo con Gestión Sindical.

“Si tienen un poquito de coherencia no aumentarán la represión, porque se van a terminan de enterrar. Si las movilizaciones son masivas confrontar es peligroso, y el propio gobierno tiene miedo de terminar con un muerto, esa situación condiciona”, concluyó el dirigente social.

La actividad de este miércoles contó con el apoyo de gremios, como la CTA Autónoma, e incluyó ollas populares en los principales cortes, unos 100 en todo el país. Cerca del mediodía, el Ministerio de Desarrollo Social llamó a una reunión a las entidades, para la semana próxima, lo que hizo que una asamblea levantara los cortes, daño por concluida la jornada, aunque el conflicto sigue latente.

También podría interesarte

A cinco años de su aprobación, más de la mitad de los intendentes no adhirieron a la ley de paritarias bonaerenses

Lo denunció la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo), que adelantó que podría denunciar a …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *