domingo 22 de abril de 2018
Inicio / Actualidad / Críticas de los gremios estatales al presupuesto de Vidal: “Trae más ajuste y endeudamiento”

Críticas de los gremios estatales al presupuesto de Vidal: “Trae más ajuste y endeudamiento”

Médicos, empleados administrativos y otros sectores trabajadores de la gobernación bonaerense rechazaron el proyecto aprobado esta semana por la legislatura. Afirman que las partidas sociales están a nivel de 2015, y no tiene previsto una suba salarial para los trabajadores. “Hay disminución en términos reales de las partidas sociales, y aumento de las partidas que implican endeudamiento”, denuncian. Además, los docentes mostraron su malestar por la falta de convocatoria como prometió Vidal.

Diego Lanese / Especial para gestión Sindical

Con el apoyo de buena parte de los bloques políticos, el gobierno de María Eugenia Vidal logró esta semana la aprobación del proyecto de presupuesto 2018, que incluye una proyección de gastos de 630 mil millones de pesos de gastos corrientes, además de autorizar un endeudamiento de 85 mil millones de pesos. En medio de las negociaciones por la restitución del Fondo del Coburbano –que se logró este jueves, y que llevará unos 40 mil millones de pesos extra a las arcas bonaerenses –la gobernadora logró un tratamiento “exprés” que le permite pensar una segunda mitad de gestión menos conflictiva. Pero la composición de la proyección de gastos fue criticado por varios gremios estatales, que ven en esta estructura una situación compleja para áreas vulnerables, como educación y salud. “Es un presupuesto de ajuste”, lanzaron los sindicatos, que alertaron por los altos niveles de endeudamiento y la baja en la participación de los sectores sociales. Con esos números, argumentan, está por debajo a los niveles que dejó el ex gobernador Daniel Scioli. Los médicos aseguran que los fondos asignados al área “profundizarán la crisis sanitaria”. Malestar docente por la falta de convocatoria a la paritaria.

Los gremios estatales venían alertando de los problemas que traerá la aprobación del presupuesto proyectado por el gobierno de Vidal. Rápidamente, el martes pasado la legislatura dio el visto bueno, un fuerte respaldo para Vidal, y una mala noticia para muchos trabajadores del Estado. “Lamentablemente, una amplia mayoría de legisladores oficialistas y opositores aprobaron con ‘mano de yeso’ este presupuesto que mantiene una bajísima inversión del Estado en cuestiones que hacen al bienestar de la población de la provincia de Buenos Aires”, sostuvo el secretario General de CICOP, Guillermo Pacagnini. Consultado por Gestión Sindical, el dirigente agregó que “sigue siendo un presupuesto de ajuste en términos generales, hay disminución en términos reales de las partidas sociales, y aumento de las partidas que implican endeudamiento externo, sigue la tónica del año pasado”. “La ecuación de menores partidas sociales y aumento del endeudamiento traerá un crecimiento de la pobreza y la miseria”, dijo Pacagnini.

En tanto, desde el gremio ATE también criticaron los números aprobados por la legislatura, y remarcaron la desfinanciación que existe en áreas claves. “Ni educación ni salud están en los niveles de la anterior gestión, de Daniel Scioli, que nosotros ya criticábamos mucho, por eso decimos que es un presupuesto de más ajuste y más endeudamiento”, remarcaron fuentes del sindicato estatales, ante la consulta de Gestión Sindical. En su análisis, ATE alerta sobre la posibilidad de “despidos masivos”, ya que el presupuesto aprobado trae reducción en el personal de planta permanente. “Hubo una mejora en la participación de las partidas sociales respecto a este año, pero a niveles de 2015, con la anterior gestión. Es decir que se trata de una suba para recuperar lo perdido”, analizaron las fuentes estatales.

Como ejemplo, se puede ver que del total del presupuesto, un 6,3 por ciento está destinado al sistema de salud, una mejora si se lo compara con los 5,6 de este año, pero lejos de mejorar los niveles de antes del 2015. “Es una mejora despreciable, y a eso hay que agregarle la sub-ejecución de los fondos actuales, hay varios programas que sospechamos no utilizaron sus recursos”, remarcó Pacagnini. Desde CICOP pusieron como ejemplo de esto el Programa Provincial de Control del Cáncer, que tuvo una ejecución presupuestaria del 17 por ciento en 2017. “Eso lo tenemos documentado. Para el año que viene hay recursos por 39 mil millones, lo que va a seguir agravando la situación del déficit de recursos humanos, por eso este año no están cumpliendo con los acuerdos paritarios en todo lo que tiene que ver con pase a planta de becarios y nombramientos de personal nuevo”, dijo el dirigente sindical. “Con bajo presupuesto, con una política general de ajuste y encima con una gestión en crisis política permanente, los que pagan los platos rotos son los trabajadores y los pacientes que se deben atender en el sector público”, destacó.

Otro punto que preocupa a los gremios es la ausencia de pauta salarial para el 2018. En el proyecto aprobado por la legislatura, no hay indicios de cuánto será la pauta salarial, aunque públicamente algunos funcionarios ya hablaron de un 10 por ciento como base de la negociación. “Vemos con preocupación que el presupuesto aprobado no tenga una pauta salarial establecida. Ha trascendido que la idea del gobierno es dar un 10 por ciento, lo que es un aumento claramente a la baja”, subrayó Pacagnini, que además alertó que esta idea creará “un escenario de conflicto para el conjunto de los estatales, y en salud implica un dato duro de la crisis sanitaria que tenemos ahora”.

Por su parte, además de cuestionar los números proyectados por el gobierno, en el sector docente hay bronca por la falta de convocatoria a la paritaria, que semanas atrás la propia gobernadora dijo que iniciaría el mes de noviembre. “Hicieron el anuncio para la campaña, sin ninguna intención de iniciar las conversaciones realmente”, se quejó un dirigente del gremio mayoritario SUTEBA, en diálogo con Gestión Sindical. Si bien admitió que hubo encuentros “menores” de alguna de las mesas técnicas, nada se habló hasta ahora del tema salarial, que suele ser el impedimento mayor para el inicio normal de clases. “Volvieron a usar el tema docente políticamente. Dicen que quieren iniciar la discusión pero no nos llaman, ni hay en el presupuesto partidas para subas salariales. Esperemos equivocarnos, pero vamos a tener otro inicio de cases complicado”, concluyó la misma fuente.

Mediabit

También podría interesarte

Moyano dijo que Macri “no” es su “enemigo”, pero señaló que “el Gobierno es vengativo”

“Nunca fui enemigo de él (de Macri), ni él fue enemigo mío”, dijo el líder …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *