17 de Junio
de 2024
Actualidad.

Pese a la recuperación del empleo, casi la mitad de los puestos laborales son precarios

30. 09. 2022

Según un informe, el 44% de los ocupados son informales o cuentapropistas. Mujeres y jóvenes, los más perjudicados.

La recuperación del empleo en el país luego de la pandemia «está siendo traccionada por puestos de trabajo informales y precarios», alertó un informe del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), entidad que forman un grupo de universidades públicas. El resultado de esta situación, afirmaron, es que casi la mitad de los puestos laborales «son precarios», lo que explica de alguna manera el malestar que crece en distintos salarios.

A la par que aumenta el porcentaje de estos trabajos de baja calidad, los salarios pierden ante el aumento de la inflación, lo que genera un contexto de tensión en el mercado de trabajo.

«Si bien la tasa de desocupación ha caído a un 7 por ciento la más baja en seis años, el mayor problema que afecta a los trabajadores en la actualidad tiene que ver con la caída en los ingresos y sus bajos salarios», destacaron desde el CEM, que describieron que las mujeres y los jóvenes son los más afectados por esta situación.

El trabajo del CEM, que forman profesionales de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo y la Universidad Nacional de Hurlingham, analizó el crecimiento del empleo y lo contrastó con la suba de la precarización.

Así, determinó que «el 44 por ciento de los ocupados en Argentina se desempeña en puestos de trabajo precarios». De este universo, «el 26 por ciento son asalariados informales y el 18 por ciento son cuentapropistas precarios o de subsistencia».

Estatales porteños multiplican conflictos y buscan complicar las aspiraciones de Rodríguez Larreta

«Entre los primeros trimestres de 2021 y 2022 la cantidad de trabajadores formales creció un 2 por ciento mientras que la cantidad de asalariados informales creció el 18 por ciento, pasando de 4.400.000 a 5.200.000 de ocupados», destacó el reporte, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

«En el marco de la recuperación económica post pandemia el mercado laboral presenta un crecimiento de las tasas de actividad y empleo, que se explican principalmente por el crecimiento del trabajo por cuenta propia precario durante 2021, y por un importante aumento del trabajo asalariado informal durante 2022. Aunque se evidencia un crecimiento del trabajo formal, este se da de forma más lenta y paulatina», analizó el CEM.

Esta situación se contrapone –y a la vez explican –los datos del INDEC, que informó que la desocupación se ubicó en una tasa del 6,9 por ciento, recuperando todo el empleo perdido por la crisis del Covid-19. El problema surge que, por su baja calidad, están muy retrasados respecto de la inflación. En este sentido, el CEM sostuvo que «la espiral inflacionaria opera como un freno para la recuperación del ingreso».

«Esto afecta principalmente a los trabajadores precarios, quienes al no estar cubiertos por la legislación laboral y, al no contar con cobertura sindical e instancias de negociación paritaria, no logran sostener sus niveles reales de ingresos”, prosiguió.

«La matriz productiva argentina muestra dificultades estructurales para generar empleo de calidad generalizado. Se hace indispensable el desarrollo de políticas públicas que aborden la cuestión principalmente en etapas de crecimiento económico como la actual», agregó el informe.


Ejemplos

La precarización afecta a empleados públicos y privados, de todo el país, que en muchos casos deben soportar menores salarios por igual tarea. Los cuentapropistas son fundamentalmente monotributistas, que tuvieron un verdadero boom en la última década, y explican los nuevos puestos de trabajo desde hace años.

Uno de los casos más preocupantes se da en el Estado nacional, donde hay miles en entidades y organismos con gran cantidad de estos empleados. Según le confirmaron a Gestión Sindical desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), en el hospital Posadas, por ejemplo, «el 90 por ciento de los trabajadores están con contratación precaria».

Los Bancarios cierran nueva paritaria y acumulan un aumento del 94,1% anual

En cuanto a los monotributistas, en varios organismos del Estado nacional se viene reclamando que termine este tipo de contratación, que genera diferencias salariales de importancia.

En el INDEC, por ejemplo, en su último informe de situación la Junta Interna de ATE recalcó que «la situación de los trabajadores monotributistas es inclusive peor que la de los dentro del convenio colectivo ya que, a la pérdida del poder adquisitivo general, se le debe sumar la no percepción de medios aguinaldos, presentismo y las exiguas sumas fijas que el gobierno otorga como paliativo».

Dónde y cómo

Volviendo al informe del CEM, se confirma que los sectores más damnificados por la precariedad laboral y los bajos ingresos «son las mujeres, los jóvenes de entre 18 y 24 años y los ocupados en las ramas de construcción, servicio doméstico, comercio y alojamiento y servicio de comidas».

En este sentido, el sector enfermería cumple con estas dos condiciones, según denunciaron reiteradamente desde la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE). La semana pasada, en el marco de un paro y movilización, leyeron un texto donde expresaron que sector, altamente feminizado, tiene indicadores muy alarmantes.

«Estamos por debajo de la canasta de pobreza que fija el INDEC y en un 50 por ciento o menos, del costo de la canasta familiar de casi 200 mil pesos por mes, también fijado por el INDEC«, denunciaron.

Además, expresaron que «una enfermería precarizada, súper-explotada y discriminada, es un ataque a todo el sistema de salud pública y afecta de conjunto el servicio a la comunidad, a nuestro pueblo, como derecho social».

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales