15 de Octubre
de 2021
Actualidad.

Alertan que el proyecto de cambiar las indemnizaciones generará «menor estabilidad en el empleo»

08. 10. 2021

El centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores sostuvo que la iniciativa de Lousteau tendrá un efecto «disciplinador» para los asalariados.

El Centro CIFRA aseguró que de aprobarse el proyecto opositor para crear un fondo de que reemplace las actuales indemnizaciones, la principal consecuencia será la «menor estabilidad en el empleo». La entidad de la CTA de los Trabajadores afirmó que la propuesta del senador Martín Lousteau tendrán un «efecto disciplinador» entre los asalariados y que, lejos de generar más empleo como afirman sus promotores, tendrá un efecto negativo en el mercado laboral.

La propuesta ya está en el Congreso, y gana terreno luego de la victoria de Juntos por el Cambio en las PASO. Los gremios, empezando por la CGT, prometen resistir su implementación.

El Centro CIFRA analizó la propuesta del senador Lousteau, que busca reemplazar las actuales indemnizaciones por un «Fondo nacional de cese laboral», similar al que rige en el sindicato de la construcción de la UOCRA.

LAS DOS FRACCIONES DE LA CTA ENDURECEN POSTURAS CONTRA LOS CAMBIOS EN LAS INDEMNIZACIONES

«Esta medida sin dudas implicaría una menor estabilidad en el empleo, ya que el costo disuasorio de un despido desaparecería», destacó el texto de CIFRA, al que tuvo acceso Gestión Sindical. Además, insiste: «Lla amenaza del desempleo se volvería un recurso más concreto frente a cualquier reclamo. En síntesis, menos estabilidad y mayor disciplinamiento».

Uno de los argumentos de la oposición es que esta reforma generará mayor empleo, algo que genera dudas en la entidad. «La propia experiencia argentina ha mostrado que la flexibilización del mercado laboral y la reducción de costos laborales no provocan que el empleo se incremente», dijeron.

Que establece el proyecto

La propuesta del legislador opositor, que cuenta con el aval de su fuerza y las cámaras patronales, plantea un reemplazo de la obligación de pagar una indemnización en caso de despido sin causa, por el aporte a un «Fondo de cese laboral que asumiría tal obligación», aunque con una indemnización «recortada, ya que se reduce la base de cálculo y se elimina el preaviso», según el análisis de CIFRA.

Este fondo, dice le proyecto de Lousteau, tiene como fin «garantizar la acreencia de las y los trabajadores al momento de producirse la extinción del vínculo laboral y reconocer derechos adicionales a otros modos de extinción del vínculo».

El trabajo de la CTA de los Trabajadores afirmó que los argumentos del proyecto son «escasos e incompletos». Los mismos, reflejados en la propuesta de Lousteau, plantean que «existe una imperiosa necesidad de modernizar el sistema laboral argentino para garantizar mejoras a ambas partes de la relación laboral».

Para esto, se establece un máximo para el aporte patronal del 12 por ciento sobre las remuneraciones para el primer año de una relación laboral y del 8 por ciento para los subsiguientes.

«Se trata de un porcentaje significativo, que para las y los empresarios representa un costo igual o mayor al de una indemnización (un mes de salario por año trabajado equivale al 7,7 por ciento sobre el salario anual)», recalcó la CTA de los Trabajadores.

Como atractivo para los trabajadores, afirma CIFRA, se vislumbra «la posibilidad de percibir una suma de ese fondo ante situaciones de finalización de un vínculo laboral que no sean el despido sin causa». De todos modos, «en relación con este tema la redacción del proyecto es por demás ambigua, sin que se especifiquen dichas situaciones ni cómo se instrumentarían».

El rechazo gremial

Apenas el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta anunció el proyecto, la preocupación de los gremios por la propuesta quedó plasmada en varios documentos y declaraciones públicas, comenzando por la CGT, que prometió ponerse al frente de la lucha contra la iniciativa.

En el Confederal de la central obrera, que sesionó en septiembre preparando las elecciones de autoridades, se dejó establecida este rechazo.

«Los adversarios de los trabajadores nunca descansan, ya que cuando llegan al Gobierno por la fuerza o los votos siempre procuran atomizar el modelo sindical, fragmentar la negociación colectiva y desfinanciar a la seguridad social», afirmó el documento final.

Además, la Corriente Federal se expresó en este sentido, y la propia CTA de los Trabajadores emitió un duro documento donde rechaza la “flexiseguridad”.

LA CGT CRUZÓ AL PRO POR LAS INDEMNIZACIONES: «SU OBJETIVO ES QUE EL DESPIDO SEA GRATUITO»

En el entorno de la CGT, si bien insisten en sostener su rechazo, admiten que la derrota del oficialismo en las elecciones podría acelerar los tiempos de esta propuesta, y hay alarma. Incluso cerca del titular de la central obrera, Héctor Daer, temen que los votos puedan más que la acción sindical.

«Fue un triunfo muy importante, diciendo que van a sacar las indemnizaciones, si vuelven a ganar no hay razón para no hacerlo», le dijo a Gestión Sindical un dirigente muy cercano a Daer, que asegura que la cúpula de la CGT está «muy preocupada». «Será tema central de la nueva conducción», agregó el mismo dirigente.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales