Miércoles 24 de enero de 2018
Inicio / Actualidad / Protesta del transporte: los gremios paralizaron la actividad y ya piensan en un paro total
parodic

Protesta del transporte: los gremios paralizaron la actividad y ya piensan en un paro total

Se llevó a cabo la jornada de asambleas, que dificultó el servicio de trenes, subtes, colectivos y otros medios. Es para que se elimine el Impuesto a las Ganancias al sector, como se había prometido en campaña. “Nadie quiere un paro, pero si no nos escuchan vamos camino a eso”, admitieron desde la dirigencia. Reuniones para tratar de consensuar una reforma menos radical que la planteada por la oposición.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Las largas colas fueron las postales más vistas en los principales puntos de la zona metropolitana, donde miles de personas buscaron en la mañana del lunes poder viajar, en medio de las asambleas realizadas por los gremios del transporte, que generaron inconvenientes en los servicios. Colectivos, trenes, aviones, subtes y otros medios se vieron interrumpidos desde las primeras horas del día hasta entrado el mediodía, como parte del reclamo de la poderosa Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que reclama la eliminación del Impuesto a las Ganancias para el sector. La medida se dio en medio de las negociaciones que llevan adelante funcionarios y dirigentes de la CGT, para consensuar un proyecto que pueda aprobarse en el Senado. Por el momento, el sector transportista es el más radical en su reclamo, y ratificaron que ni el proyecto del Frente Renovador contempla sus necesidades. La jornada de protesta dejo al descubierto las diferencias entre la CATT y el triunvirato conductos, que mantiene su postura dialoguista. En el verano, anticipan, podrían volver las protestas si no hay una respuesta acorde.

Los primeros servicios en paralizarse esta mañana fueron los colectivos, que a las cinco de la mañana dejaron de circular, y reanudaron sus tareas cerca de las siete. En el resto de los sectores, las asambleas informativas duraron hasta el mediodía, y entrada la tarde todavía había frecuencias especiales, como sucedió en los trenes y el subte. En tanto, las líneas aéreas suspendieron y reprogramaron sus vuelos matutinos, ante la participación de varios gremios del sector en la jornada de protesta. Los problemas al viajar generaron malestar en la ciudadanía, que sufrió los problemas para trasladarse. En el conurbano, las estaciones de trenes estuvieron desiertas, y los colectivos apenas comenzaron a circular se abarrotaron de pasajeros Hasta la tarde las frecuencias todavía fueron más espaciosas de lo común, y recién se normalizaron cerca de la noche.

“Nadie quiere un paro de transporte, sabemos que puede ser perjudicial para el país, pero si no nos escuchan vamos camino a eso”, le dijo a Gestión Sindical un dirigente de la CATT, que evaluó la jornada “como muy positiva”. Durante las asambleas, se habló de los proyectos que lanzaron tanto el oficialismo como la oposición, y que hoy se buscan consensuar en reuniones febriles. “No están a la altura de las necesidades del sector, no alcanza con que el medio aguinaldo o los viáticos no paguen Ganancias, necesitamos una solución de fondo”, agregó el mismo dirigente. Hasta ahora, horas extras, viáticos y otros adicionales que forman parte del salario de los gremios del transporte –y que por trabajar días feriados suelen ser muy elevados –tributaba el impuesto. “Un trabajador paga dos veces la carga impositiva, cuando paga un servicio –hotel, comida –y cuando después paga Ganancias. Es una locura”, sintetizó el dirigente consultado.

A lo largo del día, los principales referentes de la CATT estuvieron en diversas asambleas, y mostraron su tono crítico, tanto por el proyecto que busca aprobar el gobierno como por el manejo que se hace desde la oposición. “El impuesto al salario no debería estar contemplado, porque además es violatorio del contrato electoral: todas las fuerzas políticas, no únicamente Macri, dijeron en su campaña que iban eliminar este impuesto distorsivo”, sostuvo el titular de la CATT e integrante del triunvirato de la CGT, Juan Carlos Schmid, quien encabezó junto a Pablo Moyano una de las asambleas por la mañana. El dirigente recordó que “a un año del gobierno, esto no se ha tocado, y en forma desprolija, tarde y mal, se ha presentado al final del año”.

Por su parte, Juan hablo Brey, secretario general de Aeronavegantes, remarcó que “nosotros venimos ya hace un año pidiéndole al gobierno que exima del impuesto a las Ganancias los viáticos, las horas extras, los feriados, ya que los trabajadores del transporte contamos con condiciones especiales, por eso es que también tenemos sueldos superiores al promedio”. Por su parte, la Juventud Sindical respaldó la iniciativa, y rescató “la coherencia” de la CATT en reclamar “desde hace varios años” por el tema. “Esta administración no sólo no solucionó el problema, sino que hoy pagan muchísimos más trabajadores que el año pasado. Mientras tanto sectores del capital concentrado vieron reducidas o directamente eliminadas sus obligaciones fiscales”, criticaron desde este espacio.

Dentro de la propia CATT existen dos posturas respecto a cómo seguir adelante. Un espacio quiere profundizar las medidas, y ya comenzaron a hablar de un paro nacional, como aquellos realizados a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Otros son más propensos al diálogo con el gobierno, y rescatan la “actitud de diálogo” del presidente Macri. “El presidente tuvo la voluntad de poner el tema en debate, nos guste o no. Hay mucha presión tributaria sobre los salarios, y hay que corregirlo. Hasta ahora, los trabajadores con nuestro esfuerzo sostenemos el aumento del gasto, que es notable”, analizó otro dirigente del transporte, que prefiere mantener en “buenos términos” el diálogo con el oficialismo.

Hasta septiembre de 2016, 557.584 personas trabajaban en actividades de transporte, almacenamiento y comunicación, de acuerdo con los últimos datos oficiales del Ministerio de Trabajo de la Nación. No hay información oficial publicada en forma más específica, pero un cálculo realizado en 2012 concluyó que el transporte de pasajeros contaba con 140 mil empleados. Si a eso se suman los camioneros y gremios afines (160 mil empleados), se llegaba a un total de 300 mil empleados. Aunque no hay datos oficiales desagregados sobre cuántos trabajadores de cada rubro pagan el impuesto a las Ganancias, según estimaciones elaboradas por el Frente Renovador hay casi 190 mil empleados de los Servicios de Transporte y Almacenamiento alcanzados por el tributo. Se trata del tercer grupo en cuanto a trabajadores que pagan Ganancias, después de la Industria y la Administración Pública, y representan un 12 por ciento de los 1,6 millones de empleados alcanzados por el impuesto.

Mediabit

También podría interesarte

sanisidro

Salta: cerró el ingenio azucarero más antiguo de la Argentina y despidió a 730 trabajadores

El Grupo Gloria, la empresa de capitales peruanos que desde 2011 controlaba el ingenio, dijo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *