29 de Junio
de 2022
Actualidad.

Se revisará el impuesto a las Ganancias

28. 03. 2016

Esta semana en el Congreso intentarán consensuar un proyecto para cambiar las escalas de Ganancias y el mínimo no imponible

Este miércoles las CGT de Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo y la CTA de Pablo Micheli concurrirán al Congreso para reunirse con diputados massistas, del FPV y PJ. La intención es unificar las decenas de proyectos que buscan elevar el mínimo imponible de Ganancias y, sobre todo, modificar sus escalas, pese a la intención del Gobierno de posponer esa discusión.

Con ese escenario instalado, Sergio Massa intentará presentar una serie de iniciativas para combatir la inflación.  El ex intendente de Tigre dice estar dispuesto a bajar su perfil en la discusión por Ganancias si con eso facilita la sanción de una ley. Pero en las últimas semanas puso a Graciela Camaño, Marco Lavagna, Héctor Daer y Facundo Moyano a articular proyectos propios y de otros bloques. También se reunió con Hugo Moyano y Micheli, con diputados del kirchnerismo duro, el PJ, el FAP y la UCR. Y prepara una campaña para resaltar que «el salario no es ganancia».

 

«Pasaron los primeros 100 días de gobierno, le dimos una mano a Macri con la ley de los holdouts y otras herramientas financieras, porque es cierto que no tenía un presupuesto propio, sino el que le había dejado el kirchnerismo. Pero si todo el programa de Cambiemos depende del endeudamiento, si todo pasa por lo macro y se olvida de los trabajadores, nosotros tenemos una agenda propia que cumplir», razonan en las huestes del tigrense.

«Ahora vamos a fondo con Ganancias, inflación y el 82% móvil para jubilados», le dijo Massa a los diputados que lo acompañaban en el despacho de Camaño, luego de la votación por los holdouts. En el aire sobrevolaban todavía las críticas que le había dedicado Macri en la entrevista con Luis Majul, donde lo tildó de ventajero y cortoplacista. «Que quede claro quién defiende a la gente», arengó a los suyos.

Pero la cada vez más difícil relación con el macrismo no es el único factor de riesgo para la discusión de Ganancias (y para la estrategia política de Massa). También están los gobernadores, que se oponen a tocar el impuesto, ya que eso reduciría la masa de recursos coparticipables. También varios de ellos recelan cada vez más del líder del FR.

«Ojo que nos ponemos a todos en contra», le advirtió Camaño a Massa en esa reunión. «Que asuman el costo. Forcemos ese escenario», fue la respuesta. Hablaba de los gobernadores, pero sobre todo de la Casa Rosada. Consultado por LA NACION, el diputado apeló a un giro menos áspero: «Si la discusión pasa por si la plata la deben tener los gobernadores o la gente, con su salario, estoy dispuesto a dar la discusión».

De todos modos, destacó que en el proyecto que Lavagna presentará esta semana se plantean alternativas para compensar la recaudación del Gobierno y la coparticipación a las provincias. Principalmente, a través otras dos banderas de campaña del FR: que la renta financiera pague impuestos y que vuelva a haber retenciones a la megaminería, entre otras medidas.

En el FR creen que el debate podrá iniciarse este mes y que sobran manos en todos los bloques para avanzar con la ley. Incluso, como esperan, si el Gobierno decide participar en la discusión, impulsando modificaciones que atenúen el impacto en las arcas públicas. La UCR ya le acercó una alternativa a Massa: que se modifiquen ahora las escalas del impuesto, pero que el mínimo no imponible se eleve progresivamente, en varios años.

El massismo propone elevar a $ 60.000 el mínimo no imponible. Si el acuerdo con Cambiemos y los gobernadores pasara por no tocar el mínimo actual ($ 18.880 para solteros y $ 25.000 para casados) o hacerlo de manera progresiva, el FR planteará aumentar las excepciones: por caso, que se puedan debitar los alquileres y que los jubilados queden exceptuados. A pedido de mandatarios patagónicos, también propondrán una escala especial en esa región, donde el promedio de los salarios es más alto.

Planteado así el escenario, Massa que se movió con el oficialismo en casi todas las discusiones del Congreso, aparecerá ahora del otro lado de la balanza. «Cambian los tiempos, ya no hay política monocorde», resumen cerca de Massa. Resta saber qué tan bajo está dispuesto a mantener su perfil en esta pelea

Fuente: La Nación

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales