25 de Julio
de 2021
Informes Especiales.

Curados de espanto: la pandemia desnudó viejos y nuevos conflictos en el sistema sanitario

10. 07. 2021

Los trabajadores de la salud están en la primera línea de lucha contra el coronavirus, pero lo hacen en condiciones laborales cada vez más cuestionadas. La enfermería sigue reclamando reconocimiento. En el sector privado, la paritaria de la Sanidad ingresó en zona de conflicto.

Sólo en 2020, antes de que comience la vacunación contra el coronavirus, cerca de 70 mil integrantes del sistema de salud de la Argentina se contagiaron de Covid-19, y se volvieron el primer sector laboral afectado por la enfermedad, como era de esperarse. A partir de la inmunización, bajaron muchos los contagios en el sector, lo que generó un alivio, pero con el correr de la pandemia, que lleva más de 15 meses, quedaron al descubierto conflictos históricos y otros que fueron surgiendo en estos tiempos.

«La deuda es con los trabajadores», afirman gremios como la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), que intensificó el reclamo de sus gremios para lograr mejores condiciones laborales. Lo mismo sucede en la enfermería, donde el pedido de reconocimiento laboral se intensificó en este tiempo, donde el personal del sector fue exigido en sus tareas. En el sector privado, la falta de aumentos salarial para el personal de la Sanidad desnudó otra situación crítica, que en los próximos días puede terminar de complicarse.

Guiño del Gobierno a la CGT: modificó por decreto el sistema de libre elección de la obra social

La crisis laboral en el sistema salud afecta a profesionales y trabajadores, tanto en el sector público como privado. Las casi históricas demandas respecto a las condiciones de trabajo se sumaron a los desafíos impuestos por la pandemia, que dejaron al descubierto condiciones de precarización, bajos salarios y otras deudas.

Por estos temas y otros, esta semana la FESPROSA realizó una jornada de lucha de 48 horas, que finalizó este jueves con actos en todo el país. La actividad tuvo participación de 40 organizaciones en 20 provincias. «Se realizaron paros de actividades en Chaco y La Rioja, y concentraciones en Córdoba y Tucumán», informaron fuentes del gremio a Gestión Sindical.

La larga lista de reivindicaciones apunta a viejos reclamos, como la creación de una paritaria nacional de salud, que permita unificar los salarios de todos los médicos y profesionales, y nuevos pedidos que surgieron en este tiempo de pandemia, como la necesidad de descanso para el personal, a través de las llamadas “licencias por estrés”.

En este sentido, los reclamos del sector público en todo el país apuntan a las condiciones salariales y laborales, en un contexto donde la recarga de trabajo y las condiciones de estrés aumentan con los contagios. Esto hizo que hace un tiempo, cuando se dio la segunda ola de casos, se suspendieron las licencias de vacaciones, además de las implementadas por el Covid-19.

En esta jornada, además de las actividades en cada provincia, la FESPROSA dio a conocer una carta enviada a la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, para expresar «la honda preocupación que hay en el sector por la parálisis en las políticas públicas de protección a las y los trabajadores de salud».

Sanidad: El Gobierno suspendió la audiencia porque busca solucionar primero los problemas financieros de las prestadoras

«Hace cien días que carecemos de datos sobre el impacto del Covid en los mismos. Sabemos de trabajadores infectados e incluso fallecidos con las dos dosis de la vacuna aplicadas, pero carecemos de información oficial al respecto», señaló el texto. La federación, que representa a miles de trabajadores sanitarios en todo el país, afirmó que «a su vez, el instrumento creado por el parlamento nacional para la protección de los trabajadores de la salud por la Ley Silvio ha dejado de funcionar».

Se trata del llamado Comité Nacional de Gestión de Crisis (COE), que se reunió solo dos veces en 2021 y sus recomendaciones “no fueron tenidas en cuenta a la hora de elaborar políticas públicas”. “Estamos en vísperas de una nueva ola de la pandemia con equipos agotados, salarios devaluados y persistencia de la precarización laboral. Las y los 500 mil trabajadores de la salud pública necesitamos respuestas urgentes”, alertó la misiva.

Enfermería pelea por reconocimiento

Otro sector clave en la crisis generada por el coronavirus es la enfermería. La pandemia potenció un reclamo histórico de los trabajadores, que piden el reconocimiento profesional para quienes realizaron la licenciatura. En este sentido, la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) viene pidiendo que se incorpore a estos trabajadores al plantel profesional de la salud, lo que mejoraría significativamente sus salarios.

En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, un enfermero o enfermera cobra la mitad en el sistema público por esta discriminación. Ante esto, la ALE viene realizando distintas acciones para que el gobierno porteño incluya al sector en la ley 6.035. este jueves, la entidad se movilizó del Obelisco hasta la legislatura para entregar las firmas recolectadas que apoyan su reclamo, unas 10 mil, adhesiones en la primera etapa de la iniciativa popular.

“Entregamos este jueves las primeras 10 firmas de las 40 mil que nos pide la legislatura porteña para tatar la inclusión de enfermería a la ley de profesionales de la salud”, confirmó Carolina Cáceres, enfermera del hospital Tornú y referente de la ALE. En diálogo con Gestión Sindical, recalcó que se trata de “10 personas que nos apoyan, que saben que la enfermería es profesional, que estamos dando todo para luchar contra la pandemia en un contexto de precarización laboral muy profunda”.

En este sentido, Cáceres ratificó que “estamos ganado salarios miserables, sin licencias, no damos más”. Además, denunció que en el sistema de salud e CABA “hay muchos contratos precarios, monotributistas, e incluso despidos”. Por eso, la pelea de la ALE y otras entidades de enfermería, que se dan en la Ciudad de Buenos Aires y todo el país.

DESDE QUE COMENZÓ LA PANDEMIA MURIERON MÁS DE 200 INTEGRANTES DEL SECTOR DE ENFERMERÍA

La actual legislación pide unas 40 mil adhesiones para tratar cuestiones relacionadas con la ley. En el acto de entrega, recordaron que el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, alertó sobre «una tercera ola de contagios» a partir de la llegada de la variante Delta, lo que genera incertidumbre. Pese a esto, el reconocimiento al sector no llega. «No vamos a dejar de reclamar, de pelear hasta que la enfermería de todo el país cobre salarios por encima de la canasta básica, y que se respeten todos nuestros derechos», dijo Cáceres.

En este sentido, la ALE adelantó que participará la semana que viene de las medidas de fuerza que realizará todo el personal de salud el 13 de julio, y el 21 de este mes se hará «una gran movilización por los más de 200 compañeros y compañeras que fallecieron en la pandemia». Será un «siluetazo» para mostrar que existen severos problemas con el cobro de indemnizaciones y pensiones, como denuncian las familias. «Tenemos que pelearla hasta el final, hasta que nos reconozcan como profesionales y nos paguen el salario digno que merecemos», recalcó Cáceres.

Tensión en la Sanidad

En el sector privado, la situación no es distinta a la que se vive en todo el país. Uno de los conflictos latentes es el del personal de Sanidad en clínicas y sanatorios, que vienen reclamando por un aumento salarial para este año. La paritaria se encuentra trabada, luego que los prestadores de salud anunciaron que no pueden afrontar el pedido del gremio, si no les permiten aumentar las cuotas que les cobran a sus abonados.

En plena conciliación obligatoria, se suspendió este miércoles una audiencia en el Ministerio de Trabajo, lo que generó malestar. «Seguimos trabajando contra el coronavirus, sin descanso y con sueldo miserables, hay mucha bronca en el sector», adelantó un referente de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA), que le confirmó a Gestión Sindical que la semana que viene van a movilizarse pese a la conciliación obligatoria. «Vamos a ir al Ministerio de Trabajo para pedir que se resuelva nuestra situación», anticiparon.

Pese a la conciliación dictada por la cartera laboral, que en teoría no permite la realización de medidas de fuerza, desde la semana pasada en la provincia de Buenos Aires los trabajadores del sector hacen asambleas y actos, para mostrar su descontento.

Una vez suspendida la audiencia, varias seccionales del gremio que lidera el titular de la CGT Héctor Daer avanzaron en actos locales, algo que venía sucediendo durante la semana. Así, en la zona sur del conurbano bonaerense, el lunes hubo manifestaciones en Avellaneda, y al otro día en Lanús. El jueves, los trabajadores de la sanidad se concentraron en el centro de la localidad de Lomas de Zamora, para realizar un acto y exigir una recomposición salarial y mejores condiciones laborales.

“Hacemos actividades que no interrumpen la atención, estamos dentro de la ley, pero no podemos seguir callados mientras que hay compañeros que cobran sueldos tan bajos”, agregaron desde el gremio. Las posibles medidas de fuerza de la próxima semana serán definidas en las próximas horas por la dirigencia de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA).

Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales